Miomectomía robótica

Perspectiva general

La miomectomía robótica, un tipo de miomectomía laparoscópica, es un modo mínimamente invasivo que tienen los cirujanos para extirpar los fibromas uterinos. En comparación con la cirugía abdominal abierta, la miomectomía robótica provoca menos pérdida de sangre, tiene menos complicaciones, implica una estancia hospitalaria más corta y te permite regresar a las actividades normales más rápidamente.

La cirugía robótica puede llevar más tiempo y ser más costosa que la laparoscopia tradicional, pero por lo demás es probable que los resultados sean similares.

Ubicaciones de fibromas

Existen tres tipos principales de fibromas uterinos. Los fibromas intramurales crecen dentro la pared muscular uterina. Los fibromas submucosos sobresalen dentro de la cavidad uterina. Los fibromas subserosos se proyectan por fuera del útero. Algunos fibromas submucosos y subserosos son pedunculados (cuelgan de un tallo dentro o fuera del útero).

Por qué se debe hacer

El médico puede recomendar una miomectomía robótica si tienes lo siguiente:

  • Ciertos tipos de fibromas. Los cirujanos pueden utilizar la miomectomía laparoscópica, incluida la miomectomía robótica, para extirpar los fibromas que se encuentran dentro de la pared uterina (intramurales) o que se proyectan hacia el exterior del útero (subserosos).
  • Fibromas uterinos más pequeños o en una cantidad reducida. Debido a que las incisiones empleadas en la miomectomía robótica son tan pequeñas, este procedimiento tiene mejores efectos con los fibromas uterinos más pequeños, que son más fáciles de extraer.
  • Fibromas uterinos que causan dolor crónico o sangrado intenso. La miomectomía robótica puede ser una forma segura y efectiva de aliviar el dolor.

Riesgos

La miomectomía robótica tiene un índice bajo de complicaciones. Sin embargo, los riesgos pueden comprender los siguientes:

  • Pérdida excesiva de sangre. Durante la miomectomía robótica, los cirujanos toman medidas adicionales para evitar un sangrado excesivo, incluso bloquear el flujo de las arterias uterinas e inyectar medicamentos en los fibromas para que los vasos sanguíneos se contraigan.
  • Infección. Aunque el riesgo es mínimo, el procedimiento de miomectomía robótica presenta riesgo de infección.

Cómo prepararte

Alimentos y medicamentos

Deberás estar en ayunas, no comer ni beber nada, durante las horas previas a la cirugía. Sigue la recomendación del médico sobre la cantidad de horas específica.

Si estás tomando medicamentos, consulta al médico si debes cambiar tu rutina de medicamentos habituales los días previos a la cirugía. Informa al médico si estás tomando medicamentos de venta libre, vitaminas u otros suplementos dietéticos.

Otros preparativos

En la mayoría de los casos, la miomectomía robótica se realiza como procedimiento ambulatorio o requiere una noche de hospitalización. El centro donde te atiendes podría requerir que alguien te acompañe el día de la cirugía. Asegúrate de tener a disposición a alguien para que te ayude con el transporte y te brinde su apoyo.

Lo que puedes esperar

Antes del procedimiento

Las miomectomías robóticas se realizan con anestesia general, lo que significa que estás dormida durante la cirugía. Habla con el médico acerca de los analgésicos y cómo se te podrían administrar.

Durante el procedimiento

En la miomectomía robótica, el cirujano accede a los fibromas y los extrae mediante varias incisiones abdominales pequeñas. Sentado frente a una consola informática separada, el cirujano controla una cámara y el movimiento de los instrumentos que están sujetos a brazos mecánicos. Algunos cirujanos ahora realizan miomectomías robóticas de puerto único (una incisión).

Usar incisiones más pequeñas significa que es posible que tengas menos dolor, pierdas menos sangre y vuelvas a las actividades normales más rápido que con otros métodos de miomectomía.

Después del procedimiento

Luego de una miomectomía robótica, es posible que permanezcas en el hospital por una noche. Tu equipo de tratamiento observará tu estado mientras estás en el hospital, controlará tu dolor y se asegurará de que estés cómoda. Puedes esperar que ocurra un sangrado vaginal durante varios días luego del procedimiento.

Durante la recuperación, que por lo general dura alrededor de dos a cuatro semanas, tendrás que evitar hacer ejercicio extenuante y levantar objetos pesados. Es posible que tu médico te recomiende caminar o realizar otros ejercicios livianos. Puedes regresar al trabajo tan pronto como te sienta capaz. Puedes reanudar el sexo cuando te sientas cómoda haciéndolo.

Resultados

Los resultados de una miomectomía robótica pueden comprender los siguientes:

  • Alivio de los síntomas. Luego de una miomectomía robótica, la mayoría de las mujeres experimentan un alivio de los signos y síntomas molestos, como sangrado menstrual excesivo, dolor pélvico y presión.
  • Mejora en la fertilidad. Algunos estudios sugieren que las mujeres tienen buenos resultados de embarazo aproximadamente un año después de la cirugía. Luego de una miomectomía robótica, espera entre tres y seis meses, o más, antes de intentar quedar embarazada para que el útero tenga tiempo de curación suficiente.

Last Updated Sep 14, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use