Análisis de densidad ósea

Perspectiva general

Un análisis de densidad ósea determina si tienes osteoporosis, un trastorno que se caracteriza por hacer que los huesos sean más frágiles y más propensos a romperse.

En el pasado, se podía sospechar de osteoporosis solamente después de una fractura ósea. Sin embargo, para entonces los huesos ya podrían estar bastante débiles. Un análisis de densidad ósea mejora la precisión del cálculo del riesgo de fracturas de huesos.

Este tipo de análisis utiliza radiografías para estimar cuántos gramos de calcio y otros minerales óseos hay en un segmento de hueso. Los huesos analizados con más frecuencia son los de la columna vertebral, la cadera y, a veces, el antebrazo.

Por qué se debe hacer

Los médicos usan el análisis de densidad ósea para lo siguiente:

  • Identificar la reducción de la densidad ósea antes de una fractura
  • Determinar el riesgo de huesos quebrados (fracturas)
  • Confirmar un diagnóstico de osteoporosis
  • Supervisar el tratamiento de la osteoporosis

Cuanto más alto es el contenido mineral óseo, mayor es la densidad de los huesos. Y cuanto más densos son los huesos, generalmente son más fuertes y menos propensos a fracturarse.

Los análisis de densidad ósea son diferentes a la gammagrafía ósea. La gammagrafía ósea requiere una inyección previa y por lo general se utiliza para detectar fracturas, cáncer, infecciones y otras anomalías del hueso.

Aunque la osteoporosis es más frecuente en mujeres mayores, los hombres también pueden padecer esta enfermedad. Independientemente de tu edad o sexo, es posible que tu médico recomiende un análisis de densidad ósea en los siguientes casos:

  • Has perdido estatura. Las personas que pierden al menos 1,6 pulgadas (4 centímetros) de estatura pueden tener fracturas de compresión en su espina dorsal, donde la osteoporosis es una de sus causas principales.
  • Te fracturaste un hueso. Las fracturas por fragilidad ocurren cuando un hueso es tan frágil que se rompe con mucha más facilidad de lo esperado. A veces, la tos o un estornudo fuertes pueden causar una fractura por fragilidad.
  • Has tomado determinados medicamentos. El consumo prolongado de medicamentos esteroides, como la prednisona, interfiere en el proceso de reconstrucción ósea, lo cual puede conducir a la osteoporosis.
  • Has recibido un trasplante. Las personas que recibieron un trasplante de órganos o de médula tienen mayor riesgo de padecer osteoporosis, en parte porque los medicamentos contra el rechazo también interfieren en el proceso de reconstrucción ósea.
  • Has sufrido una disminución de tus niveles hormonales. Además de la disminución hormonal natural que ocurre después de la menopausia, también puede haber una disminución del estrógeno en las mujeres durante ciertos tratamientos oncológicos. Algunos tratamientos para el cáncer de próstata reducen los niveles de testosterona en los hombres. Los niveles reducidos de hormonas sexuales debilitan el hueso.
Hueso normal y hueso debilitado

Debido a la pérdida ósea, la capa exterior del hueso se vuelve más fina y el interior más poroso. Un hueso normal (A) es fuerte y flexible. Un hueso osteoporótico (B) es más débil y propenso a fracturas.

Riesgos

Las limitaciones del análisis de densidad ósea comprenden lo siguiente:

  • Diferencias en los métodos de análisis. Los dispositivos que miden la densidad de los huesos de la cadera y la columna vertebral son más precisos, pero cuestan mucho más que los dispositivos que miden la densidad de los huesos periféricos del antebrazo, del talón y de los dedos.
  • Cobertura de seguro limitada. No todos los planes de seguro médico cubren los estudios de densidad ósea, así que antes pregúntale al seguro médico si tienes cobertura.
  • Información insuficiente sobre la causa. Un estudio de densidad ósea puede confirmar que tienes una baja densidad ósea, pero no puede decir cuál es la causa. Para responder esa pregunta, debes realizarte un estudio médico más completo.

Cómo prepararte

Los análisis de densidad ósea son fáciles de hacer, rápidos e indoloros. Virtualmente no se necesita ninguna preparación. De hecho, algunas versiones simples de los análisis de densidad ósea se pueden realizar en la farmacia local.

Si te realizas el análisis en un centro médico o en un hospital, asegúrate de informarle a tu médico con anticipación si recientemente te realizaste un examen de bario o si te inyectaron material de contraste para una tomografía computarizada o una prueba de medicina nuclear. Los materiales de contraste pueden interferir en los análisis de densidad ósea.

Alimentos y medicamentos

Evita tomar suplementos de calcio durante al menos 24 horas antes de realizarte la prueba de densidad ósea.

Ropa y elementos personales

Usa ropa suelta y cómoda, y evita usar prendas con cierres, cinturones o botones. Quita todos los objetos metálicos de los bolsillos, como llaves, sujetadores de billetes o monedas.

Lo que puedes esperar

Las pruebas de densidad ósea por lo general se realizan en los huesos que tienen mayores probabilidades de romperse por la osteoporosis, y comprenden los siguientes:

  • Huesos de la parte baja de la columna vertebral (vértebras lumbares)
  • El cuello angosto del hueso del muslo (fémur), junto a la articulación de la cadera
  • Los huesos del antebrazo

Si te realizas el análisis de densidad ósea en un hospital, es probable que se realice con un dispositivo central, donde te recuestas sobre una plataforma acolchada mientras un brazo mecánico pasa sobre tu cuerpo. La cantidad de radiación a la que te expones es muy baja, mucho menor a la cantidad emitida durante una radiografía de tórax. La prueba por lo general tarda unos 10 a 30 minutos.

Una pequeña máquina portátil puede medir la densidad ósea en los huesos de los extremos del esqueleto, tales como aquellos en el dedo, la muñeca o el talón. Los instrumentos usados para estos análisis se llaman «dispositivos periféricos» y, por lo general, se encuentran en farmacias. Las pruebas de densidad ósea periférica son menos costosas que las pruebas que se realizan en los dispositivos centrales.

Debido a que la densidad ósea puede variar según la zona del cuerpo, una medición tomada en el talón no es un factor pronóstico de riesgo de sufrir una fractura tan preciso como una medición tomada en la columna vertebral o en la cadera. Por lo tanto, si tu prueba en un dispositivo periférico arroja un resultado positivo, el médico podría recomendarte una exploración de seguimiento en la columna vertebral o en la cadera para confirmar el diagnóstico.

El esqueleto y las ubicaciones para análisis de densidad ósea

Las pruebas de densidad ósea suelen realizarse en los huesos de la columna vertebral (vértebras), cadera, antebrazo, muñeca, dedos y talón.

Resultados

Los resultados del estudio de densidad ósea se informan en dos números: calificación T y calificación Z.

Calificación T

Tu calificación T es tu densidad ósea comparada con lo que se espera normalmente en un adulto joven y sano de tu sexo. Es la cantidad de unidades, denominadas «desviaciones estándar», respecto de tu densidad ósea por encima o por debajo de la media.

Calificación T Significado de tu calificación
-1 y más

Tu densidad ósea se considera normal.

Entre -1 y -2,5

Tu calificación es un signo de osteopenia, una enfermedad en la cual la densidad ósea está por debajo de lo normal, y puede causar osteoporosis.

-2,5 y menos

Tu densidad ósea indica que es probable que tengas osteoporosis.

Calificación Z

La calificación Z es la cantidad de desviaciones estándar por encima y por debajo de lo que se espera normalmente para una persona de tu edad, sexo, peso y origen étnico o racial. Una calificación Z significativamente mayor o menor que el promedio podría sugerir que otro factor que no sea la edad está causando una disminución anormal de la masa ósea. Si tu médico puede identificar el problema de fondo, esa enfermedad, a menudo, puede tratarse, y la disminución de la masa ósea puede lentificarse o detenerse.

Last Updated Feb 24, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use