Braquirradioterapia

Perspectiva general

La braquirradioterapia es un procedimiento que implica colocar material radioactivo dentro del cuerpo.

Se trata de un tipo de radioterapia que se utiliza para tratar el cáncer. A veces, se la llama «radiación interna».

La braquirradioterapia permite que los médicos apliquen dosis más altas de radiación a áreas más específicas del cuerpo, en comparación con la forma convencional de radioterapia (radioterapia de haz externo) que proyecta radiación desde una máquina que se encuentra fuera del cuerpo.

La braquirradioterapia puede causar menos efectos secundarios que la radioterapia de haz externo, y la duración general del tratamiento suele ser más corta con la braquirradioterapia.

Braquirradioterapia prostática permanente

La braquiterapia permanente de la próstata consiste en colocar muchas semillas radiactivas dentro de la próstata para tratar el cáncer de próstata. Durante el procedimiento, se coloca una sonda ecográfica en el recto para guiar la colocación de las semillas. Las semillas emiten radiación que se disipa en unos meses.

Por qué se debe hacer

La braquirradioterapia se usa para tratar varios tipos de cáncer, entre ellos:

  • Cáncer de las vías biliares
  • Cáncer de cerebro
  • Cáncer de mama
  • Cáncer de cuello uterino
  • Cáncer de endometrio
  • Cáncer de esófago
  • Cáncer de ojo
  • Cáncer de cabeza y cuello
  • Cáncer de pulmón
  • Cáncer de páncreas
  • Cáncer de próstata
  • Cáncer rectal
  • Cáncer de piel
  • Cánceres en los tejidos blandos
  • Cáncer vaginal

La braquirradioterapia puede usarse sola o junto con otros tratamientos para el cáncer. Por ejemplo, la braquirradioterapia a veces se usa después de la cirugía para destruir todas las células cancerosas que puedan haber quedado. La braquirradioterapia puede usarse junto con radioterapia con haces externos.

Riesgos

Los efectos secundarios de la braquirradioterapia son específicos del área que se trate. Debido a que la braquirradioterapia concentra la radiación en un área de tratamiento pequeña, solo dicha área se ve afectada.

Puedes experimentar sensibilidad e hinchazón en el área de tratamiento. Consulta con tu médico qué otros efectos secundarios pueden esperarse de tu tratamiento.

Cómo prepararte

Antes de comenzar la braquirradioterapia, puedes reunirte con un médico que se especializa en tratar el cáncer con radiación (oncólogo radioterápico). También puedes someterte a exploraciones para ayudar a tu médico a determinar tu plan de tratamiento.

Se pueden realizar procedimientos como radiografías, tomografías computarizadas o imágenes por resonancia magnética (RM) antes de la braquirradioterapia.

Lo que puedes esperar

La braquirradioterapia consiste en introducir material radioactivo en el cuerpo cerca del cáncer.

La forma en que el médico introduce el material radioactivo dentro del cuerpo depende de muchos factores, como la ubicación y la extensión del cáncer, el estado de salud general y los objetivos del tratamiento.

Puede introducirse en cavidades o en tejidos corporales:

  • Radiación introducida en una cavidad corporal. Durante la braquirradioterapia intracavitaria, se introduce un dispositivo que contiene material radioactivo en una abertura del cuerpo, como la tráquea o la vagina. El dispositivo puede ser un tubo o cilindro adaptado para la abertura corporal específica.

    El equipo de radioterapia puede colocar el dispositivo de braquirradioterapia manualmente o utilizar una máquina computarizada para que lo ayude a colocarlo.

    Se pueden utilizar equipos de pruebas por imágenes, como los aparatos de tomografía computarizada o de ecografía, para asegurarse de que el dispositivo esté colocado en la ubicación más efectiva.

  • Radiación introducida en el tejido corporal. Durante la braquirradioterapia intersticial, los dispositivos que contienen material radioactivo se introducen en el tejido corporal, como en las mamas o la próstata.

    Los dispositivos que administran radiación intersticial en el área de tratamiento constan de cables, balones y semillas pequeñas del tamaño de granos de arroz.

    Se emplean varias técnicas para introducir los dispositivos de braquirradioterapia en el tejido corporal.

    El equipo de radioterapia puede usar agujas o aplicadores especiales. Los dispositivos de braquirradioterapia, como las semillas, se cargan en tubos largos y huecos que se introducen en el tejido en el que se liberan las semillas.

    En algunos casos, se pueden colocar tubos estrechos (catéteres) durante la cirugía y luego se rellenan con material radioactivo durante las sesiones de braquirradioterapia.

    Las exploraciones por tomografía computarizada, ecografías u otras técnicas de diagnóstico por imágenes se pueden usar para guiar los dispositivos en el lugar y asegurarse de que estén colocados en las ubicaciones más efectivas.

Braquirradioterapia de alta tasa de dosis frente a la de baja tasa de dosis

Tu experiencia durante la braquirradioterapia depende de tu tratamiento específico.

La radiación se puede administrar en una sesión de tratamiento breve, como con la braquirradioterapia de alta tasa de dosis, o puede dejarse en el lugar durante un tiempo, como con la braquirradioterapia de baja tasa de dosis. En ocasiones, la fuente de radiación se coloca en el cuerpo de forma permanente.

  • Braquirradioterapia de alta tasa de dosis. La braquirradioterapia de alta tasa de dosis a menudo es un procedimiento ambulatorio, lo que significa que cada sesión del tratamiento es breve y no requiere el ingreso al hospital.

    Durante este procedimiento, el material radioactivo se coloca en el cuerpo por un período breve, desde unos pocos minutos hasta 20 minutos. Puedes someterte a una o dos sesiones por día durante varios días o semanas.

    Durante la braquirradioterapia de alta tasa de dosis te recostarás en una posición cómoda. El equipo de radioterapia colocará el dispositivo de radiación, que puede consistir en uno o varios tubos introducidos en una cavidad corporal, o bien en pequeñas agujas insertadas en el tumor.

    El material radioactivo se introduce en el dispositivo de la braquirradioterapia con la ayuda de una máquina computarizada.

    El equipo de radioterapia abandonará la sala durante la sesión de braquirradioterapia. Te observarán desde una sala cercana desde la que pueden verte y oírte.

    No deberías sentir dolor durante el procedimiento, pero si te sientes molesto o estás preocupado, asegúrate de comunicarlo a las personas responsables del cuidado.

    Una vez que el material radioactivo se extraiga de tu cuerpo, no emitirás radiación ni estarás radioactivo. No representas ningún peligro para otras personas y puedes continuar con tus actividades habituales.

  • Braquirradioterapia de baja tasa de dosis. Durante la braquirradioterapia de baja tasa de dosis, se libera una dosis baja de radiación continua durante un tiempo, desde varias horas hasta varios días. En general, permanecerás en el hospital mientras se administre la radiación.

    El material radioactivo se introduce en el cuerpo de forma manual o mediante una máquina. Los dispositivos de braquirradioterapia se pueden colocar durante la cirugía, que puede requerir anestesia o sedación para ayudarte a permanecer quieto durante el procedimiento y reducir las molestias.

    Es probable que permanezcas en una sala privada en el hospital durante la braquirradioterapia de dosis baja. Debido a que el material radioactivo permanece dentro de tu cuerpo, existe una pequeña probabilidad de que pueda dañar a otras personas. Por este motivo, se restringirán las visitas.

    Los niños y las mujeres embarazadas no deberían visitarte en el hospital. Otros pueden realizar una visita breve aproximadamente una vez al día. El equipo de atención médica continuará brindándote la atención que necesitas, pero puede restringir la cantidad de tiempo que las visitas permanecen en tu habitación.

    No deberías sentir dolor durante la braquirradioterapia. Mantenerse quieto y permanecer en la habitación del hospital durante días puede resultar molesto. Informa a tu equipo de atención médica si tienes algún malestar.

    Después de un período designado, el material radioactivo se elimina de tu cuerpo. Una vez que finaliza la braquirradioterapia, puedes tener visitas sin restricciones.

  • Braquirradioterapia permanente. En algunos casos, como con la braquirradioterapia del cáncer de próstata, el material radioactivo se coloca en el cuerpo de forma permanente.

    Por lo general, se introduce manualmente con la guía de una prueba por imágenes, como una ecografía o una tomografía computarizada. Puedes sentir dolor mientras se introduce el material radioactivo, pero no deberías sentir ninguna molestia una vez colocado.

    El cuerpo emitirá dosis bajas de radiación desde el área tratada en el comienzo. El riesgo para los demás suele ser mínimo y es posible que no se requieran restricciones respecto de quiénes pueden estar cerca tuyo.

    En algunos casos, por un período breve, es posible que se te pida que limites la duración y la frecuencia de las visitas a mujeres embarazadas y niños. La cantidad de radiación en el cuerpo disminuirá con el tiempo y se suspenderán las restricciones.

Ilustración de la braquiterapia intracavitaria

Durante la braquiterapia intracavitaria, se coloca dentro del cuerpo, en el lugar o cerca de la zona donde se encuentra el tumor o de donde se extirpó un tumor, un aplicador que contiene una sustancia radiactiva. Uno de los tratamientos para el cáncer cervical es la braquiterapia intracavitaria.

Resultados

Tu médico podría recomendarte estudios de exploración después de la braquirradioterapia para determinar si el tratamiento fue satisfactorio. A qué clase de estudios de exploración deberás someterte es algo que depende del tipo y la localización del cáncer.

Last Updated Sep 21, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use