Dolor de pierna

Definición

El dolor de pierna puede ser permanente o intermitente, desarrollarse en forma repentina o gradual, y afectar la pierna entera o una parte específica, como la parte anterior de la pierna o la rodilla. Puede manifestarse de diversas formas: dolor punzante, dolor intenso, dolor leve y continuo, dolor fijo y continuo, u hormigueo.

Algunos tipos de dolor de pierna son solo molestos, pero el dolor de pierna más fuerte puede afectar la capacidad de caminar o de soportar peso sobre una pierna.

Causas

La mayoría de los dolores en las piernas se provocan como resultado del desgaste, de la sobrecarga o de lesiones en las articulaciones o los huesos, o en los músculos, los ligamentos, los tendones u otros tejidos blandos. Algunos tipos de dolores en las piernas se pueden deber a problemas en la parte baja de la columna vertebral. El dolor de piernas también se puede producir por coágulos sanguíneos, venas varicosas o mala circulación.

Algunas causas frecuentes del dolor de piernas son las siguientes:

  • Tendinitis de Aquiles
  • Rotura del tendón de Aquiles
  • Lesión del ligamento cruzado anterior (desgarro del ligamento cruzado anterior de la rodilla)
  • Espondiloartritis anquilosante
  • Quiste de Baker
  • Cáncer de huesos
  • Quebradura de pierna
  • Bursitis (inflamación de las articulaciones)
  • Síndrome compartimental crónico por ejercicio
  • Claudicación
  • Trombosis venosa profunda (TVP)
  • Gota (artritis relacionada con el exceso de ácido úrico)
  • Dolores de crecimiento
  • Fracturas del cartílago de crecimiento
  • Lesión en los músculos isquiotibiales
  • Hernia de disco
  • Infección
  • Artritis idiopática juvenil (anteriormente conocida como «artritis reumatoide juvenil»)
  • Bursitis de la rodilla (inflamación de los sacos llenos de líquido de la articulación de la rodilla)
  • Enfermedad de Legg-Calvé-Perthes
  • Meralgia parestésica
  • Calambre muscular
  • Distensión muscular
  • Calambres nocturnos en las piernas
  • Enfermedad de Osgood-Schlatter
  • Osteoartritis (enfermedad que provoca el deterioro de las articulaciones)
  • Osteocondritis disecante
  • Osteomielitis (un infección ósea)
  • Enfermedad ósea de Paget
  • Tendinitis rotuliana
  • Síndrome de dolor patelofemoral
  • Enfermedad arterial periférica
  • Neuropatía periférica
  • Lesión del ligamento cruzado posterior
  • Seudogota
  • Artritis psoriásica
  • Artritis reactiva
  • Artritis reumatoide (enfermedad articular inflamatoria)
  • Sacroilitis
  • Ciática
  • Artritis séptica
  • Periostitis tibial
  • Estenosis del conducto vertebral
  • Esguinces
  • Fracturas por sobrecarga
  • Tendinitis
  • Tromboflebitis (un coágulo de sangre que suele presentarse en la pierna)
  • Rotura de menisco
  • Venas varicosas

Cuándo consultar al doctor

Busca atención médica de inmediato o ve a una sala de urgencias en los siguientes casos:

  • Tienes una lesión en la pierna con un corte profundo o el hueso o el tendón están expuestos
  • No puedes caminar o cargar peso sobre la pierna
  • Tienes dolor, hinchazón, enrojecimiento o sientes calor en la pantorrilla
  • Escuchaste un chasquido o chirrido en el momento en que te lesionaste la pierna

Consulta con tu médico lo antes posible si tienes lo siguiente:

  • Signos de infección, como enrojecimiento, calor o sensibilidad, o tienes fiebre superior a 100 °F (37,8 °C)
  • La pierna está hinchada, pálida o inusualmente fría
  • Dolor en la pantorrilla, especialmente después de pasar mucho tiempo sentado, como durante un largo viaje en auto o en avión
  • Hinchazón en las dos piernas y problemas respiratorios
  • Cualquier síntoma grave en la pierna que se manifieste sin causa aparente

Programa una visita al consultorio en los siguientes casos:

  • Sientes dolor al caminar o después de hacerlo
  • Tienes hinchazón en las piernas
  • El dolor empeora
  • Los síntomas no mejoran después de unos días de tratamiento doméstico
  • Tienes venas varicosas dolorosas

Cuidado personal

El dolor de pierna leve en general responde favorablemente a tratamientos domésticos. Para aliviar el dolor leve y la hinchazón:

  • Evita apoyar la pierna el mayor tiempo posible
  • Coloca una compresa de hielo o una bolsa de guisantes congelados en la zona afectada durante 15 o 20 minutos, tres veces por día
  • Eleva la pierna cada vez que te sientes o recuestes
  • Usa analgésicos de venta libre, como ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) o naproxeno sódico (Aleve)

Last Updated Jan 26, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use