Dieta para la diverticulitis

Definición

Una dieta para la diverticulitis es algo que tu médico podría recomendar como parte de un plan de tratamiento a corto plazo para la diverticulitis aguda.

Los divertículos son bolsas pequeñas y abultadas que se pueden formar en el revestimiento del sistema digestivo. Se encuentran con mayor frecuencia en la parte inferior del intestino grueso (colon). Esta afección se denomina diverticulosis.

En algunos casos, una o más de las bolsas se inflaman o infectan. Esto se conoce como diverticulitis.

Los casos leves de diverticulitis generalmente se tratan con antibióticos y una dieta baja en fibra, o el tratamiento puede comenzar con un período de descanso en el que no comes nada por vía oral, luego comienzas con líquidos claros y luego pasas a una dieta baja en fibra hasta que tu afección mejora. Los casos más graves suelen requerir hospitalización.

Objetivo

La terapia nutricional para la diverticulitis es una medida temporal para darle a tu sistema digestivo la oportunidad de descansar. Come pequeñas cantidades hasta que el sangrado y la diarrea disminuyan.

Detalles de la dieta

Tu dieta comienza con solo líquidos transparentes durante unos pocos días. Los ejemplos de artículos permitidos en una dieta de líquidos transparentes incluyen:

  • Caldo
  • Jugos de frutas sin pulpa, como el jugo de manzana
  • Trocitos de hielo
  • Paletas de hielo sin trozos de fruta o pulpa de fruta
  • Gelatina
  • Agua
  • Té o café sin crema

A medida que comiences a sentirte mejor, tu médico te recomendará que añadas lentamente alimentos bajos en fibra. Ejemplos de alimentos bajos en fibra incluyen:

  • Frutas enlatadas o cocidas sin cáscara ni semillas
  • Verduras enlatadas o cocidas como frijoles verdes, zanahorias y papas (sin cáscara)
  • Huevos, pescado y aves de corral
  • Pan blanco refinado
  • Jugo de frutas y verduras sin pulpa
  • Cereales bajos en fibra
  • Leche, yogur y queso
  • Arroz blanco, pasta y fideos

Resultados

Dentro de los dos o tres días de comenzar con la dieta y los antibióticos, deberías sentirte mejor. Si para ese momento no te has empezado a sentir mejor, llama al médico. También deberás comunicarte con el médico si:

  • Tienes fiebre
  • El dolor abdominal empeora
  • No puedes retener los líquidos que ingieres

Estos síntomas pueden indicar una complicación que requiera la hospitalización.

Riesgos

El tratamiento nutricional para la diverticulitis tiene pocos riesgos. Sin embargo, continuar con una dieta de líquidos transparentes por más de unos cuantos días puede causar debilidad y otras complicaciones, ya que no proporciona los suficientes nutrientes que tu cuerpo necesita. Por esta razón, tu médico querrá que vuelvas a una dieta normal que incluya alimentos con fibra tan pronto como puedas tolerarla.

Last Updated Oct 11, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use