Mordeduras de serpiente: primeros auxilios

La mayoría de las serpientes no son peligrosas para los humanos. Solo aproximadamente el 15 % de las serpientes de todo el mundo y el 20 % de las serpientes de los Estados Unidos son venenosas. En América del Norte, estas incluyen la serpiente de cascabel, la serpiente de coral, el mocasín de agua y la cabeza de cobre. Sus mordeduras pueden causar lesiones graves y, a veces, la muerte.

Si te muerde una serpiente venenosa, llama inmediatamente al 911 o al número local de emergencias, especialmente si la zona mordida cambia de color, comienza a hincharse o duele. Muchas salas de emergencia tienen antídotos que pueden ayudarte.

De ser posible, sigue estos pasos mientras esperas que llegue la ayuda médica:

  • Aléjate del radio de ataque de la serpiente.
  • Quédate quieto y mantén la calma para ayudar a disminuir la propagación del veneno.
  • Quítate las joyas y la ropa ajustada antes de que comiences a hincharte.
  • Colócate, si es posible, de manera tal que la mordedura esté a la altura del corazón o por debajo.
  • Limpia la herida con agua y jabón. Cúbrela con un apósito limpio y seco.

Precaución

  • No uses torniquetes ni apliques hielo.
  • No hagas cortes en la herida ni intentes extraer el veneno.
  • No tomes cafeína o alcohol, ya que esto podría acelerar la absorción del veneno en tu cuerpo.
  • No intentes atrapar la serpiente. Trata de recordar su color y forma para que puedas describirla; será útil para tu tratamiento. Si tienes un teléfono contigo y esto no demora el momento de buscar ayuda, toma una foto de la serpiente desde una distancia segura para que sea más fácil identificarla.

Síntomas

La mayoría de las mordeduras de serpiente son en las extremidades. Los síntomas típicos de la mordedura de una serpiente no venenosa son dolor y arañazos en el lugar.

Por lo general, después de una mordedura de una serpiente venenosa, se presenta un dolor intenso y ardiente en el sitio en un lapso de 15 a 30 minutos. Esto puede evolucionar y causar hinchazón y moretones en la herida y en todo el brazo o la pierna. Otros signos y síntomas incluyen náuseas, dificultad para respirar y una sensación general de debilidad, así como un sabor extraño en la boca.

Algunas serpientes, como las serpientes de coral, tienen toxinas que causan síntomas neurológicos, como hormigueo en la piel, dificultad para hablar y debilidad.

Algunas veces, una serpiente venenosa puede morder sin inyectar veneno. El resultado de estas "picaduras secas" es una irritación en el sitio.

Las serpientes venenosas en América del Norte

La mayoría de las serpientes venenosas en Norteamérica tienen los ojos como rendijas y son conocidas como víboras. Sus cabezas son triangulares y tienen colmillos. Una excepción es la serpiente de coral, que tiene la cabeza y las pupilas redondeadas. Las serpientes no venenosas suelen tener la cabeza redondeada, las pupilas redondas y sin colmillos.

Last Updated Dec 14, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use