Vasectomía

Perspectiva general

La vasectomía es una modalidad de control de la natalidad masculino que corta la provisión de espermatozoides al semen. Se realiza mediante el corte y cierre de los conductos que transportan los espermatozoides. La vasectomía tiene un bajo riesgo de inconvenientes y, por lo general, se puede realizar en el ámbito ambulatorio con anestesia local.

Antes de realizarte una vasectomía debes estar seguro de que no querrás tener un hijo en el futuro. Si bien la vasectomía se puede revertir, se la debe considerar un método de control de la natalidad masculino permanente.

La vasectomía no ofrece protección contra las infecciones de transmisión sexual.

Por qué se debe hacer

La vasectomía es una opción anticonceptiva segura y eficaz para aquellos hombres que tienen la certeza de que no quieren ser padres en el futuro.

  • La vasectomía es casi 100 por ciento eficaz en la prevención del embarazo.
  • Es una cirugía ambulatoria con bajo riesgo de complicaciones o efectos secundarios.
  • El costo de una vasectomía es mucho menor que el costo de una esterilización femenina (ligadura de trompas) o el costo a largo plazo de los medicamentos anticonceptivos para mujeres.
  • Hacerte una vasectomía significa que no necesitarás tomar medidas anticonceptivas previas a tener relaciones sexuales, como usar un preservativo.

Riesgos

Una posible preocupación con la vasectomía es que después puedes cambiar de opinión sobre la posibilidad de querer ser padre. Aunque pueda ser posible revertir la vasectomía, no existe ninguna garantía de que se logre. La cirugía de reversión es más complicada que la vasectomía, puede ser costosa y, en algunos casos, no es efectiva.

También existen otras técnicas para ser padres después de una vasectomía, como la fertilización in vitro. Pero estas técnicas también son costosas y no siempre son efectivas. Antes de someterte a una vasectomía, asegúrate de que no querrás ser padre en el futuro.

Si tienes dolor testicular crónico o enfermedades testiculares no serás un buen candidato para una vasectomía. Para la mayoría de los hombres, la vasectomía no provoca ningún efecto secundario obvio y las complicaciones graves son poco frecuentes.

Los efectos secundarios inmediatamente después de la cirugía pueden incluir:

  • Sangrado o un coágulo sanguíneo (hematoma) dentro del escroto
  • Sangre en el semen
  • Hematoma en el escroto
  • Infección en el lugar donde se realizó la cirugía
  • Dolor o malestar leve
  • Hinchazón

Las complicaciones a futuro pueden incluir:

  • Dolor crónico, que puede afectar a 1 a 2 por ciento de los que se hacen la cirugía
  • Acumulación de líquidos en el testículo, que puede provocar un dolor leve, molesto y continuo que empeora con la eyaculación
  • Inflamación provocada por el esperma que se filtra (granuloma)
  • Embarazo, en caso de que la vasectomía falle (poco frecuente)
  • Un quiste anormal (espermatocele) que se manifiesta en el pequeño tubo en espiral ubicado en el testículo superior que recoge y transporta el esperma (epidídimo)
  • Un saco lleno de líquido (hidrocele) que rodea al testículo y provoca la inflamación del escroto

Inquietudes infundadas

Muchos hombres temen que una vasectomía pueda causarles problemas graves; pero estos temores son infundados. Por ejemplo, una vasectomía:

  • No afectará tu rendimiento sexual. La vasectomía no afectará tu deseo sexual ni tu masculinidad de ninguna manera, excepto que no concebirás hijos. Muchos hombres han reportado una mayor satisfacción sexual después de una vasectomía.
  • No causará daño permanente a los órganos genitales. Hay muy poco riesgo de que los testículos, el pene u otras partes de tu sistema reproductivo se lesionen durante la cirugía. En casos muy raros, una lesión en el suministro de sangre puede llevar a la pérdida de un testículo, pero no es probable que eso ocurra si tu cirujano está bien capacitado.
  • No aumentará el riesgo de contraer ciertos tipos de cáncer. Si bien anteriormente existía cierta preocupación acerca de un posible vínculo entre la vasectomía y el cáncer testicular o de próstata, no se ha demostrado ninguna relación.
  • No aumentará el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. Al igual que con los temores sobre el cáncer, no parece haber ninguna conexión entre la vasectomía y los problemas del corazón.
  • No causará un dolor intenso. Podrías sentir un dolor leve y una sensación de tironeo o estiramiento durante la cirugía, pero el dolor intenso es poco frecuente. Del mismo modo, después de la cirugía podrías experimentar algún dolor, pero para la mayoría de los hombres es leve y desaparece después de unos días.

Cómo prepararte

Alimentos y medicamentos

El médico probablemente te pida que dejes de tomar aspirina, medicamentos antiinflamatorios no esteroides, u otros medicamentos anticoagulantes varios días antes de la cirugía. Entre ellos se incluyen la warfarina (Coumadin, Jantoven, otros), la heparina, y otros analgésicos de venta libre como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros).

Ropa y elementos personales

Trae ropa interior ajustada o un suspensorio para usar después del procedimiento para dar apoyo al escroto y reducir la hinchazón.

Otras precauciones

Dúchate o toma un baño el día de la cirugía. Asegúrate de lavar cuidadosamente la zona genital. Si es necesario, recorta el vello.

Programa que alguien te lleve a tu casa después de la cirugía, para evitar los movimientos y la presión en la zona de la cirugía causados por conducir un vehículo.

Lo que puedes esperar

Antes del procedimiento

Antes de realizarte una vasectomía, el médico querrá reunirse contigo para estar seguro de que es el método anticonceptivo adecuado para ti.

En la consulta inicial (visita de consulta), prepárate para conversar sobre lo siguiente:

  • Que tú entiendes que la vasectomía es permanente y que no es una buena opción si existe alguna probabilidad de que quieras ser padre en el futuro
  • Si tienes hijos y cómo se siente tu pareja sobre la decisión, si es que tienes una relación
  • Otros métodos anticonceptivos que estén a tu disposición
  • Qué implican la cirugía de la vasectomía y la recuperación, y cuáles son las posibles complicaciones

Algunos médicos de medicina familiar o medicina general realizan vasectomías, pero la mayoría las realizan los médicos que se especializan en el sistema de reproducción masculino (urólogos).

La vasectomía, por lo general, se realiza en el consultorio del médico o en un centro quirúrgico bajo anestesia local, lo que significa que estarás despierto y te darán un medicamento para insensibilizar el área de la operación.

Durante el procedimiento

La cirugía para una vasectomía suele llevar entre 10 y 30 minutos. Para realizar una vasectomía, tu médico tal vez siga los siguientes pasos:

  • Anestesiará el área quirúrgica con una inyección de anestesia local con aguja delgada, en la piel del escroto.
  • Realizará un pequeño corte (incisión) en la parte superior del escroto, una vez que el área quirúrgica esté anestesiada. O con la técnica «sin bisturí», realizará una pequeña punción en el escroto en lugar de una incisión.
  • Localizará el conducto donde pasa el semen desde el testículo (conducto deferente).
  • Extraerá parte del conducto deferente a través de la incisión o la punción.
  • Cortará el conducto deferente en la parte extraída del escroto.
  • Sellará el conducto deferente atándolo con calor (cauterización), con clips quirúrgicos o con un método combinado. Después el médico volverá a colocar los extremos del conducto deferente dentro del escroto.
  • Cerrará la incisión en el sitio quirúrgico. Quizás se usen suturas o pegamento quirúrgico. En algunos casos, se podrá dejar que la herida se cierre sola con el tiempo.

Después del procedimiento

Luego de una vasectomía tendrás algunos hematomas, inflamación y dolor. Por lo general, estos síntomas mejorarán en pocos días. El médico te dará instrucciones para la recuperación. El médico te puede pedir lo siguiente:

  • Llama de inmediato si tienes señales de infección, como si sangra el sitio de cirugía, enrojecimiento, fiebre de más de 100,4 °F (38 °C) o si el dolor o la inflamación empeoran.
  • Brinda apoyo al escroto con un vendaje y ropa interior ajustada durante al menos 48 horas después de la vasectomía.
  • Aplica compresas de hielo al escroto durante los primeros dos días.
  • Limita la actividad después de la cirugía. Deberás descansar por 24 horas después de la cirugía. Probablemente puedas hacer actividad liviana después de dos o tres días, pero evita practicar deportes, levantar cosas y realizar trabajo pesado durante aproximadamente una semana. Mucho esfuerzo podría ocasionarte dolor o sangrado dentro del escroto.
  • Evita la actividad sexual durante aproximadamente una semana. Si eyaculas, podrías sentir dolor u observar sangre en el semen. Si tienes relaciones sexuales, usa otro método anticonceptivo hasta que el médico te confirme que no hay ningún espermatozoide en tu semen.

Después de una vasectomía eyacularás semen (líquido seminal) pero ya no va a contener esperma (las células reproductoras) una vez que hayas eyaculado unas 20 veces. La vasectomía bloquea que el esperma producido por los testículos llegue al semen. En vez de eso, el cuerpo absorbe el esperma, lo que no causa ningún daño.

Vasectomía

En una vasectomía, se efectúa un corte u obstrucción del tubo que transporta esperma desde cada testículo (conductos deferentes).

Resultados

La vasectomía no brinda una protección inmediata contra el embarazo. Usa un método anticonceptivo alternativo hasta que el médico te confirme que no hay ningún espermatozoide en tu semen. Antes de tener relaciones sexuales sin protección, deberás esperar varios meses o más, y eyacular de 15 a 20 veces o más para eliminar todos los espermatozoides del semen.

La mayoría de los médicos realizan un análisis de seguimiento del semen de 6 a 12 semanas después de la cirugía, para asegurarse de que no quede ningún espermatozoide. Deberás proporcionarle al médico muestras de semen para que las examine. Para recolectar una muestra de semen, el médico te pedirá que te masturbes y eyacules en un recipiente o que uses un preservativo especial sin lubricante ni espermicida para recolectar el semen durante la relación sexual. Luego, el semen se examina con un microscopio para observar si contiene espermatozoides.

La vasectomía es un método anticonceptivo eficaz, pero no te protegerá a ti ni protegerá a tu pareja contra las infecciones de transmisión sexual, como la clamidia o el VIH/SIDA. Por este motivo, debes usar otros métodos de protección, como los preservativos, si corres el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual (incluso después de someterte a una vasectomía).

Last Updated Mar 16, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use