¿Piel fina? La protección extra ayuda

La piel frágil o delgada que se desgarra fácilmente es un problema común en los adultos mayores. El envejecimiento, la exposición al sol y la genética influyen en el adelgazamiento de la piel. Ciertos medicamentos, como el uso prolongado de corticosteroides orales o tópicos, también pueden debilitar la piel y los vasos sanguíneos de la piel.

La piel delgada no es necesariamente un signo de una afección médica subyacente grave. Pero puede que te convenga consultar a un médico que pueda evaluar tu piel.

Para proteger la piel fina y prevenir desgarros y cortes, haz lo siguiente:

  • Usa camisas de manga larga, pantalones largos y sombreros de ala ancha. Considera usar dos capas para proteger los antebrazos cuando trabajes en el patio o el jardín, ya que son áreas comunes para lesiones menores en la piel. También puedes probar usar vendajes de gasa tubulares o enrollados.
  • Evita la exposición prolongada al sol.
  • Si debes estar afuera al sol, utiliza un protector solar de amplio espectro, resistente al agua y con un factor de protección solar (FPS) de al menos 30. Aplícate abundante cantidad de protector solar, y vuelve a aplicarlo cada dos horas, o con más frecuencia si nadas o transpiras.
  • Mantén la piel bien hidratada y protegida utilizando una buena crema hidratante, como Vanicream, CeraVe o Cetaphil.
  • Habla con tu médico sobre el tratamiento de la piel con vitamina A (retinol), que podría mejorar la capacidad de la piel para tolerar lesiones.

Last Updated Jul 29, 2021


© 2022 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use