Pomelo: Cuidado con las interacciones medicamentosas peligrosas

Sí. La toronja puede interferir en varios tipos de medicamentos con receta médica. También pueden hacerlo otros cítricos, como los pomelos, los tangelos y las naranjas amargas, que suelen utilizarse en mermeladas.

Mezclar toronja con algunos medicamentos puede causar problemas graves de salud. Si tomas medicamentos con receta médica, pregunta al profesional de la salud, como un médico o farmacéutico, si puedes comer toronja u otros productos cítricos mientras tomas los medicamentos.

Es posible que debas eliminar los productos de toronja de tu dieta. En la mayoría de los casos, no se puede tomar el medicamento a una hora distinta de la que se come la toronja. No obstante, puedes preguntarle al profesional de la salud si hay algún medicamento que puedas tomar y que no interactúe con la toronja.

El problema es que las sustancias químicas de la fruta pueden impedir que el medicamento se descomponga, es decir, se metabolice, en el sistema digestivo. En consecuencia, el medicamento puede permanecer en el cuerpo durante un tiempo demasiado largo o demasiado corto.

El problema más frecuente es que el medicamento permanece en el cuerpo demasiado tiempo. De ser así, puede acumularse hasta niveles peligrosos y causar más efectos secundarios. Un medicamento que se descompone demasiado rápido no tendrá tiempo de hacer efecto.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos exige que algunos medicamentos incluyan advertencias sobre el consumo de toronja o jugo de toronja mientras se toma el medicamento. Entre los medicamentos que pueden interactuar con la toronja, se encuentran los medicamentos recetados comúnmente para lo siguiente:

  • combatir infecciones;
  • reducir el colesterol;
  • tratar la presión arterial alta;
  • tratar los problemas cardíacos;
  • evitar que el organismo rechace un órgano trasplantado;
  • tratar la ansiedad;
  • tratar las alergias estacionales;
  • controlar las convulsiones;
  • aliviar el mareo por movimiento;
  • tratar la incapacidad de tener o mantener una erección, es decir, la disfunción eréctil;
  • reemplazar hormonas;
  • aliviar la tos;
  • controlar el dolor.

Por seguridad, habla siempre con un profesional de la salud, como un médico o farmacéutico, cuando recibas una receta médica nueva. Pregunta si es un problema tomar el medicamento con algún alimento o con otros medicamentos. Si te responde que sí, pregunta si debes eliminar alimentos de tu dieta o cambiar la forma en que tomas otros medicamentos.

Last Updated Nov 14, 2023


© 2023 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use