Dolor de cabeza

Definición

El dolor de cabeza se presenta en cualquier región de la cabeza. Los dolores de cabeza pueden afectar uno o ambos lados de la cabeza, aparecer puntualmente en una ubicación determinada, extenderse desde un punto hacia el resto de la cabeza o ejercer presión en la cabeza.

El dolor de cabeza puede manifestarse como un dolor intenso, una sensación de pulsación o un dolor leve y continuo. Los dolores de cabeza pueden desarrollarse en forma gradual o repentina, y pueden durar desde menos de una hora hasta varios días.

Causas

Tus síntomas de dolor de cabeza pueden ayudar al médico a determinar su causa y el tratamiento adecuado. La mayoría de los dolores de cabeza no son el resultado de una enfermedad grave, pero algunos pueden deberse a una enfermedad que ponga en riesgo la vida y que requiera atención de urgencia.

Los dolores de cabeza generalmente se clasifican según la causa:

Dolores de cabeza primarios

Un dolor de cabeza primario se debe a hiperactividad o a problemas con las estructuras de la cabeza sensibles al dolor. Un dolor de cabeza primario no es síntoma de una enfermedad oculta.

La actividad química en el cerebro, los nervios o vasos sanguíneos que rodean el cráneo o los músculos en la cabeza y el cuello (o una combinación de estos factores) pueden tener un rol en los dolores de cabeza primarios. Algunas personas también pueden tener genes que los hacen más susceptibles a manifestar estos dolores de cabeza.

Los dolores de cabeza más frecuentes son los siguientes:

  • Cefalea en racimos
  • Migraña
  • Migraña con aura
  • Dolor de cabeza tensional
  • Cefalalgia autonómica del trigémino, como cefaleas en brotes y hemicránea paroxística

Además, algunos patrones del dolor de cabeza, por lo general, se consideran tipos de dolor de cabeza primario, pero son menos frecuentes. Estos dolores de cabeza tienen características distintivas, como una duración inusual o dolor relacionado con una actividad en particular.

Si bien se suelen considerar primarios, pueden ser síntomas de una enfermedad no diagnosticada. Estos son algunos de ellos:

  • Dolores de cabeza crónicos diarios (por ejemplo, migraña crónica, dolor de cabeza crónico de tipo tensional o hemicránea continua)
  • Dolores de cabeza por tos
  • Dolores de cabeza por ejercicio
  • Dolores de cabeza durante la actividad sexual

Algunos dolores de cabeza primarios se pueden desencadenar por factores del estilo de vida, entre ellos:

  • Alcohol, en particular el vino tinto
  • Ciertos alimentos, como las carnes procesadas que contienen nitratos
  • Cambios en el sueño o falta de sueño
  • Mala postura
  • Omitir comidas
  • Estrés

Dolores de cabeza secundarios

El dolor de cabeza secundario es un síntoma de una enfermedad que puede activar los nervios sensibles al dolor de la cabeza. Muchas enfermedades, que varían considerablemente en gravedad, pueden provocar dolores de cabeza secundarios.

Estas son las posibles causas de los dolores de cabeza secundarios:

  • Sinusitis aguda (infección de los senos paranasales)
  • Desgarros arteriales (disecciones carotídeas o vertebrales)
  • Coágulos sanguíneos (trombosis venosas) en el cerebro (distinto del accidente cerebrovascular)
  • Aneurisma cerebral (una protuberancia en una arteria del cerebro)
  • Malformación arteriovenosa cerebral (malformación arteriovenosa), una formación anormal de los vasos sanguíneos del cerebro
  • Tumor cerebral
  • Intoxicación con monóxido de carbono
  • Malformaciones de Chiari (problema estructural en la base del cráneo)
  • Conmoción
  • Deshidratación
  • Problemas dentales
  • Infección del oído (oído medio)
  • Encefalitis (inflamación del cerebro)
  • Arteritis de células gigantes (inflamación del revestimiento de las arterias)
  • Glaucoma (glaucoma agudo por cierre angular)
  • Resacas
  • Presión arterial alta (hipertensión)
  • Influenza (gripe) y otras enfermedades febriles (fiebre)
  • Hematoma intracraneal
  • Medicamentos para tratar otros trastornos
  • Meningitis
  • Glutamato monosódico
  • Uso excesivo de analgésicos
  • Los ataques de pánico y el trastorno de pánico
  • Síndrome posconmocional
  • Presión de accesorios de protección para la cabeza, como un casco o gafas
  • Seudotumor cerebral
  • Accidente cerebrovascular
  • Toxoplasmosis
  • Neuralgia del trigémino (como también otras neuralgias, todas involucran la irritación de ciertos nervios que se conectan al rostro y al cerebro)

Estos son algunos tipos de dolores de cabeza secundarios:

  • Dolor de cabeza por compresión externa (como resultado de accesorios de protección para la cabeza que provocan presión)
  • Dolores de cabeza por estímulos fríos (frecuentemente conocido como «cerebro congelado»)
  • Consumo excesivo de medicamentos para el dolor de cabeza (provocados por el uso excesivo de analgésicos)
  • Dolor de cabeza sinusal (provocados por inflamación y congestión en las cavidades sinusales)
  • Dolores de cabeza por punción lumbar (provocados por presión o volumen bajos de líquido cefalorraquídeo, posiblemente, como resultado de una pérdida espontánea de líquido cefalorraquídeo, una punción medular o anestesia intradural)
  • Dolores de cabeza del tipo trueno (un grupo de trastornos que implican dolores de cabeza fuertes y repentinos con múltiples causas)

Cuándo consultar al doctor

Busca atención de urgencia

Un dolor de cabeza puede ser un síntoma de un trastorno grave, como un accidente cerebrovascular, meningitis o encefalitis.

Ve a una sala de urgencias de un hospital o llama al 911 o a tu número local de emergencias si experimentas el peor dolor de cabeza de tu vida, un dolor de cabeza repentino e intenso, o un dolor de cabeza acompañado por lo siguiente:

  • Confusión o problemas para comprender el habla
  • Desmayo
  • Fiebre alta, de más de 102 °F a 104 °F (39 °C a 40 °C)
  • Entumecimiento, debilidad o parálisis de un lado del cuerpo
  • Rigidez en el cuello
  • Problemas para ver
  • Problemas para hablar
  • Problemas para caminar
  • Náuseas o vómitos (si no se relacionan claramente con una gripe o una resaca)

Programa una visita con un médico

Consulta con un médico si experimentas dolores de cabeza que:

  • Ocurren con mayor frecuencia que lo usual
  • Son más intensos que lo usual
  • Empeoran o no mejoran con el uso adecuado de medicamentos de venta libre
  • Te impiden trabajar, dormir o participar en actividades normales
  • Te provocan angustia, y te gustaría encontrar opciones de tratamiento que te permitan controlarlos mejor

Last Updated Jan 26, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use