Información médica de emergencia: mantén los expedientes personales y familiares a mano

Cuando ocurre una emergencia, ya sea un ataque cardíaco o un huracán, es fundamental que los proveedores de servicios médicos tengan acceso a la información de salud para cualquier persona que necesite ayuda.

Aunque no es posible predecir cuándo ocurrirá una emergencia, puedes estar preparado. Asegúrate de que la información clave de salud esté actualizada, sea precisa y esté a mano.

Hoy en día, es posible que te resulte útil guardar esta información en un registro de salud del paciente en línea y compartirla con tu médico y una persona de contacto en caso de emergencia. De hecho, es posible que ya tengas acceso a un portal para pacientes, que es una herramienta electrónica de información sobre la salud que ofrecen muchas compañías de seguros, empleadores e instituciones de atención médica.

Si tienes hijos, es importante que trates la información médica de ellos de emergencia de manera similar. Es posible que no estés presente para proporcionar la información necesaria en el caso de una emergencia.

Incluye en tu expediente médico, ya sea digital o impreso, la siguiente información:

  • Tu nombre, edad y sexo
  • Tu dirección
  • Los nombres, dosis y horarios de tus medicamentos
  • Tu equipo médico
  • Tus afecciones médicas crónicas, como la epilepsia
  • Formulario de consentimiento médico
  • Aspectos de tu historial de salud que podrían ser útiles para quienes atienden emergencias médicas, incluyendo alergias e historial de inmunizaciones
  • Números de teléfono de contactos profesionales de emergencia, como tu médico de familia, servicios locales de emergencia, proveedores de servicios de emergencia en carreteras y el centro regional de control de envenenamientos
  • Números de teléfono de un contacto personal de emergencia, como un amigo o familiar a quien le hayas pedido que cumpla esta función

Almacenamiento en línea

Muchas personas almacenan su información de salud personal en línea con la ayuda de una aplicación o un servicio. Este método te permite acceder a tu información desde cualquier lugar con un ordenador o un dispositivo móvil. También existen algunas herramientas útiles para compartir información con tus médicos, familiares o tu persona de contacto en caso de emergencia. Lo más importante es que te asegures de que tu información esté disponible en caso de emergencia o si estás inconsciente.

Dos opciones para almacenar tu información en línea:

  • Historia clínica personal gratuita o por suscripción. La historia clínica personal (PHR) incluye tu información de salud más importante. Es como la historia clínica electrónica que guarda tu médico sobre ti. Pero en el caso de la PHR, tú eres quien la guarda y quien determina quién puede acceder a ella.
  • Portales de pacientes. Muchos proveedores de atención médica, compañías de seguros y empleadores ofrecen a sus clientes o personal acceso a su historia clínica electrónica a través de portales de pacientes.

Otras opciones de almacenamiento

  • Versiones impresas. Si decides conservar tu información médica de emergencia en formato impreso, ten varias copias impresas en lugares accesibles. Por ejemplo, puedes llevar una copia en tu cartera, en la guantera de tu automóvil, en el botiquín de primeros auxilios y en el kit de emergencia. Incluso podrías intentar hacer una copia pequeña para que quepa en tu billetera o en una tarjeta. También puedes colocar esta tarjeta en la puerta del refrigerador para que el personal de emergencia la vea rápidamente, en caso de ser necesario.
  • Dispositivo digital portátil. Carga la lista en el teléfono celular, una unidad portátil u otro dispositivo que lleves contigo.

Last Updated Jan 24, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use