Biopsia de piel

Perspectiva general

Una biopsia de piel retira células o muestras de piel de la superficie del cuerpo. La muestra tomada de una biopsia de piel se examina para brindar información sobre tu enfermedad. Un médico utiliza una biopsia de piel para diagnosticar o descartar ciertas enfermedades y trastornos de la piel.

Los tres tipos principales de biopsias de piel son:

  • Biopsia por raspado. El médico utiliza una herramienta similar a una cuchilla para quitar una pequeña parte de las capas superiores de la piel (epidermis y una porción de la dermis).
  • Biopsia por punción. El médico utiliza una herramienta circular para quitar una pequeña parte de la piel, incluidas las capas más profundas (epidermis, dermis y grasa superficial).
  • Biopsia por escisión. El médico utiliza un cuchillo pequeño (bisturí) para extraer un bulto entero o un área de piel anormal, incluso una porción de piel normal debajo o a través de la capa grasosa de la piel.
Ilustración de una biopsia por rasurado en la piel

Durante una biopsia por rasurado, un médico utiliza un instrumento similar a una cuchilla de afeitar para rasurar la superficie de la piel. El resultado es una zona un poco hundida en tu piel. Por lo general, no se necesitan realizar puntos luego de este procedimiento.

Ilustración de biopsia en sacabocados de la piel

Durante una biopsia por punción, un médico usa una cuchilla circular especial para extirpar capas profundas de piel para analizar. Según el tamaño, es posible que se necesiten puntos para cerrar la herida.

Ilustración de biopsia por resección en la piel

Durante una biopsia por resección, el médico extirpa un bulto entero o toda la zona de piel anormal, incluso un área de piel normal. Es probable que recibas puntos para cerrar el lugar de la biopsia luego de este procedimiento.

Por qué se debe hacer

Una biopsia de piel se utiliza para diagnosticar o descartar enfermedades y trastornos de la piel. También puede usarse para quitar lesiones de la piel.

Una biopsia de piel puede ser necesaria para diagnosticar o ayudar a tratar enfermedades y trastornos de la piel, como:

  • Queratosis actínica
  • Penfigoide ampollar y otros trastornos que producen ampollas en la piel
  • Dermatitis, psoriasis y otras enfermedades inflamatorias de la piel
  • Cáncer de piel, como carcinoma basocelular, carcinoma espinocelular y melanoma
  • Infección de la piel
  • Papilomas cutáneos
  • Lunares sospechosos u otros tumores
  • Verrugas

Riesgos

Una biopsia cutánea suele ser un procedimiento seguro, pero pueden suceder algunas complicaciones que incluyen:

  • Sangrado
  • Moretones
  • Cicatrización
  • Infección
  • Reacción alérgica al antibiótico tópico

Cómo prepararte

Antes de la biopsia de piel, infórmale al médico si:

  • Te diagnosticaron un trastorno hemorrágico
  • Experimentaste sangrado excesivo después de otros procedimientos médicos
  • Estás tomando medicamentos anticoagulantes, como aspirina, medicamentos que contengan aspirina, warfarina (Coumadin) o heparina
  • Tienes antecedentes de infecciones en la piel, como impétigo
  • Estás tomando medicamentos que deprimen el sistema inmunitario, como medicamentos para la diabetes o medicamentos que se usan después de un trasplante de órganos

Lo que puedes esperar

Según la ubicación de la biopsia de piel, posiblemente te pidan que te desvistas y que te pongas una bata limpia. Luego, un médico o una enfermera limpiará el área de la piel donde se realizará la biopsia. Podrán marcar el área con un marcador quirúrgico o con un simple marcador para delimitar el área de la biopsia.

Luego te realizarán una anestesia local para insensibilizar el sitio de la biopsia. Por lo general, la anestesia se administra con una inyección de aguja delgada. El anestésico puede provocar una sensación de ardor en la piel durante unos cuantos segundos. Después, el sitio de la biopsia queda insensibilizado y no deberías sentir ningún dolor ni molestia durante la biopsia cutánea.

Durante la biopsia de piel

Lo que puedes esperar durante la biopsia de piel depende del tipo de biopsia al que te someterás.

  • En una biopsia por raspado, tu médico utiliza una herramienta puntiaguda, con cuchilla o bisturí de doble filo para cortar el tejido. La profundidad de la incisión varía de acuerdo con el tipo de biopsia y la parte del cuerpo donde se realiza la biopsia. Una biopsia por raspado causa sangrado. El sangrado se detiene con la aplicación de presión en el área o una combinación de presión y medicamento tópico aplicado en el sitio de la biopsia.
  • En caso de biopsia por punción o biopsia excisional, el procedimiento comprende cortar la capa superior de grasa debajo de la piel, por lo que posiblemente sean necesarios puntos para cerrar la herida. Posteriormente, se coloca un apósito o vendaje adhesivo sobre el sitio para proteger la herida y prevenir el sangrado.

Una biopsia de piel lleva comúnmente alrededor de 15 minutos en total, incluido el tiempo de preparación, el vendaje de la herida y las instrucciones para la atención en el hogar.

Después de la biopsia de piel

Tu médico puede aconsejarte mantener el vendaje sobre el lugar en el que se realizó la biopsia hasta el día siguiente. Ocasionalmente, el lugar de la biopsia sangra después de dejar el consultorio. Esto es más probable en personas que toman anticoagulantes. Si esto ocurre, aplica presión directa a la herida entre 10 y 20 minutos. Si el sangrado continúa, comunícate con tu profesional de salud.

Todas las biopsias pueden dejar una pequeña cicatriz. A algunas personas se les forma una cicatriz prominente y en relieve. El riesgo de esto aumenta cuando se realiza una biopsia en el cuello o en la parte superior del torso, como la espalda o el pecho. Inicialmente, la cicatriz será rosa y luego cambiará su color a blanco o, a veces, marrón. Las cicatrices se desvanecen gradualmente. El color permanente de la cicatriz será evidente uno o dos años después de la biopsia.

Intenta no golpear el lugar de la biopsia ni hacer actividades que pudieran estirar la piel. Esto podría hacer que la herida sangre o agrandar la cicatriz.

La cicatrización de la herida puede tomar varias semanas; sin embargo, suele completarse dentro de los dos meses. Las heridas de las piernas y los pies tienden a sanar más lentamente que aquellas en otras áreas del cuerpo.

Cómo cuidar el lugar de la biopsia mientras cicatriza:

  • Lávate las manos con agua y jabón antes de tocar el lugar de la biopsia.
  • Lava el lugar de la biopsia con agua y jabón. Si se encuentra en el cuero cabelludo, utiliza champú.
  • Enjuaga bien el lugar.
  • Seca el lugar con golpecitos con una toalla limpia.
  • Cubre el lugar con un vendaje adhesivo que permita que la piel se ventile.

Continúa cuidando el lugar de la biopsia hasta que se extraigan los puntos. En el caso de las biopsias por afeitado que no requieren puntos, continúa cuidando la herida hasta que la piel cicatrice.

Resultados

Después del procedimiento de la biopsia, el médico enviará la muestra a un laboratorio para analizarla. Según el trastorno cutáneo, el tipo de biopsia y los procedimientos del laboratorio, los resultados pueden demorar varios días o un par de semanas. Los resultados de las biopsias para análisis metabólicos o genéticos pueden tardar varios meses o más.

El médico puede programar un encuentro en el consultorio para explicarte los resultados del estudio. De ser posible, lleva a un familiar o amigo. Puede ser difícil asimilar toda la información que se proporciona durante una consulta. La persona que te acompañe puede recordar algún detalle que tú olvidaste mencionar.

Escribe las preguntas que desees hacerle a tu médico. No temas hacer preguntas o decir cuando no comprendes algo. Las siguientes son preguntas que quizás desees realizar:

  • De acuerdo con los resultados, ¿cuáles son mis próximos pasos?
  • ¿Qué clase de seguimiento, si lo hubiera, debo esperar?
  • ¿Existe algún factor que podría haber afectado los resultados de esta prueba y, por lo tanto, haberlos alterado?
  • ¿Tendré que repetir la prueba en algún momento?
  • Si la biopsia de piel mostró cáncer de piel, ¿se extirpó todo el cáncer o necesitaré otro tratamiento?

Last Updated Feb 1, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use