Colecistectomía (cirugía de extracción de la vesícula)

Perspectiva general

La colecistectomía es un procedimiento quirúrgico para extirpar la vesícula biliar, un órgano con forma de pera que se encuentra justo debajo del hígado, en la parte superior derecha del abdomen. La vesícula biliar recoge y almacena la bilis, un jugo digestivo producido en el hígado.

La colecistectomía puede ser necesaria si presentas dolor a causa de cálculos biliares que bloquean el paso de la bilis. La colecistectomía es una cirugía frecuente que conlleva un riesgo muy bajo de tener complicaciones. En la mayoría de los casos, podrás volver a tu casa el mismo día de la colecistectomía.

En la mayoría de los casos, se realiza mediante la introducción de una cámara de vídeo diminuta y herramientas quirúrgicas especiales a través de cuatro incisiones pequeñas para poder ver el interior del abdomen y extirpar la vesícula biliar. Los médicos llaman a este procedimiento «colecistectomía laparoscópica».

En algunos casos, se realizará una gran incisión para extirpar la vesícula biliar. Este procedimiento se llama colecistectomía abierta.

Por qué se debe hacer

Por lo general, las colecistectomías se realizan para tratar los cálculos biliares y las complicaciones que causan. El médico te puede recomendar una colecistectomía si padeces lo siguiente:

  • Cálculos biliares en la vesícula (colelitiasis)
  • Cálculos biliares en las vías biliares (coledocolitiasis)
  • Inflamación de la vesícula (colecistitis)
  • Inflamación del páncreas (pancreatitis) debido a los cálculos biliares

Riesgos

La colecistectomía presenta un pequeño riesgo de sufrir complicaciones, entre ellas:

  • Fugas biliares
  • Sangrado
  • Coágulos sanguíneos
  • Problemas cardíacos
  • Infección
  • Lesiones en las estructuras cercanas, como las vías biliares, el hígado y el intestino delgado
  • Pancreatitis
  • Neumonía

El riesgo de sufrir complicaciones depende de tu estado general de salud y del motivo por el cual te sometes a una colecistectomía.

Cómo prepararte

Para prepararte para una colecistectomía, el médico podría pedirte que hagas lo siguiente:

  • Bebe una solución para limpiar los intestinos. Los días previos al procedimiento, es posible que te receten una solución para evacuar las heces de los intestinos.
  • No ingieras nada la noche anterior a la cirugía. Puedes beber un sorbo de agua con tus medicamentos, pero evita comer y beber al menos cuatro horas antes de la cirugía.
  • Deja de tomar determinados medicamentos y suplementos. Infórmale al médico todos los medicamentos y suplementos que tomas. Sigue tomando la mayoría de los medicamentos según las indicaciones. El médico podría pedirte que dejes de tomar determinados medicamentos y suplementos porque pueden aumentar el riesgo de sangrado.

Prepárate para la recuperación

Planifica tu recuperación después de la cirugía. Por ejemplo:

  • Prepárate para una estancia hospitalaria. La mayoría de las personas vuelven a su hogar el mismo día de la colecistectomía, pero se pueden producir complicaciones que requieran una o más noches en el hospital. Si el cirujano necesita realizar una incisión larga en el abdomen para extirpar la vesícula, es posible que debas quedarte en el hospital durante más tiempo.

    No siempre se puede saber por adelantado qué procedimiento se usará. Prepárate en caso de que necesites quedarte en el hospital y lleva tus elementos personales, como el cepillo de dientes, ropa cómoda y libros o revistas para pasar el tiempo.

  • Pídele a alguien que te lleve hasta tu casa y se quede contigo. Pídele a un amigo o a un familiar que te lleve hasta tu casa y se quede cerca la primera noche después de la cirugía.

Lo que puedes esperar

Una colecistectomía se realiza con anestesia general, por lo que no estarás consciente durante el procedimiento. Los medicamentos anestésicos se administran por vía intravenosa en el brazo. Una vez que los medicamentos surtan efecto, el equipo de atención médica insertará un tubo por la garganta para ayudarte a respirar. Tu cirujano realiza luego la colecistectomía mediante un procedimiento laparoscópico o abierto.

Después de una colecistectomía

Te llevarán a la zona de recuperación mientras el efecto de la anestesia desaparece. Luego, te llevarán a una habitación del hospital para continuar con la recuperación. La recuperación varía según el procedimiento:

  • Colecistectomía laparoscópica. Con frecuencia, las personas pueden irse a su casa el mismo día de la cirugía, aunque a veces es necesario que pasen la noche en el hospital. En general, puedes suponer que volverás a tu casa una vez que seas capaz de comer y beber sin sentir dolor y puedas caminar sin ayuda. Recuperarte por completo puede tomar alrededor de una semana.
  • Colecistectomía abierta. Ten en cuenta que pasarás uno o dos días en el hospital para recuperarte. Una vez que estés en tu casa, tal vez te tome entre cuatro y seis semanas recuperarte completamente.

Resultados

Una colecistectomía puede aliviar el dolor y las molestias de los cálculos biliares. Los tratamientos conservadores, como la modificación de la dieta, generalmente no impiden que los cálculos biliares reaparezcan. Una colecistectomía es la única manera de prevenir los cálculos biliares.

La mayoría de las personas no padecen problemas digestivos después de una colecistectomía. La vesícula no es fundamental para una digestión saludable. A veces, algunas personas pueden tener heces blandas después del procedimiento, lo que generalmente se resuelve con el tiempo. Habla con el médico si notas cambios en tus hábitos intestinales o si tienes síntomas nuevos después del procedimiento.

La rapidez para reanudar las actividades normales tras una colecistectomía depende del procedimiento que utilice el cirujano y de tu salud general. Las personas que se someten a una colecistectomía laparoscópica pueden regresar al trabajo en cuestión de días. Quienes se realizan una colecistectomía abierta, tal vez, necesiten una semana o más para recuperarse bien a fin de regresar al trabajo.

Last Updated Jan 24, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use