Viajes aéreos con bebés: ¿es seguro?

Los viajes en avión son apropiados para la mayoría de los bebés. Sin embargo, antes de volar con tu bebé, ten en cuenta lo siguiente:

  • La edad de tu bebé. El médico de tu bebé podría desalentar los viajes aéreos innecesarios poco después del nacimiento. Los recién nacidos tienen sistemas inmunitarios en desarrollo y los viajes en avión pueden aumentar el riesgo de contraer una enfermedad infecciosa. Si decides viajar con un bebé, lávate las manos con frecuencia o utiliza un desinfectante para manos y evita el contacto con viajeros que estén obviamente enfermos.
  • Las orejas de tu bebé. Cambiar la presión de la cabina durante un vuelo causa cambios temporales en la presión del oído medio, lo que puede producir dolor de oído. Para ayudar a igualar la presión en los oídos de tu bebé, amamántalo, dale un biberón o chupete durante el despegue y el descenso inicial. Podría ser útil tratar de cronometrar la alimentación de tu bebé para que tenga hambre durante estos momentos. Si tu bebé ha tenido una cirugía de oído o una infección de oído en las últimas dos semanas, pregúntale a tu médico si puede volar.

    Además, los niveles de ruido en la cabina del avión son altos, especialmente durante el despegue. Considera la posibilidad de usar bolitas de algodón, auriculares con supresión de ruido o pequeños tapones para limitar la exposición de tu bebé a este ruido y facilitarle el sueño.

  • La respiración del bebé. Durante el vuelo, la presión del aire en la cabina de un avión es menor que la presión del aire en tierra. Este cambio temporal en el nivel de oxígeno no parece plantear problemas para los bebés que de otra manera estarían sanos. Sin embargo, si tu bebé nació prematuramente, tiene problemas crónicos del corazón o de los pulmones, o tiene síntomas respiratorios superiores o inferiores, habla con el médico de tu bebé antes de volar.
  • El asiento de seguridad de tu bebé. La mayoría de los asientos de seguridad para bebés están certificados para viajar en avión. Aunque las aerolíneas normalmente permiten que los bebés viajen en el regazo de un cuidador durante el vuelo, la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) recomienda que los bebés viajen en asientos de seguridad debidamente asegurados. Si decides no comprar un boleto para tu bebé, pregunta acerca de los asientos libres cuando subas al avión, en caso de que se le pueda asignar uno a tu bebé.

No te tientes a darle a tu bebé un medicamento de venta libre, como difenhidramina (Benadryl, otros), para estimularlo a dormir durante el vuelo. La práctica no es recomendable, y a veces los medicamentos pueden tener el efecto contrario.

Last Updated Mar 3, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use