Vacuna antigripal: ¿Sirve para prevenir la gripe estomacal?

La vacuna contra la gripe protege contra la influenza, que no es lo mismo que la gripe estomacal (gastroenteritis). La gastroenteritis es una infección provocada por una variedad de virus, incluidos el rotavirus y el norovirus. Si bien a menudo se la denomina gripe estomacal, la gastroenteritis no es producida por los virus de la influenza.

La influenza ataca el sistema respiratorio, es decir, la nariz, la garganta y los pulmones. Entre los signos y los síntomas de la influenza se pueden incluir los siguientes:

  • Tos
  • Congestión
  • Fiebre
  • Dolores musculares

Por otra parte, la gastroenteritis ataca a los intestinos, y produce signos y síntomas tales como los siguientes:

  • Diarrea
  • Vómitos
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Dolores del cuerpo

Puedes reducir el riesgo de influenza y gastroenteritis lavándote las manos con frecuencia con agua y jabón, como también desinfectando superficies contaminadas y que se toquen habitualmente.

La vacuna anual contra la gripe es el método más eficaz para reducir el riesgo de contraer influenza o bien reducir su gravedad, si la padeces. Se encuentran disponibles dos vacunas orales contra el rotavirus para bebés pequeños: RotaTeq y Rotarix, que brindan protección contra la gastroenteritis por rotavirus.

Last Updated Mar 20, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use