Tumorectomía

Perspectiva general

La tumorectomía es una cirugía para extirpar el cáncer u otro tejido anormal de la mama.

La tumorectomía también se denomina cirugía de conservación de mama o escisión local amplia porque, a diferencia de la mastectomía, se extrae solamente una parte de la mama. Los médicos también pueden referirse a la tumorectomía como biopsia por escisión.

Además, durante la tumorectomía se extrae una pequeña cantidad de tejido normal alrededor del bulto (también se describe como márgenes limpios o normales del tejido mamario) para asegurarse de que se extraiga todo el cáncer u otro tejido anormal.

La extracción del tumor ayuda a confirmar un diagnóstico de cáncer o a descartarlo. Además, la tumorectomía es la primera opción de tratamiento para algunas mujeres con cáncer de mama en estadio temprano. En casos donde se encuentra cáncer, generalmente se realiza radioterapia en la mama después de la extracción del tumor para reducir las posibilidades de que vuelva a aparecer el cáncer.

Lumpectomía

Una tumorectomía consiste en extirpar el cáncer y parte del tejido sano que lo rodea. Esta ilustración muestra una posible incisión que puede ser usada para este procedimiento, aunque el cirujano determinará el mejor enfoque para tu situación particular. Los puntos de sutura disolubles se colocan debajo de la piel para que no sea necesario retirarlos posteriormente.

Por qué se debe hacer

La meta de la tumorectomía es extirpar el cáncer u otro tejido anormal mientras se mantiene la apariencia de la mama. Algunos estudios indican que la tumorectomía es un tratamiento para prevenir la reaparición del cáncer de mama tan eficaz como la extirpación de toda la mama (mastectomía) en mujeres con cáncer de mama en estadio temprano.

El médico puede recomendarte la tumorectomía si una biopsia muestra que tienes cáncer, y si se cree que este es pequeño y se encuentra en un estadio temprano. La tumorectomía también se puede utilizar para extirpar algunas anomalías mamarias precancerosas o no cancerosas.

Puede que no seas candidata para una tumorectomía por cáncer de mama si ocurre lo siguiente:

  • Tienes antecedentes de esclerodermia (un grupo de enfermedades que endurecen la piel y otros tejidos, y que dificultan la curación después de una tumorectomía)
  • Tienes antecedentes de lupus eritematoso sistémico (una enfermedad inflamatoria crónica que puede empeorar si te sometes a tratamientos de radiación)
  • Tienes dos o más tumores en diferentes cuadrantes de la mama que no se pueden extirpar con una única escisión amplia, lo que podría afectar la apariencia de la mama
  • Te has sometido previamente a un tratamiento de radiación en la región mamaria, lo que podría hacer que otros tratamientos de radiación sean demasiado peligrosos
  • El cáncer se ha diseminado en toda la mama y la piel que la recubre, por lo que sería improbable que con la tumorectomía se extirpara todo el cáncer
  • Tienes un tumor grande y mamas pequeñas, lo que generaría un resultado estético defectuoso
  • No tienes acceso a radioterapia

Riesgos

La tumorectomía es un procedimiento quirúrgico que conlleva el riesgo de tener efectos secundarios, como los siguientes:

  • Sangrado
  • Infección
  • Dolor
  • Hinchazón temporal
  • Sensibilidad
  • Formación de tejido cicatricial duro en el sitio de la cirugía
  • Cambio en la forma y la apariencia de la mama, en especial, si se extirpa una gran parte

Cómo prepararte

Te reunirás con el cirujano pocos días antes de la extracción del tumor. Lleva una lista de preguntas para que no olvides consultarle todo lo que quieres saber. Asegúrate de comprender el procedimiento y los riesgos.

Te darán instrucciones sobre las restricciones prequirúrgicas y otras cosas que debes saber. En la mayoría de los casos, la cirugía se realizará como un procedimiento ambulatorio, así que podrás regresar a tu casa el mismo día.

Dile al médico qué medicamentos, vitaminas o suplementos estás tomando, en caso de que alguno de ellos pueda interferir en la cirugía. En general, a fin de prepararse para una lumpectomía, se recomienda lo siguiente:

  • Deja de tomar aspirina u otros anticoagulantes. El médico podrá pedirte que suspendas estos medicamentos durante una semana o más antes de la cirugía, para disminuir el riesgo de sangrado.
  • Verifica con la compañía de seguro médico si el procedimiento está o no cubierto y si existen restricciones respecto del lugar donde te lo puedas realizar.
  • No comas ni bebas entre 8 y 12 horas antes de la cirugía, sobre todo si te administrarán anestesia general.
  • Concurre con un acompañante. Además de ofrecer apoyo, se necesita a otra persona para que te transporte a tu casa y reciba las instrucciones postoperatorias, ya que pueden pasar varias horas hasta que desaparezcan los efectos de la anestesia.

Lo que puedes esperar

Detección del área para extirpar

El procedimiento de lumpectomía comienza con la detección del área de la mama que presenta la anomalía.

Si la anomalía mamaria se detectó en una mamografía y se confirmó con una biopsia, es probable que el radiólogo haya colocado un pequeño indicador o una grapa en la mama durante la biopsia. Si este es el caso, se podrá insertar un cable delgado o un marcador radioactivo en la mama justo antes de la cirugía y se lo hará llegar al marcador o a la grapa. El cirujano puede utilizar el cable como una guía para precisar el área que necesita extirparse durante la cirugía.

Si tienes un bulto o una masa en la mama que se puede percibir fácilmente a través de la piel, es probable que el procedimiento del cable no sea necesario porque el cirujano puede encontrar más fácilmente el área anormal para extirparla.

Preparación para la extirpación del ganglio linfático

Los ganglios linfáticos se suelen extirpar durante la cirugía para determinar si el cáncer se ha diseminado más allá de la mama. Entre las opciones, se encuentran las siguientes:

  • Disección de ganglios axilares. Durante este procedimiento, el cirujano extirpa algunos ganglios linfáticos de la axila del lado del tumor. El cirujano puede recomendar este procedimiento si una biopsia de ganglio linfático anterior a la cirugía muestra signos de cáncer.
  • Biopsia de ganglios linfáticos centinelas. Durante este procedimiento, el cirujano extirpa solo el primero o los primeros dos ganglios en los que drena el tumor (ganglios centinelas). Luego se los examina para determinar la presencia de cáncer. El médico puede recomendar este procedimiento si no hay sospechas de agrandamiento de ganglios linfáticos con anterioridad a la cirugía.

    Antes de la cirugía, se inyecta una sustancia radioactiva o un medio de contraste azul (o ambos) en el área que está alrededor del tumor o la piel que se encuentra encima de este. La sustancia viaja hasta el ganglio o los ganglios centinelas y permite que el cirujano los identifique para extirparlos.

    Si no hay cáncer, no es necesario extirpar más ganglios linfáticos. Si hay cáncer, el cirujano hablará sobre las opciones existentes, como recibir radiación en la axila para tratar el ganglio linfático alterado. Si decides hacer esto, no necesitarás que se te extirpen más ganglios linfáticos de la axila.

Durante el procedimiento

La lumpectomía se suele llevar a cabo con anestesia general, por lo que no estarás consciente durante el procedimiento.

El cirujano hará una incisión sobre el tumor o el área que contiene el cable, extirpará el tumor y algo del tejido que lo rodea, y los enviará al laboratorio para su análisis. Hará lo mismo con el ganglio o los ganglios linfáticos centinelas (si te sometes una biopsia de ganglio centinela) o con los ganglios linfáticos axilares (si te sometes a una disección de ganglios axilares).

Luego, el cirujano cerrará las incisiones poniendo atención a la conservación de la apariencia de la mama con puntos (suturas) que se disolverán solos o los extraerá el médico con posterioridad.

Después del procedimiento

Después de la cirugía, te llevarán a una sala de recuperación. Durante este tiempo, te controlarán la presión arterial, el pulso y la respiración.

Si has tenido una cirugía ambulatoria (generalmente una lumpectomía y una biopsia de ganglio centinela), te darán el alta cuando estés estable.

Si te sometiste una escisión de ganglios axilares, es probable que necesites permanecer en el hospital por uno o dos días en caso de que tengas dolor o sangrado.

Espera tener lo siguiente:

  • Un vendaje (apósito) sobre el sitio de la cirugía
  • Algo de dolor, entumecimiento y una sensación de pinchazos en el área de la axila
  • Instrucciones escritas sobre cuidados posquirúrgicos (como cuidados para la incisión y el vendaje) y el reconocimiento de signos de infección
  • Recetas para analgésicos y posiblemente un antibiótico
  • Algunas restricciones de actividad
  • Una cita médica de seguimiento con tu médico, generalmente de 7 a 14 días después de la cirugía
Biopsia de ganglios centinelas

La biopsia del ganglio centinela identifica los primeros ganglios linfáticos hacia los que drena un tumor. El cirujano utiliza un tinte inofensivo y una solución radiactiva diluida para localizar los ganglios centinelas. Los ganglios se extraen y se analizan para detectar signos de cáncer.

Resultados

Los resultados del informe patológico deberían estar disponibles en el lapso de una semana o dos. En la consulta de seguimiento después de la cirugía, el médico te explicará el informe. Si necesitas recibir más tratamiento, el médico puede recomendarte lo siguiente:

  • Una nueva cirugía en caso de que haya cáncer en los márgenes alrededor del tumor
  • Un oncólogo para analizar otras formas de tratamiento después de la operación, como la terapia hormonal si el cáncer es sensible a las hormonas, o la quimioterapia, o ambas
  • Un oncólogo radioterapeuta para analizar los tratamientos de radiación, que generalmente se recomiendan después de la lumpectomía
  • Un orientador o grupo de apoyo para ayudarte a afrontar el cáncer de mama

Last Updated Oct 31, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use