Diarrea

Perspectiva general

La diarrea (deposiciones blandas, líquidas y posiblemente más frecuentes) es un problema común.

Afortunadamente, la diarrea suele durar unos pocos días como máximo. Pero, cuando la diarrea dura semanas, generalmente indica que hay otro problema. Si tienes diarrea durante semanas o más, podrías tener una afección como el trastorno del intestino irritable o un trastorno más grave, como una infección persistente o una enfermedad intestinal inflamatoria.

Colon e intestino delgado

El intestino delgado y el colon son parte del tracto digestivo, que procesa los alimentos que comes. Los intestinos extraen los nutrientes de los alimentos. Lo que no se absorbe en los intestinos continúa por el tracto digestivo y se expulsa en forma de heces durante las deposiciones.

Síntomas

Los signos y síntomas asociados con la diarrea pueden ser los siguientes:

  • Deposiciones flojas y acuosas
  • Calambres abdominales
  • Dolor abdominal
  • Fiebre
  • Sangre en las heces
  • Mucosidad en las heces
  • Hinchazón
  • Náuseas
  • Necesidad urgente de defecar

Cuándo debes consultar con un médico

Si eres adulto, consulta con tu médico si sucede lo siguiente:

  • La diarrea persiste más allá de unos pocos días
  • Te deshidratas
  • Sientes dolor intenso en la zona abdominal o rectal
  • Presentas sangre en las heces o heces oscuras
  • Tienes fiebre superior a los 102 °F (39 °C)

En niños, especialmente en los que son más pequeños, la diarrea puede ocasionar deshidratación con rapidez. Llama al médico si la diarrea de tu hijo no mejora en un plazo de 24 horas o si tu bebé:

  • Se deshidrata
  • Tiene fiebre mayor que 102 °F (39 °C)
  • Las deposiciones tienen sangre o son negras.

Causas

Distintas enfermedades y trastornos pueden causar diarrea, incluyendo

  • Virus. Los virus que pueden causar diarrea incluyen el virus de Norwalk, el citomegalovirus y la hepatitis viral. El rotavirus es una causa frecuente de diarrea infantil aguda. El virus que causa la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) se ha asociado con síntomas gastrointestinales, que incluyen náuseas, vómitos, y diarrea.
  • Bacterias y parásitos. Los alimentos y el agua contaminados pueden transmitir bacterias y parásitos al organismo. Al viajar en países en vías de desarrollo, la diarrea causada por bacterias y parásitos con frecuencia se conoce como la diarrea del viajero. El clostridium difficile es otro tipo de bacteria que puede causar infecciones graves que provocan diarrea, y puede presentarse después de un ciclo de antibióticos o durante una estadía en el hospital.
  • Medicamentos. Muchos medicamentos, como los antibióticos, pueden causar diarrea. Los antibióticos destruyen tanto las bacterias buenas como las malas, lo que puede alterar el equilibrio natural de bacterias de los intestinos. Otros medicamentos que causan diarrea son medicamentos para cáncer y antiácidos con magnesio.
  • Intolerancia a la lactosa. La lactosa es un azúcar que se encuentra en la leche y en otros productos lácteos. Las personas que tienen dificultad para digerir la lactosa tienen diarrea después de consumir productos lácteos. La intolerancia a la lactosa puede aumentar con la edad porque los niveles de la enzima que ayuda a digerir la lactosa bajan después de la infancia.
  • Fructosa. La fructosa es un azúcar que se encuentra naturalmente en las frutas y la miel. A veces se agrega como endulzante a determinadas bebidas. Puede causar diarrea a las personas que tienen dificultad para digerir la fructosa.
  • Endulzantes artificiales. El sorbitol y el manitol, endulzantes artificiales que se encuentran en la goma de mascar y en otros productos sin azúcar, pueden causar diarrea en algunas personas saludables.
  • Cirugía. Las cirugías abdominales o extirpar la vesícula a veces pueden causar diarrea.
  • Otros trastornos digestivos. La diarrea crónica tiene algunas otras causas, como la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerativa, la celiaquía, la colitis microscópica y el síndrome de intestino irritable.

Complicaciones

La diarrea puede causar deshidratación, que puede poner en riesgo la vida si no se la trata. La deshidratación es particularmente peligrosa en los niños, las personas mayores y las personas con sistemas inmunitarios debilitados.

Si tienes signos de deshidratación grave, busca ayuda médica.

Indicaciones de deshidratación en adultos

Algunas de ellas son:

  • Sed excesiva
  • Boca o piel seca
  • Poca o ninguna micción
  • Debilidad, mareos o vértigo
  • Fatiga
  • Orina de color oscuro

Indicaciones de deshidratación en lactantes y niños pequeños

Algunas de ellas son:

  • No haber mojado el pañal luego de tres horas o más
  • Sequedad en la boca y la lengua
  • Fiebre superior a 102 ºF (39 ºC)
  • Llorar sin lágrimas
  • Somnolencia, falta de respuesta o irritabilidad
  • Apariencia hundida del abdomen, los ojos o las mejillas

Prevención

Prevención de la diarrea viral

Lávate las manos para prevenir la propagación de la diarrea viral. Para asegurar un lavado de manos adecuado:

  • Lávate con frecuencia. Lávate las manos antes y después de preparar la comida. Lávate las manos después de manipular carne cruda, ir al baño, cambiar pañales, estornudar, toser y sonarte la nariz.
  • Enjabónate durante al menos veinte segundos. Después de enjabonarte las manos, frótalas durante por lo menos veinte segundos. Esto debe durar aproximadamente lo que tardas en cantar el "Feliz cumpleaños" dos veces.
  • Usa desinfectante para manos cuando no puedes lavártelas. Usa un desinfectante para manos a base de alcohol cuando no puedas usar un lavabo. Aplica el desinfectante para manos como lo harías con una loción para manos y asegúrate de cubrir el dorso y la palma de ambas manos. Usa un producto que contenga, al menos, 60 por ciento de alcohol.

Vacunación

Puedes ayudar a proteger a tu bebé contra el rotavirus, la causa más común de diarrea viral en los niños, con una de dos vacunas aprobadas. Pregúntale al médico de tu bebé acerca de la posibilidad de vacunarlo.

Prevención de la diarrea del viajero

La diarrea suele afectar a las personas que viajan a países donde la higiene es inadecuada y los alimentos están contaminados. Puedes realizar lo siguiente para reducir tu riesgo:

  • Presta atención a lo que comes. Come alimentos calientes y bien cocidos. Evita las frutas y los vegetales crudos, a menos que tú mismo los puedas pelar. Además, evita las carnes crudas o mal cocidas, así como los productos lácteos.
  • Presta atención a lo que bebes. Bebe agua embotellada, gaseosas, cervezas o vinos servidos en su recipiente original. Evita el agua de grifo y los cubos de hielo. Usa agua embotellada incluso para cepillarte los dientes. Mantén la boca cerrada mientras te duchas.

    Es probable que las bebidas que se hacen con agua hervida, como el café y el té, sean seguras. Recuerda que el alcohol y la cafeína pueden empeorar la diarrea y la deshidratación.

  • Pregúntale al médico acerca de los antibióticos. Si planeas viajar a un país en desarrollo por un tiempo prolongado, pregúntale a tu médico acerca de los antibióticos antes de viajar, especialmente si tienes un sistema inmunitario debilitado.
  • Busca advertencias de viajeros. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades mantienen un sitio web de salud para viajeros en el que se publican advertencias sobre enfermedades en varios países. Si planeas viajar fuera de los Estados Unidos, busca allí advertencias y consejos para reducir el riesgo.

Diagnóstico

El médico te preguntará acerca de tus antecedentes médicos, revisará los medicamentos que tomas, realizará una exploración física y puede ordenar exámenes para determinar qué está causando la diarrea. Los exámenes posibles comprenden:

  • Análisis de sangre. Un hemograma completo puede ayudar a indicar qué es lo que está causando la diarrea.
  • Análisis de heces. El médico podría recomendar un análisis de heces para ver si una bacteria o parásito está causando la diarrea.
  • Sigmoidoscopia flexible o colonoscopia. El médico puede ver el interior del colon mediante un tubo delgado con luz que se introduce en el recto. El dispositivo también está equipado con una herramienta que le permite al médico tomar una pequeña muestra de tejido (biopsia) del colon. La sigmoidoscopia flexible permite ver la parte inferior del colon, mientras que la colonoscopia permite al médico ver todo el colon.

Tratamiento

En la mayoría de los casos, la diarrea desaparece por sí sola (sin tratamiento) en algunos días. Si intestaste hacer cambios en el estilo de vida y usar remedios caseros para aliviar la diarrea y no tuviste éxito, el médico puede recomendarte medicamentos y otros tratamientos.

Antibióticos

Los antibióticos podrían ayudarte a tratar la diarrea provocada por bacterias o parásitos. Si un virus es el culpable de tu diarrea, los antibióticos no te ayudarán.

Tratamiento para reponer los líquidos

Es probable que tu médico te aconseje reponer los líquidos y las sales. Para la mayoría de los adultos, eso significa beber agua, jugo o caldo. Si beber líquidos te produce malestar estomacal o te causa vómitos, el médico podría recomendarte líquidos por vía intravenosa.

El agua es una buena manera de reponer los líquidos, pero no contiene las sales y los electrolitos -minerales como sodio y potasio- que son esenciales para que el cuerpo funcione. Puedes ayudar a mantener los niveles de electrolitos estables mediante el consumo de jugos de frutas para obtener potasio o de sopas para obtener sodio. Pero ciertos jugos de frutas, como el de manzana, podrían empeorar la diarrea.

En el caso de los niños, pregunta al médico acerca del uso de una solución de rehidratación oral, como Pedialyte, para impedir la deshidratación o reponer los líquidos perdidos.

Ajustar la dosis de los medicamentos que estás tomando

Si el médico determina que un antibiótico fue la causa de la diarrea, podría reducir la dosis o cambiarlo por otro medicamento.

Tratamiento de afecciones no diagnosticadas

Si la diarrea se debe a una afección más grave, como la enfermedad inflamatoria intestinal, el médico se ocupará de controlar esa afección. Es posible que te deriven a un especialista, como un gastroenterólogo, que puede ayudar a diseñar un plan de tratamiento para ti.

Estilo de vida y remedios caseros

La diarrea en general desaparece rápidamente sin tratamiento. Para ayudarte a afrontar los signos y síntomas hasta que la diarrea desaparezca, intenta lo siguiente:

  • Bebe mucho líquido ligero, incluidos agua, caldos y jugos. Evita el consumo de cafeína y alcohol.
  • Agrega alimentos semisólidos y de bajo contenido de fibra en forma gradual a medida que los movimientos intestinales vuelvan a la normalidad. Prueba con galletas de soda, tostadas, huevos, arroz o pollo.
  • Evita ciertos alimentos como productos lácteos, alimentos grasos, alimentos de alto contenido de fibra o alimentos muy condimentados durante unos pocos días.
  • Pregunta sobre los medicamentos antidiarreicos. Los medicamentos antidiarreicos de venta libre, como la loperamida y el subsalicilato de bismuto, podrían ayudar a reducir el número de deposiciones acuosas y a controlar los síntomas graves.

  • Ciertas afecciones e infecciones —bacterianas y parasitarias— pueden empeorar con estos medicamentos porque impiden que el cuerpo se deshaga de lo que está causando la diarrea. Además, estos medicamentos no siempre son seguros para los niños. Consulta con tu médico antes de tomar estos medicamentos o dárselos a un niño.

  • Considera la posibilidad de tomar probióticos. Estos microorganismos pueden ayudar a restablecer un equilibrio saludable en el tracto intestinal al aumentar el nivel de bacterias buenas, aunque no está claro si pueden ayudar a acortar un ataque de diarrea. Los probióticos están disponibles en forma de cápsulas o líquidos y también se agregan a algunos alimentos, como ciertas marcas de yogur. Se necesita investigación adicional para comprender mejor qué cepas de bacterias son más útiles o qué dosis se necesitan.

Preparación antes de la cita

Es posible que primero acudas a tu médico de cabecera. Si tienes diarrea persistente, pueden derivarte a un médico que se especializa en el sistema digestivo (gastroenterólogo).

La siguiente información te ayudará a prepararte para tu consulta.

Qué puedes hacer

Cuando programes la consulta, pregunta si hay algo que debas hacer con anticipación, como ayunar antes de ciertas pruebas. Prepara una lista de lo siguiente:

  • Tus síntomas, incluido cuándo comenzaron y cualquier síntoma que pueda parecer no estar relacionado con el motivo de la consulta.
  • Información personal clave, incluidos cualquier cosa que te genere estrés importante, cambios de vida recientes o viajes.
  • Medicamentos, vitaminas o suplementos que tomes, incluida la dosis. Si recientemente tomaste un antibiótico, anota de qué tipo, por cuánto tiempo y cuándo dejaste de tomarlo.
  • Preguntas para hacerle al médico.

Algunas preguntas básicas para hacerle a tu médico en caso de diarrea son las siguientes:

  • ¿Qué puede provocar mi diarrea?
  • ¿Es posible que un medicamento que estoy tomando cause la diarrea?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • La diarrea, ¿suele ser temporal o crónica?
  • ¿Cuáles serían las mejores medidas para tomar?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque principal que me indica?
  • Tengo otros trastornos de salud. ¿Cuál es la mejor manera de controlarlos si tengo diarrea?
  • ¿Hay restricciones que necesito seguir?
  • ¿Puedo tomar medicamentos, como la loperamida, para disminuir la diarrea?
  • ¿Debería consultar con un especialista?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que tu médico te haga preguntas como estas:

  • ¿Cuándo comenzaron tus síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Qué tan graves son los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté mejorando los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté empeorando los síntomas?
  • ¿La diarrea te despierta por la noche?
  • ¿Ves sangre al evacuar o las evacuaciones intestinales son de color negro?
  • ¿Has estado cerca recientemente de una persona que tiene diarrea?
  • ¿Has estado recientemente en un hospital o en una casa de reposo?
  • ¿Has tomado antibióticos recientemente?

Qué puedes hacer mientras tanto

Mientras esperas la consulta, puedes aliviar los síntomas de las siguientes maneras:

  • Bebe más líquidos. Para ayudar a evitar la deshidratación, bebe agua, jugo y caldo.
  • Evita los alimentos que pueden agravar la diarrea. Evita los alimentos grasosos, con alto contenido de fibra o muy condimentados.

Recursos

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades: salud de los viajeros

Last Updated Jun 16, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use