Trasplante de riñón de donante vivo

Perspectiva general

Un trasplante de riñón de un donante vivo es la extracción de un riñón de un donante vivo y su colocación en un receptor, cuyos riñones ya no funcionan correctamente.

Solo se necesita un riñón donado para reemplazar dos riñones que funcionan mal, lo cual hace del trasplante de riñón de donante vivo una alternativa al trasplante de riñón de donante fallecido.

Aproximadamente un tercio de todos los trasplantes de riñón realizados en los EE. UU. son trasplantes de riñón de donantes vivos. Los otros dos tercios implican un riñón proveniente de un donante fallecido.

Procedimiento de trasplante de riñón con donante vivo

En un trasplante de riñón con donante vivo, se extirpa quirúrgicamente uno de los riñones sanos del donante y se lo coloca en un receptor cuyos riñones ya no funcionan correctamente. A menos que los riñones del receptor causen problemas, se los deja en su lugar.

Por qué se debe hacer

En comparación con el trasplante de riñón de donante fallecido, el trasplante de riñón de donante vivo ofrece los siguientes beneficios:

  • Menos tiempo en la lista de espera, lo cual puede prevenir posibles complicaciones y deterioro de la salud del receptor
  • Existe la probabilidad de evitar la diálisis si aún no se ha iniciado
  • Mejores índices de supervivencia a corto y largo plazo
  • Tu trasplante se puede programar con anticipación una vez que el donante ha sido aprobado en comparación con un procedimiento de trasplante de urgencia no programado de un donante de riñón fallecido

Los riesgos de un trasplante de riñón de un donante vivo son similares a los de uno de un donante fallecido. Entre otros, incluyen riesgos asociados con la cirugía, el rechazo del órgano y los efectos secundarios de los medicamentos contra el rechazo.

Lo que puedes esperar

El trasplante renal de un donante vivo suele implicar un riñón donado por alguien que conoces, como un familiar, un amigo o un compañero de trabajo. Lo más probable es que los miembros de la familia de sangre sean donantes vivos de riñón compatibles.

Un donante vivo de riñón también puede ser alguien que no conoces, es decir, un donante vivo de riñón no dirigido.

Tanto tú como el donante vivo de riñón serán evaluados para determinar si el órgano del donante es compatible contigo. En general, tu grupo sanguíneo y tipo de tejido deben ser compatibles con los del donante.

Pero incluso si el donante no es compatible, en algunos casos aún es posible realizar un trasplante exitoso con un tratamiento médico adicional antes y después del trasplante para desensibilizar tu sistema inmunitario y reducir el riesgo de rechazo.

Si tu donante vivo de riñón no es compatible contigo, es posible que tu centro de trasplantes les ofrezca a ti y al donante la posibilidad de participar en un programa de donación cruzada. En la donación de órganos en vida cruzada, tu donante le da un riñón a otra persona compatible. Luego tú recibes un riñón compatible del donante de ese receptor.

Una vez que encuentres un donante vivo de riñón compatible, el procedimiento de trasplante renal se programará con anticipación. La cirugía de donación de riñón (nefrectomía del donante) y tu trasplante por lo general se hacen el mismo día.

Donación cruzada de órganos

En la donación cruzada de órganos, los donantes vivos y sus receptores no son compatibles para el trasplante. Sin embargo, el donante de cada par es compatible con el receptor del otro par. Si los dos, donantes y receptores, están dispuestos, los médicos pueden considerar una donación cruzada.

Last Updated Feb 28, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use