Dolor abdominal

Definición

Todos sienten dolor abdominal de vez en cuando. Otros términos que se utilizan para describir el dolor abdominal son dolor estomacal o de estómago y dolor de panza o de barriga. El dolor abdominal puede ser leve o fuerte. Puede ser continuo o intermitente. El dolor abdominal puede ser de corta duración (agudo) o puede presentarse durante semanas, meses o años (crónico).

Llama al médico si sientes un dolor abdominal tan fuerte que no puedes moverte, sentarte en posición recta o encontrar una posición cómoda.

Busca atención médica inmediata si el dolor está acompañado por otros signos y síntomas preocupantes, como:

  • Dolor intenso
  • Fiebre
  • Heces con sangre
  • Náuseas y vómitos persistentes
  • Adelgazamiento
  • Piel de apariencia amarilla
  • Sensibilidad grave cuando te tocas el abdomen
  • Inflamación del abdomen

Causas

El dolor abdominal puede tener muchas causas posibles. Las causas más frecuentes, como los dolores por gases, indigestión o distensión muscular, no suelen ser graves. Otras enfermedades pueden requerir atención médica con mayor urgencia.

Si bien la ubicación y el patrón del dolor abdominal pueden proporcionar indicios importantes, su evolución temporal es particularmente útil para determinar la causa.

El dolor abdominal agudo se presenta, y se suele resolver, en cuestión de unas horas a unos días. El dolor abdominal crónico puede ser intermitente o episódico, lo que quiere decir que puede ir y venir. Este tipo de dolor puede durar de meses a semanas, o incluso años. Algunas enfermedades provocan dolor progresivo, que empeora de forma continua con el tiempo.

Agudo

Las diversas afecciones que provocan dolor abdominal agudo suelen estar acompañadas de otros síntomas y se manifiestan en cuestión de horas a días. Las causas pueden oscilar entre afecciones leves que se resuelven sin tratamiento y urgencias médicas graves, entre ellas:

  • Aneurisma aórtico abdominal
  • Apendicitis
  • Colangitis (inflamación de las vías biliares)
  • Colecistitis
  • Cistitis (inflamación de la vejiga)
  • Cetoacidosis diabética
  • Diverticulitis
  • Duodenitis (inflamación en la primera parte del intestino delgado)
  • Embarazo ectópico (en el que el óvulo fecundado se implanta y crece fuera del útero, como en una trompa de Falopio)
  • Retención fecal (heces duras que no se pueden evacuar)
  • Ataque cardíaco
  • Una lesión
  • Oclusión intestinal
  • Invaginación (en niños)
  • Infección renal (pielonefritis)
  • Cálculos renales
  • Absceso hepático (una bolsa llena de pus en el hígado)
  • Isquemia mesentérica (disminución del flujo de sangre a los intestinos)
  • Linfadenitis mesentérica (inflamación de los ganglios linfáticos en los pliegues de la membrana que mantiene los órganos abdominales en su lugar)
  • Trombosis mesentérica (coágulo sanguíneo en una vena que transporta sangre desde los intestinos)
  • Pancreatitis (inflamación del páncreas)
  • Pericarditis (inflamación del tejido que rodea el corazón)
  • Peritonitis (infección del revestimiento abdominal)
  • Pleuresía (inflamación de la membrana que rodea los pulmones)
  • Neumonía
  • Infarto pulmonar (pérdida de flujo sanguíneo a los pulmones)
  • Rotura de bazo
  • Salpingitis (inflamación de las trompas de Falopio)
  • Mesenteritis esclerosante
  • Zóster (infección por herpes zóster)
  • Infección del bazo
  • Absceso esplénico (una bolsa llena de pus en el bazo)
  • Colon perforado
  • Infección de las vías urinarias
  • Gastroenteritis viral (gastroenteritis vírica)

Crónico (intermitente o episódico)

A menudo resulta difícil determinar la causa específica del dolor abdominal crónico. Los síntomas pueden oscilar entre leves y graves, pueden ir y venir, pero no necesariamente empeorar con el tiempo. Algunas de las afecciones que pueden causar dolor abdominal crónico son las siguientes:

  • Angina de pecho (reducción del flujo sanguíneo al corazón)
  • Celiaquía
  • Endometriosis
  • Cálculos biliares
  • Gastritis (inflamación del revestimiento del estómago)
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico
  • Hernia hiatal
  • Hernia inguinal
  • Síndrome de intestino irritable
  • Dolor intermenstrual (dolor al ovular)
  • Dispepsia funcional
  • Quistes de ovario
  • Enfermedad inflamatoria pélvica
  • Úlceras pépticas
  • Anemia de células falciformes
  • Tensión o distensión de los músculos abdominales
  • Colitis ulcerosa

Progresivo

El dolor abdominal que empeora a un ritmo constante con el tiempo, a menudo acompañado de la presencia de otros síntomas, suele ser grave. Las causas del dolor abdominal progresivo son las siguientes:

  • Cáncer
  • Enfermedad de Crohn (un tipo de enfermedad intestinal inflamatoria)
  • Bazo dilatado (esplenomegalia)
  • Cáncer de vesícula
  • Hepatitis
  • Cáncer de riñón
  • Intoxicación por plomo
  • Cáncer de hígado
  • Linfoma no hodgkiniano
  • Cáncer de páncreas
  • Cáncer de estómago
  • Absceso en las trompas o los ovarios (una bolsa llena de pus que comprende una trompa de Falopio y un ovario)
  • Uremia (acumulación de residuos en la sangre)

Cuándo consultar al doctor

Llama al 911 o solicita asistencia médica de emergencia

Busca ayuda si tu dolor abdominal es intenso y se asocia con lo siguiente:

  • traumatismo, como un accidente o una lesión;
  • presión o dolor en el pecho.

Busca atención médica inmediata

Haz que alguien te lleve al centro atención de urgencias o a la sala de emergencias si experimentas lo siguiente:

  • dolor intenso;
  • fiebre;
  • heces con sangre;
  • náuseas y vómitos persistentes;
  • pérdida de peso;
  • piel con apariencia amarillenta;
  • sensibilidad intensa del abdomen ante el tacto;
  • hinchazón del abdomen.

Programa una visita con tu médico

Programa una consulta con tu médico si el dolor abdominal te preocupa o dura más que un par de días.

Mientras tanto, encuentra formas de aliviar el dolor. Por ejemplo, ingiere comidas en porciones más pequeñas si el dolor se produce junto con indigestión. Evita consumir analgésicos de venta libre, como aspirinas o ibuprofeno (Advil, Motrin IB, entre otros) debido a que pueden producir irritación en el estómago que pueden empeorar el dolor abdominal.

Last Updated Apr 25, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use