Síntomas del embarazo: Qué ocurre primero

¿Podrías estar embarazada? La prueba está en la prueba de embarazo. Sin embargo, incluso antes de que no tengas un período menstrual, podrías sospechar que estás embarazada (o esperarlo). Conoce los primeros signos y síntomas del embarazo y por qué se producen.

Signos y síntomas comunes del embarazo

Los primeros signos y síntomas más comunes del embarazo podrían incluir los siguientes:

  • Falta de menstruación. Si estás en edad fértil y ha pasado una semana o más sin que se inicie un ciclo menstrual esperado, es posible que estés embarazada. Sin embargo, este síntoma puede ser engañoso si tienes ciclos menstruales irregulares.
  • Mamas sensibles e hinchadas. Al principio del embarazo, los cambios hormonales pueden hacer que las mamas se vuelvan sensibles y se inflamen. La molestia probablemente disminuirá después de unas pocas semanas a medida que tu cuerpo se adapte a los cambios hormonales.
  • Náuseas con o sin vómitos. Las náuseas del embarazo pueden aparecer a cualquier hora del día o de la noche y, a menudo, comienzan uno o dos meses después de quedar embarazada. Sin embargo, algunas mujeres sienten náuseas antes y otras nunca las tienen. Aunque la causa de las náuseas durante el embarazo no está clara, es probable que las hormonas del embarazo jueguen un papel importante.
  • Aumento de la cantidad de micciones. Es posible que orines más a menudo de lo habitual. La cantidad de sangre del cuerpo aumenta durante el embarazo, lo que hace que los riñones procesen líquido extra que termina en la vejiga.
  • Fatiga. La fatiga también es uno los primeros síntomas del embarazo. Nadie sabe con certeza las causas de la somnolencia durante el primer trimestre del embarazo. Sin embargo, un rápido aumento de los niveles de la hormona progesterona a principios del embarazo puede contribuir con la fatiga.

Otros signos y síntomas de embarazo

Otros signos y síntomas menos evidentes del embarazo que podrías tener durante el primer trimestre incluyen los siguientes:

  • Humor cambiante. La avalancha de hormonas en tu cuerpo al comienzo del embarazo puede hacerte sentir inusualmente emotiva y llorona. Los cambios de humor también son comunes.
  • Hinchazón abdominal. Los cambios hormonales durante el comienzo del embarazo pueden hacer que te sientas hinchada, de manera similar a como te sentirías al comienzo de un período menstrual.
  • Manchado leve. El manchado leve puede ser uno de los primeros signos del embarazo. Se lo conoce como sangrado de implantación y ocurre cuando el óvulo fecundado se adhiere al revestimiento del útero, unos 10 a 14 días después de la concepción. El sangrado de implantación ocurre alrededor de la fecha en que esperarías tener tu período menstrual. Sin embargo, no todas las mujeres lo tienen.
  • Calambres. Algunas mujeres padecen calambres uterinos leves al principio del embarazo.
  • Estreñimiento. Los cambios hormonales hacen que el sistema digestivo se haga más lento, lo que puede provocar estreñimiento.
  • Aversiones alimentarias. Cuando estás embarazada, podrías volverte más sensible a ciertos olores y tu sentido del gusto podría cambiar. Como la mayoría de los demás síntomas del embarazo, estas preferencias alimentarias pueden atribuirse a cambios hormonales.
  • Congestión nasal. El aumento de los niveles hormonales y de la producción de sangre puede hacer que las membranas mucosas de la nariz se hinchen, se sequen y sangren fácilmente. Esto puede hacer que tengas la nariz tapada o goteo de la nariz.

¿Realmente estás embarazada?

Muchos de estos signos y síntomas no son exclusivos del embarazo. Algunos pueden indicar que te estás enfermando o que tu período está a punto de comenzar. De la misma manera, puedes estar embarazada sin que se manifiesten muchos de estos síntomas.

Aun así, si no tienes el período y notas algunas de las señales o síntomas anteriores, hazte una prueba de embarazo en casa o consulta con tu proveedor de atención médica. Si el resultado de la prueba de embarazo en casa es positivo, programa una cita médica con tu proveedor de atención médica. Cuanto antes se confirme tu embarazo, más rápido podrás comenzar la atención médica prenatal.

Si planificas concebir o recién te enteras de que estás embarazada, comienza a tomar una vitamina prenatal todos los días. Las vitaminas prenatales generalmente contienen vitaminas y minerales importantes, como ácido fólico y hierro, para apoyar el crecimiento y desarrollo de tu bebé.

Last Updated Dec 3, 2021


© 2022 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use