Dolor de tobillo

Definición

El tobillo es un complejo sistema de huesos, ligamentos, tendones y músculos. Si bien el tobillo tiene la capacidad suficiente para soportar el peso del cuerpo, puede ser susceptible a lesiones y dolores.

El dolor puede presentarse en el interior o en el exterior del tobillo, o a lo largo del tendón de Aquiles, que conecta los músculos de la pantorrilla con el hueso del talón. Aunque el dolor de tobillo leve en general responde favorablemente a tratamientos domésticos, puede tardar un tiempo en desaparecer. Debes consultar al médico si sientes un dolor fuerte en el tobillo, especialmente si fue causado por una lesión.

Causas

Las lesiones en cualquiera de los huesos, los ligamentos o los tendones del tobillo y varios tipos de artritis pueden provocar dolor de tobillo. Estas son algunas causas frecuentes del dolor de tobillo:

  • Tendinitis de Aquiles
  • Rotura del tendón de Aquiles
  • Fractura por avulsión
  • Fractura de pie
  • Bursitis (inflamación de las articulaciones)
  • Gota (artritis relacionada con el exceso de ácido úrico)
  • Osteoartritis (enfermedad que provoca el deterioro de las articulaciones)
  • Osteocondritis disecante
  • Fascitis plantar
  • Seudogota
  • Artritis psoriásica
  • Artritis reactiva
  • Artritis reumatoide (enfermedad articular inflamatoria)
  • Artritis séptica
  • Esguince de tobillo
  • Fracturas por sobrecarga
  • Síndrome del túnel tarsiano

Cuándo consultar al doctor

Hasta las lesiones de tobillo relativamente benignas pueden ser bastante dolorosas, al menos al principio. Suele ser seguro probar remedios caseros por un tiempo.

Busca atención médica inmediata en los siguientes casos:

  • Si tienes dolor intenso o hinchazón
  • Tener una herida abierta o una deformidad grave
  • Tener signos de infección, como enrojecimiento, calor y sensibilidad en la zona afectada o fiebre superior a 100 °F (37,8 °C)
  • No poder cargar peso sobre el pie

Programa una visita al consultorio en los siguientes casos:

  • Tener una inflamación persistente que no mejora después de dos a cinco días de tratamiento en el hogar
  • Si tienes dolor persistente que no mejora después de varias semanas

Cuidado personal

Para muchas lesiones de tobillo, las medidas de cuidado personal alivian el dolor. Por ejemplo:

  • Descanso. Evita cargar peso sobre el tobillo durante el mayor tiempo posible. Toma un descanso de tus actividades habituales.
  • Hielo. Coloca una compresa de hielo o una bolsa de guisantes congelados sobre el tobillo durante 15 o 20 minutos, tres veces por día.
  • Compresión. Usa un vendaje de compresión para disminuir la hinchazón.
  • Elevación. Eleva el pie por encima del nivel del corazón para ayudar a reducir la inflamación.
  • Analgésicos de venta libre. Medicamentos como ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros) y naproxeno sódico (Aleve) pueden aliviar el dolor y ayudar en la curación.

Aunque te cuides de la mejor manera, puedes tener cierta inflamación, rigidez o dolor en el tobillo, particularmente apenas te levantas o después de haber estado en actividad, durante varias semanas.

Last Updated Jan 11, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use