Trasplante renal preventivo

Perspectiva general

Un trasplante preventivo de riñón es un trasplante que se realiza antes de que la función renal se deteriore hasta el punto de necesitar diálisis para reemplazar la función de filtrado normal de los riñones.

Actualmente, la mayoría de los trasplantes de riñón se realizan en personas que se someten a diálisis debido a que sus riñones ya no pueden eliminar las impurezas de la sangre de manera adecuada.

El trasplante preventivo de riñón se considera el tratamiento preferido para la enfermedad renal terminal, pero solo alrededor del 20 % de los trasplantes de riñón se realizan de forma preventiva en los EE. UU.

Varios factores se han asociado a la tasa de trasplantes preventivos de riñón, que ha sido menor de lo previsto, como por ejemplo:

  • Escasez de donantes de riñón
  • Falta de acceso a centros de trasplante
  • Bajos índices de remisiones médicas para realizar el procedimiento entre los candidatos de menor nivel socioeconómico
  • Falta de conocimiento de las pautas actuales por parte de los médicos

Por qué se debe hacer

Algunos de los beneficios del trasplante de riñón preventivo antes que la diálisis para las personas con enfermedad renal terminal son los siguientes:

  • Menor riesgo de rechazo del riñón donante
  • Mejores tasas de supervivencia
  • Mejor calidad de vida
  • Menor costo del tratamiento
  • Se evitan la diálisis y las restricciones alimentarias, y las complicaciones de salud relacionadas

Estos beneficios del trasplante preventivo de riñón son especialmente significativos entre los niños y los adolescentes con enfermedad renal terminal.

Algunos de los riesgos del trasplante preventivo de riñón son la exposición temprana a los riesgos asociados con la cirugía y el posible hecho de desaprovechar la función de los riñones propios.

Lo que puedes esperar

Si el médico te recomienda un trasplante preventivo de riñón, te remitirán a un centro de trasplante para ser evaluado. Tienes la libertad de seleccionar un centro de trasplante por tu cuenta o elegir un centro de la lista de proveedores preferidos de tu compañía de seguro médico.

En el centro de trasplante, el equipo de trasplantes realizará varias pruebas para determinar si un trasplante de riñón preventivo es adecuado para ti. Tu equipo considerará una variedad de factores, entre ellos:

  • Nivel de la función renal
  • Salud general
  • Cualquier afección crónica que pudiera afectar el éxito del trasplante
  • La disponibilidad de un donante de riñón
  • La capacidad de seguir indicaciones médicas y de tomar medicamentos contra el rechazo por el resto de tu vida

Si te aprueban para un trasplante preventivo de riñón y hay un donante vivo disponible, se programará el procedimiento de trasplante de riñón de donante vivo. Si no se dispone de un riñón de donante vivo, te incluiremos en una lista de espera para un trasplante de riñón de un donante fallecido.

Last Updated May 5, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use