Corazón dilatado

Perspectiva general

Un corazón agrandado (cardiomegalia) no es una enfermedad, sino más bien un signo de otra afección.

El término "cardiomegalia" se refiere a un corazón agrandado que se ve en cualquier prueba de imagen, incluida una radiografía de tórax. Luego se necesitan otras pruebas para diagnosticar la afección que está causando que el corazón se agrande.

Un corazón agrandado puede ser el resultado de un estrés de corto plazo en el cuerpo tal como un embarazo o una afección médica como el debilitamiento del músculo cardíaco, enfermedad de las arterias coronarias, problemas de las válvulas cardíacas o ritmos cardíacos anormales.

Ciertas afecciones pueden hacer que el músculo cardíaco se vuelva más grueso o que una de las cámaras del corazón se dilate y haga que el corazón se agrande. Según afección, un corazón agrandado puede ser temporal o permanente.

El corazón agrandado puede tratarse si se corrige la causa. El tratamiento para el corazón agrandado puede incluir medicamentos, procedimientos médicos o una cirugía.

Corazón dilatado en la insuficiencia cardiaca

A medida que tu corazón se debilita (como en la insuficiencia cardíaca), comienza a aumentar de tamaño, lo que implica un mayor esfuerzo para bombear sangre al resto del cuerpo.

Síntomas

En algunas personas, un corazón dilatado puede no causar signos ni síntomas. Otras personas pueden tener los siguientes signos y síntomas:

  • Falta de aire
  • Ritmo cardíaco anormal (arritmia)
  • Hinchazón (edema)

Cuándo debes consultar a un médico

El corazón dilatado es más fácil de tratar cuando se detecta temprano, así que consulta con el médico si tienes alguna inquietud sobre el corazón.

Busca atención médica de emergencia si tienes algunos de los siguientes signos y síntomas, pues puede que estés teniendo un ataque cardíaco:

  • Dolor en el pecho
  • Malestar en otras áreas de la parte superior del cuerpo, incluidos uno o ambos brazos, la espalda, el cuello, la mandíbula o el estómago
  • Falta de aliento
  • Desmayo

Si tienes algún signo o síntoma nuevo que pueda estar relacionado con el corazón, pide una cita con el médico.

Causas

Un corazón puede dilatarse debido a afecciones que hacen que este bombee con más fuerza que lo habitual o que dañan el músculo cardiaco. A veces, el corazón se dilata y se debilita por motivos desconocidos. Esto se conoce como cardiomegalia idiopática.

Una afección del corazón con la que naciste (congénita), el daño causado debido a un ataque cardiaco o un latido del corazón anormal (arritmia) pueden hacer que el corazón se dilate. Estas son otras afecciones asociadas al corazón dilatado:

  • Presión arterial alta. Es posible que el corazón tenga que bombear con más fuerza para enviar sangre al resto del cuerpo, lo que provoca la dilatación y el engrosamiento del músculo.

    La presión arterial alta puede hacer que el ventrículo izquierdo se dilate, y causar que finalmente el músculo cardiaco se debilite. La presión arterial alta también puede dilatar las cavidades superiores del corazón.

  • Enfermedad de las válvulas cardiacas. Cuatro válvulas en el corazón mantienen el flujo sanguíneo en la dirección correcta. Si las válvulas se dañan debido a afecciones como la fiebre reumática, un defecto cardiaco, infecciones (endocarditis infecciosa), un latido cardiaco irregular (fibrilación auricular), trastornos del tejido conectivo, determinados medicamentos o tratamientos con radiación para el cáncer, el corazón puede dilatarse.
  • Miocardiopatía. Esta enfermedad del corazón hace que sea más difícil para el corazón bombear la sangre por todo el cuerpo. A medida que esto avanza, el corazón puede dilatarse para tratar de bombear más sangre.
  • Presión arterial alta en la arteria que conecta el corazón y los pulmones (hipertensión pulmonar). Es posible que el corazón tenga que bombear con más fuerza para transportar la sangre entre los pulmones y el corazón. Como consecuencia, el lado derecho del corazón puede dilatarse.
  • Líquido alrededor del corazón (derrame pericárdico). La acumulación de líquido en el saco que contiene el corazón puede hacer que el corazón aparezca dilatado en una radiografía de tórax.
  • Arterias obstruidas del corazón (enfermedad de las arterias coronarias). En esta afección, las placas de grasa en las arterias del corazón obstruyen el flujo sanguíneo por los vasos del corazón, lo cual puede llevar a un ataque cardiaco. Cuando una parte del músculo cardiaco muere, el corazón tiene que bombear con más fuerza para que llegue suficiente sangre al resto del cuerpo, y esto hace que se dilate.
  • Recuento sanguíneo bajo (anemia). La anemia es una afección en la cual no hay suficientes glóbulos rojos sanos para transportar un nivel adecuado de oxígeno a los tejidos. Si no se trata, la anemia crónica puede ocasionar ritmos cardiacos irregulares o acelerados. El corazón debe bombear más sangre para compensar la falta de oxígeno de esta.
  • Trastornos de la tiroides. Tanto una glándula tiroides con poca actividad (hipotiroidismo) como una glándula tiroides con demasiada actividad (hipertiroidismo) pueden provocar problemas cardiacos, entre ellos la dilatación del corazón.
  • Exceso de hierro en el organismo (hemocromatosis). La hemocromatosis es un trastorno en el que el organismo no metaboliza adecuadamente el hierro, lo que hace que se acumule en varios órganos, entre ellos el corazón. Esto puede provocar una dilatación del ventrículo izquierdo debido al debilitamiento del músculo cardiaco.
  • Enfermedades poco frecuentes que pueden afectar el corazón, como la amiloidosis. La amiloidosis es una afección en la que hay proteínas anormales que circulan en la sangre y pueden depositarse en el corazón. Esto interfiere en el funcionamiento cardiaco y hace que el corazón se dilate.

Factores de riesgo

Puedes tener un mayor riesgo de presentar un corazón dilatado si tienes alguno de los siguientes factores de riesgo:

  • Presión arterial alta. Tener una presión arterial superior a los 140/90 milímetros de mercurio.
  • Antecedentes familiares de corazón dilatado o miocardiopatía. Si un familiar directo, como un padre o hermano, ha tenido el corazón dilatado, puedes ser más propenso.
  • Enfermedad cardíaca congénita. Si naces con una condición que afecta la estructura del corazón, puedes correr un mayor riesgo.
  • Enfermedad de las válvulas cardíacas. El corazón tiene cuatro válvulas: aórtica, mitral, pulmonar y tricúspide, que se abren y cierran para dirigir el flujo sanguíneo a través del corazón. Las afecciones que dañan estas válvulas pueden provocar que el corazón se dilate.

Complicaciones

El riesgo de sufrir complicaciones por una dilatación del corazón depende de la parte del corazón que se encuentre dilatada y de la causa.

Las complicaciones de un corazón agrandado pueden incluir:

  • Insuficiencia cardíaca. Un ventrículo izquierdo agrandado, uno de los tipos más graves de corazón agrandado, aumenta el riesgo de insuficiencia cardíaca. En la insuficiencia cardíaca, se debilitan los músculos del corazón y los ventrículos se estiran (dilatan) a tal punto que el corazón no puede bombear eficazmente la sangre en todo el cuerpo.
  • Coágulos sanguíneos. Tener el corazón dilatado podría hacer que seas más propenso a la formación de coágulos sanguíneos en el revestimiento del corazón. Si los coágulos ingresan en el torrente sanguíneo, pueden bloquear el flujo sanguíneo a los órganos vitales, e incluso causar un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular. Los coágulos que se desarrollan en el lado derecho del corazón pueden viajar hasta los pulmones, una afección peligrosa llamada "embolia pulmonar".
  • Soplo cardíaco. Para las personas cuyo corazón está agrandado, dos de las cuatro válvulas del corazón - las válvulas mitral y tricúspide - pueden no cerrarse correctamente porque se dilatan, lo que provoca un reflujo de sangre. Este flujo produce unos sonidos llamados "soplos cardíacos". Si bien los soplos no son necesariamente dolorosos, el médico debe controlarlos.
  • Paro cardíaco y muerte súbita. A veces un corazón agrandado puede provocar alteraciones en el ritmo de los latidos del corazón. Los ritmos cardíacos que son demasiado lentos para mover la sangre o demasiado rápidos para permitir que el corazón lata adecuadamente pueden provocar desmayos o, en algunos casos, paro cardíaco o muerte súbita.

Prevención

Infórmale al médico si tienes antecedentes familiares de enfermedades que puedan provocar corazón dilatado, tal como la cardiomiopatía. Si la cardiomiopatía u otras enfermedades cardíacas se diagnostican de manera temprana, los tratamientos pueden evitar que empeore la enfermedad.

Controlar los factores de riesgo de enfermedad de las arterias coronarias (el consumo de tabaco, la presión arterial alta, el colesterol alto y la diabetes) ayuda a reducir el riesgo de tener el corazón dilatado e insuficiencia cardíaca, pues reduce el riesgo de tener un ataque cardíaco.

Puedes ayudar a reducir tus probabilidades de padecer insuficiencia cardíaca si sigues una dieta saludable y evitas el consumo excesivo de alcohol y el uso de drogas ilegales. Controlar la presión arterial alta con dieta, ejercicio y, posiblemente, medicamentos, también evita que muchas personas con el corazón dilatado padezcan insuficiencia cardíaca.

Diagnóstico

Si tienes síntomas de un problema cardiaco, el médico realizará una exploración física y solicitará pruebas para determinar si el corazón está dilatado y para encontrar la causa de tu afección. Estas son algunas de las pruebas:

  • Radiografía de tórax. Las radiografías pueden ayudar a ver el estado de los pulmones y del corazón. Si tu corazón se ve dilatado en una radiografía, generalmente se necesitarán otras pruebas para encontrar la causa.
  • Electrocardiograma. Esta prueba registra la actividad eléctrica del corazón mediante electrodos adheridos a la piel. Los impulsos se registran como ondas y se muestran en una pantalla o se imprimen en papel. Esta prueba ayuda al médico a diagnosticar los problemas del ritmo cardiaco y el daño en el corazón debido a un ataque cardiaco.
  • Ecocardiograma. Esta prueba se utiliza para diagnosticar y controlar un corazón agrandado con ondas de sonido para producir una imagen de video de tu corazón. Con esta prueba, se pueden evaluar las cuatro cavidades del corazón.

    El médico puede usar los resultados para conocer la eficiencia del bombeo del corazón, determinar qué cavidades están dilatadas, ver las válvulas cardiacas, buscar evidencia de ataques cardiacos anteriores y determinar si tienes alguna enfermedad cardiaca congénita.

  • Prueba de esfuerzo. La prueba de esfuerzo, también conocida como ergometría, proporciona información sobre cómo se comporta el corazón durante la actividad física.

    Una prueba de esfuerzo suele consistir en caminar sobre una cinta o pedalear en una bicicleta fija mientras se controlan el ritmo cardiaco, la presión arterial y la respiración.

  • Tomografía computarizada o imagen por resonancia magnética cardiaca. Durante una tomografía computarizada cardiaca, te recuestas en una camilla dentro de una máquina con forma circular. Dentro de la máquina, un tubo de rayos X gira alrededor de tu cuerpo y obtiene imágenes del corazón y del pecho.

    En una imagen por resonancia magnética cardiaca, te recuestas en una camilla dentro de una máquina con forma de tubo alargado que usa un campo magnético y ondas de radio para producir señales que crean imágenes del corazón.

  • Análisis de sangre. El médico puede pedirte análisis de sangre para verificar los niveles de ciertas sustancias en la sangre que pueden indicar un problema cardiaco. Los análisis de sangre también pueden ayudar al médico a descartar otras afecciones que pueden provocar los síntomas.
  • Cateterismo cardiaco y biopsia. En este procedimiento, se introduce un tubo delgado (catéter) a través de los vasos sanguíneos de la ingle hasta llegar al corazón, para que el médico pueda extraer una pequeña muestra (biopsia) del corazón para analizar en un laboratorio.

    Se puede medir la presión en el interior de las cavidades del corazón para ver la fuerza con la que este bombea la sangre. Durante el procedimiento, pueden obtenerse imágenes de las arterias del corazón (angiografía coronaria) para verificar que no haya obstrucciones.

Tratamiento

Los tratamientos para el corazón dilatado se centran en corregir la causa.

Medicamentos

Si el corazón dilatado se debe a una miocardiopatía u otro tipo de afección cardíaca, el médico puede recomendarte medicamentos. Entre las opciones se encuentran las siguientes:

  • Diuréticos para reducir la cantidad de sodio y agua en el organismo, lo que puede ayudar a reducir la presión en las arterias y en el corazón
  • Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) para disminuir la presión arterial y mejorar la capacidad de bombeo del corazón
  • Antagonistas de los receptores de la angiotensina II (ARA) para proporcionar los beneficios de los inhibidores de la ECA a quienes no pueden tomarlos
  • Betabloqueadores para reducir la presión arterial y mejorar la función cardíaca
  • Anticoagulantes para reducir el riesgo de coágulos sanguíneos que pueden provocar un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular
  • Antiarrítmicos para mantener el corazón latiendo a un ritmo normal

Cirugía u otros procedimientos

Si los medicamentos no bastan para tratar el corazón dilatado, pueden requerirse procedimientos médicos o cirugía.

  • Dispositivos médicos para regularizar el latido del corazón. Para un cierto tipo de corazón dilatado (miocardiopatía dilatada), puede requerirse un marcapasos, que coordina las contracciones entre los ventrículos izquierdo y derecho. En personas que pueden correr el riesgo de arritmias graves, el tratamiento con medicamentos o un desfibrilador cardioversor implantable pueden ser una opción.

    Los desfibriladores cardioversores implantables son dispositivos pequeños (del tamaño de un buscapersonas, aproximadamente) que se implantan en el tórax para controlar constantemente el ritmo cardiaco y que emiten choques eléctricos cuando es necesario para controlar los latidos del corazón rápidos y anormales. Estos dispositivos también pueden funcionar como marcapasos.

    Si la causa principal del corazón dilatado es la fibrilación auricular, es posible que necesites procedimientos para que el corazón retorne a un ritmo normal o para evitar que lata demasiado rápidamente.

  • Cirugía de las válvulas cardiacas. Si el corazón agrandado se debe a un problema con una de las válvulas cardiacas o si ha causado problemas de válvulas cardiacas, es posible que se realice una cirugía para reparar o reemplazar la válvula afectada.
  • Cirugía de baipás de la arteria coronaria. Si el corazón dilatado esté relacionado con una enfermedad de las arterias coronarias, el médico puede recomendar una cirugía de bypass de la arteria coronaria.
  • Dispositivo de asistencia ventricular izquierda. Si tienes insuficiencia cardiaca, es posible que necesites esta bomba mecánica implantable que ayude al corazón debilitado a latir. Es posible que se te implante un dispositivo de asistencia ventricular izquierda mientras esperas por un trasplante de corazón o, si no eres candidato para un trasplante de corazón, como tratamiento a largo plazo para la insuficiencia cardiaca.
  • Trasplante de corazón. Si los medicamentos no pueden controlar los síntomas, el trasplante de corazón puede ser la última opción. Debido a la escasez de donantes de corazón, incluso las personas gravemente enfermas a veces tienen que esperar largo tiempo por un trasplante de corazón.

Estilo de vida y remedios caseros

Existen muchas maneras de mejorar tu afección, a pesar de que no puedas curarla. El médico puede recomendarte los siguientes cambios en el estilo de vida:

  • Dejar de fumar.
  • Perder el exceso de peso.
  • Limitar el consumo de sal en tu dieta.
  • Controlar la diabetes.
  • Controlar la presión arterial.
  • Hacer ejercicio moderado, después de conversar con el médico sobre el programa más adecuado de actividad física.
  • Evitar o dejar de consumir alcohol y cafeína.
  • Intentar dormir ocho horas por la noche.

Preparación antes de la cita

Si crees que puedes tener un corazón dilatado o te preocupa el riesgo de contraer enfermedades cardíacas a causa de tus antecedentes familiares, pide una consulta con tu médico. Si tienes enfermedad cardíaca, el médico te puede derivar a un especialista en el corazón (cardiólogo).

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa a la cita. Cuando programes la cita, pregunta si hay algo que debas hacer con anticipación, como restringir tu dieta o hacer ayuno antes de los exámenes.
  • Anota tus síntomas, incluso aquellos que parezcan no tener relación con la enfermedad de las arterias coronarias.
  • Anota tu información personal más importante, como antecedentes familiares de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, presión arterial alta o diabetes, al igual que cualquier episodio de estrés importante o cambios recientes en tu vida.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, vitaminas y suplementos que tomas.
  • Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe. La persona que te acompañe puede recordar algún detalle que hayas pasado por alto u olvidado.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

Preparar una lista de preguntas te ayudará a aprovechar al máximo tu tiempo con el médico. En el caso de la enfermedad cardíaca, estas son algunas preguntas básicas para hacerle al médico:

  • ¿Qué podría estar provocando mis síntomas o mi afección?
  • ¿Cuáles serían otras causas posibles de mis síntomas o mi afección?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Cuál es el mejor tratamiento?
  • ¿Qué alimentos debería comer o evitar?
  • ¿Cuál es el nivel adecuado de actividad física?
  • ¿Hay restricciones que necesito seguir?
  • ¿Con qué frecuencia tengo que realizarme un examen para detectar una enfermedad cardíaca? Por ejemplo, ¿con qué frecuencia tengo que hacerme análisis de colesterol?
  • Tengo otras afecciones médicas. ¿Cómo puedo controlarlas mejor?
  • ¿Debería consultar con un especialista?
  • ¿Mis hijos deberían hacerse análisis para detectar esta afección?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me recetan?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te pregunte lo siguiente:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté mejorando los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté empeorando los síntomas?
  • ¿Cuál es tu dieta habitual?
  • ¿Bebes alcohol? ¿Cuánto?
  • ¿Fumas?
  • ¿Realizas actividad física? ¿Con qué frecuencia haces ejercicio?
  • ¿Te han diagnosticado alguna otra enfermedad?
  • ¿Tienes antecedentes familiares de enfermedades del corazón?

Last Updated May 5, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use