Depresión durante el embarazo: no estás sola

Si está embarazada, es probable que haya oído hablar de la depresión posparto. Pero, ¿sabías que muchas mujeres también experimentan depresión durante el embarazo?

Esto es lo que necesitas saber sobre el embarazo y la depresión.

¿Cuán frecuente es la depresión durante el embarazo?

El embarazo puede ser un momento de alegría... y de estrés. Las investigaciones sugieren que alrededor del 7 % de las mujeres embarazadas experimenta depresión durante el embarazo. Las tasas podrían ser más altas en los países de ingresos bajos y medios.

La depresión, un trastorno del estado de ánimo que provoca un sentimiento persistente de tristeza y pérdida de interés, es el trastorno del estado de ánimo más común en la población general. La afección ocurre con el doble de frecuencia en las mujeres que en los hombres, y la aparición inicial de la depresión alcanza su punto máximo durante los años reproductivos de la mujer.

¿Por qué no suele reconocerse la depresión durante el embarazo?

Algunos síntomas de la depresión, incluidos cambios en el sueño, el nivel de energía, el apetito y la libido, son similares a los síntomas del embarazo. Como resultado, tú o tu proveedor de atención médica podrían atribuir estos síntomas a tu embarazo en lugar de a la depresión.

Las mujeres también pueden ser reacias a hablar con sus proveedores de atención médica sobre los cambios de humor durante el embarazo, debido al estigma asociado con la depresión. También hay una tendencia a centrarse más en la salud física de la mujer durante el embarazo que en la salud mental.

¿Cuáles son los factores de riesgo de depresión durante el embarazo?

Algunos factores de riesgo de depresión durante el embarazo son:

  • Ansiedad
  • Estrés
  • Antecedentes de depresión
  • Apoyo social deficiente
  • Embarazo no buscado
  • Violencia íntima de pareja

¿Cuáles son los signos y síntomas de depresión durante el embarazo?

Los signos y síntomas de la depresión durante el embarazo son los mismos que los que se presentan con la depresión en la población general. Sin embargo, otras pistas que podrían indicar depresión durante el embarazo incluyen las siguientes:

  • Ansiedad excesiva acerca del bebé
  • Baja autoestima, como sensación de no estar en condiciones para asumir la maternidad
  • Incapacidad de sentir placer con las actividades que generalmente son divertidas
  • Respuesta deficiente al consuelo
  • Cumplimiento deficiente del cuidado prenatal
  • Fumar, beber alcohol o usar drogas ilícitas
  • Poco aumento de peso debido a una dieta deficiente o inadecuada
  • Pensamientos suicidas

Algunas investigaciones sugieren que los episodios depresivos ocurren con mayor frecuencia durante el primer y tercer trimestre.

¿Por qué es importante el tratamiento de la depresión durante el embarazo?

Si tienes depresión y no recibes tratamiento, es posible que no obtengas la asistencia prenatal óptima, que no incorpores los alimentos saludables que tu bebé necesita o que no tengas la energía para cuidarte. A la vez, estás expuesta a un mayor riesgo de sufrir depresión posparto y de que te cueste establecer lazos afectivos con tu bebé.

Según la gravedad de la depresión, las opciones de tratamiento podrían incluir psicoterapia, o antidepresivos y psicoterapia.

¿Cuáles son las recomendaciones para detectar la depresión durante el embarazo?

El American College of Obstetricians and Gynecologists (Colegio Estadounidense de Obstetricia y Ginecología) recomienda que los proveedores de atención médica evalúen la presencia de depresión y ansiedad utilizando una herramienta estandarizada al menos una vez durante el embarazo. Durante la evaluación, el proveedor de atención médica probablemente hará preguntas de un cuestionario de evaluación estandarizado, que consiste en preguntas sobre el estado de ánimo y la ansiedad. Tus respuestas se califican, y tu puntaje total se puede usar para identificar si tienes depresión. Alternativamente, tu proveedor de atención médica podría preguntarte si, en el último mes, has estado molesta por sentirte triste, deprimida o desesperanzada o si tienes poco interés en hacer las cosas.

Hay pruebas limitadas de que la evaluación para identificar y tratar la depresión durante el embarazo mejora los resultados. Esto podría deberse a variaciones en el acceso a los recursos y al tratamiento adecuado una vez que se diagnostica la depresión. Sin embargo, la revisión para la depresión durante el embarazo puede proporcionar cierta autoconsciencia sobre tu riesgo de depresión y ansiedad.

Si crees que podrías tener depresión durante el embarazo, no esperes a realizarte una evaluación. Habla con tu proveedor de atención médica sobre cómo te sientes y trabaja con él para determinar los próximos pasos.

Last Updated Oct 15, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use