Fractura de costilla

Descripción general

Una costilla fracturada, generalmente, es el resultado de una caída o un accidente. La tos prolongada y los deportes con movimientos repetitivos, como el golf, también pueden provocar la fractura de una costilla.

Síntomas

Los síntomas incluyen dolor al respirar profundamente, al presionar el área lesionada o al doblar o torcer el cuerpo.

Tratamientos

En la mayoría de los casos, las costillas fracturadas generalmente se curan solas en uno o dos meses. Los analgésicos pueden facilitar la respiración profunda.

Last Updated Nov 15, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use