Ampolla de sangre

Descripción general

Una ampolla de sangre se puede formar cuando se frota, golpea o pellizca la piel. La piel intacta que cubre la herida puede ofrecer una barrera natural contra las bacterias y disminuir el riesgo de que se produzca una infección.

Síntomas

Una ampolla de sangre se asemeja a una burbuja llena de sangre cubierta de piel

Tratamientos

Una ampolla suele curarse por sí sola. Una ampolla que no se cura o se infecta requiere atención médica.

Last Updated Nov 15, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use