Hinchazón de pierna

Definición

La hinchazón de piernas puede ocurrir en cualquiera de las partes de la pierna: el pie, el tobillo, la pantorrilla o el muslo. La hinchazón de piernas puede deberse a la retención (acumulación) de líquido o a la inflamación de tejidos o articulaciones que tienen una lesión o una enfermedad.

La mayoría de las causas de la hinchazón de piernas, como haber sufrido una lesión o estar mucho tiempo de pie o sentado, son comunes, se identifican con facilidad y no son un motivo de preocupación. En ocasiones, la hinchazón de piernas puede indicar un trastorno más grave, como una enfermedad cardíaca o un coágulo de sangre.

Busca atención médica de inmediato si las piernas se te hinchan sin razón aparente, especialmente si tienes un dolor inexplicable en las piernas, dificultad para respirar, dolor de pecho u otros signos de advertencia de un coágulo de sangre en los pulmones o una afección cardíaca.

Causas

Muchos factores (que varían mucho en cuanto a su gravedad) pueden causar la hinchazón de las piernas.

Hinchazón de las piernas relacionada con la acumulación de líquido

La hinchazón de las piernas causada por la retención de líquido en los tejidos de las extremidades inferiores se denomina edema periférico. Puede deberse a un problema con el sistema de circulación venosa, el sistema linfático o los riñones.

La hinchazón de las piernas no siempre es un signo de un problema cardíaco o circulatorio. Puedes tener hinchazón por acumulación de líquido si tienes sobrepeso, si no eres una persona activa, si pasas mucho tiempo sentado o parado o si usas medias o pantalones ajustados.

Algunos de los factores relacionados con la acumulación de líquido son los siguientes:

  • Insuficiencia renal aguda
  • Miocardiopatía (problema con el músculo cardíaco)
  • Quimioterapia
  • Enfermedad renal crónica
  • Cirrosis (proceso de cicatrización del hígado)
  • Trombosis venosa profunda (TVP) Trombosis venosa profunda (DVT, por sus siglas en inglés)
  • Insuficiencia cardíaca
  • Terapia hormonal
  • Linfedema (obstrucción en el sistema linfático)
  • Síndrome nefrótico (daño a pequeños vasos sanguíneos filtrantes en los riñones)
  • Obesidad
  • Analgésicos, como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB) o naproxeno (Aleve)
  • Pericarditis (inflamación del tejido alrededor del corazón)
  • Embarazo
  • Medicamentos con receta médica, incluidos algunos utilizados para la diabetes y la presión arterial alta
  • Hipertensión pulmonar (presión arterial alta en los vasos sanguíneos de los pulmones)
  • Estar sentado durante mucho tiempo, por ejemplo, durante los vuelos de aerolíneas
  • Empeoramiento del dolor después de estar sentado o de pie durante mucho tiempo
  • Tromboflebitis (un coágulo de sangre que generalmente se produce en la pierna)
  • Insuficiencia venosa, crónica (venas de las piernas con un problema de retorno de la sangre al corazón)

Hinchazón de las piernas relacionada con inflamación

La hinchazón de las piernas también puede ser causada por la inflamación de las articulaciones o los tejidos de las piernas, ya sea una respuesta normal a una lesión o enfermedad o debido a la artritis reumatoide u otro trastorno inflamatorio. Normalmente sentirás dolor con los trastornos inflamatorios.

Las afecciones que pueden contribuir a la inflamación de la pierna incluyen las siguientes:

  • Rotura del tendón de Aquiles
  • Lesión del ligamento cruzado anterior (desgarro del ligamento cruzado anterior de la rodilla)
  • Quiste de Baker
  • Fractura de pie
  • Fractura de pierna
  • Celulitis (una infección de la piel)
  • Bursitis de la rodilla (inflamación de los sacos llenos de líquido en la articulación de la rodilla)
  • Osteoartritis (enfermedad que causa la ruptura de las articulaciones)
  • Artritis reumatoide (enfermedad inflamatoria de las articulaciones)
  • Esguince de tobillo

Cuándo consultar al doctor

Busca atención médica de emergencia si tienes hinchazón de las piernas y alguno de los signos o síntomas incluidos a continuación, que pueden indicar un coágulo sanguíneo en los pulmones o una enfermedad grave del corazón:

  • Dolor en el pecho
  • Dificultad para respirar
  • Falta de aire al hacer esfuerzo o estar acostado en la cama
  • Desmayo o mareos
  • Tos con sangre

Además, busca atención médica de inmediato en el caso de que la hinchazón de las piernas:

  • Ocurra de repente y sin razón aparente
  • Esté relacionada con una lesión física; por ejemplo, una lesión por una caída, al practicar un deporte o por un accidente automovilístico
  • Ocurra en una pierna y sea dolorosa o esté acompañada de piel fría y pálida

Programa una consulta con el médico

Los problemas relacionados con la hinchazón de las piernas, aunque no sean de emergencia, requieren atención médica de inmediato. La hinchazón de las piernas que se presenta como efecto secundario de un fármaco puede parecerse a la hinchazón que produce un trastorno del riñón. Programa una cita lo antes posible para que el médico pueda diagnosticar la causa.

Antes de la cita, ten en cuenta estos consejos:

  • Reduce la cantidad de sal en la dieta.
  • Cuando te acuestes, apoya la pierna sobre una almohada, ya que esto reducirá la hinchazón relacionada con la retención de líquido.
  • Usa medias de compresión elásticas, pero evita las que queden apretadas en la parte superior; si puedes ver la marca que deja el elástico, es posible que estén demasiado apretadas.
  • Si tienes que estar de pie o sentado durante períodos prolongados, toma descansos frecuentes y camina un poco, a menos que hacerlo te provoque dolor.
  • No dejes de tomar un medicamento de venta con receta sin antes hablar con el médico, aunque sospeches que pueda ser la causa de la hinchazón de las piernas.
  • El acetaminofén de venta libre (Tylenol y otros) podría aliviar el dolor asociado con la hinchazón.

Last Updated Mar 25, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2021 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use