Intolerancia al alcohol

Perspectiva general

La intolerancia al alcohol puede causar reacciones molestas inmediatamente después de beber alcohol. Lo signos y síntomas más comunes son congestión nasal y enrojecimiento de la piel.

La intolerancia al alcohol se produce a causa de un trastorno genético que le impide al cuerpo procesar el alcohol de manera eficiente. La única manera de evitar estas reacciones molestas es suprimir el consumo de alcohol.

Si bien no es realmente una alergia, en algunos casos, lo que parece ser intolerancia al alcohol podría ser una reacción a algún componente de la bebida alcohólica, como las sustancias químicas, los granos o los conservantes. Combinar alcohol con ciertos medicamentos también puede provocar reacciones.

Síntomas

Los signos y síntomas de intolerancia al alcohol, o de una reacción a los ingredientes que componen la bebida alcohólica, pueden incluir los siguientes:

  • Enrojecimiento facial (rubor).
  • Protuberancias en la piel enrojecidos y con picazón (ronchas)
  • Empeoramiento del asma preexistente
  • Congestión o goteo nasal
  • Presión arterial baja.
  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea

Cuándo debes consultar con un médico

La existencia de una intolerancia leve al alcohol o a algo presente en las bebidas alcohólicas no hace necesaria una visita al médico. Simplemente deberás evitar el consumo de alcohol, limitar la cantidad que consumes o evitar ciertos tipos de bebidas alcohólicas.

Sin embargo, si sufres una reacción grave o un dolor intenso, consulta con el médico. Además, si tus síntomas parecen relacionarse con alguna alergia o algún medicamento que consumes, consulta a tu médico.

Causas

La intolerancia al alcohol se produce cuando tu cuerpo no posee las enzimas adecuadas para descomponer (metabolizar) las toxinas presentes en el alcohol. Esto ocurre a causa de rasgos (genéticos) heredados, generalmente presentes en las personas asiáticas.

Otros ingredientes habituales que forman parte de las bebidas alcohólicas, en especial del vino o la cerveza, pueden causar reacciones de intolerancia. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Sulfitos u otros conservantes
  • Químicos, granos u otros ingredientes.
  • Histamina, un subproducto de la fermentación o la elaboración de la cerveza.

En algunos casos, las reacciones se desencadenan debido a la alergia a los granos, como el maíz, el trigo o el centeno, o a cualquier otra sustancia presente en las bebidas alcohólicas.

En ocasiones poco frecuentes, el dolor intenso después de beber alcohol es signo de un trastorno más grave, como el linfoma de Hodgkin.

Factores de riesgo

Algunos factores de riesgo para la intolerancia al alcohol u otras reacciones a las bebidas alcohólicas son:

  • Ascendencia asiática.
  • Asma o fiebre alta (rinitis alérgica).
  • Alergia a los granos u otro alimento.
  • Tener un linfoma de Hodgkin

Complicaciones

Según cuál sea la causa, las complicaciones de la intolerancia al alcohol u otras reacciones a las bebidas alcohólicas pueden comprender:

  • Migrañas. Tomar alcohol puede provocar migrañas en algunas personas, posiblemente como resultado de las histaminas que contienen algunas bebidas alcohólicas. El sistema inmunitario también libera histaminas durante una reacción alérgica.
  • Reacciones alérgicas graves. En casos excepcionales, una reacción alérgica puede poner en riesgo la vida (reacción anafiláctica) y requerir tratamiento de urgencia.

Prevención

Desafortunadamente, no hay nada que pueda prevenir las reacciones al alcohol o los ingredientes de las bebidas alcohólicas. Para evitar una reacción, evita el consumo de alcohol o de la sustancia particular que te causa la reacción.

Lee las etiquetas de las bebidas para saber si contienen algún ingrediente o aditivo que pueda causarte una reacción, como sulfitos o ciertos granos. Sin embargo, ten en cuenta que es posible que las etiquetas no detallen todos los ingredientes.

Diagnóstico

Además de realizarte un examen físico, el médico puede solicitar estas pruebas:

  • Prueba cutánea. Una prueba cutánea puede terminar si tienes alergia a algún componente de las bebidas alcohólicas, por ejemplo, a los granos de la cerveza. Mediante un pinchazo, se introduce en tu piel una cantidad pequeña de una sustancia que podría ser la causante de tu reacción alérgica. Si eres alérgico a la sustancia de la prueba, desarrollarás bulto elevado u otra reacción en la piel.
  • Análisis de sangre. Un análisis de sangre puede medir la respuesta de tu sistema inmunológico a una sustancia en particular, mediante el control de la cantidad de anticuerpos de tipo alérgico en tu torrente sanguíneo, los cuales se conocen como anticuerpos inmunoglobulina E. Se envía una muestra de sangre al laboratorio para verificar las reacciones a ciertos alimentos. Sin embargo, estas pruebas no siempre son precisas.

Tratamiento

La única manera de evitar los síntomas de intolerancia al alcohol o una reacción alérgica es evitar el consumo de alcohol o de la bebida en particular, o los ingredientes que causan el problema. En caso de alguna reacción leve, los antihistamínicos de venta libre o recetados pueden ayudar a reducir los síntomas como la picazón o la urticaria.

Preparación antes de la cita

Si bien la intolerancia al alcohol por lo general no es un asunto grave siempre y cuando no bebas alcohol, es posible que quieras hablar sobre ello con el médico en tu próxima consulta. A continuación, se presenta información que te ayudará a prepararte para tu consulta.

Haz una lista de lo siguiente:

  • Tus síntomas, incluidos los que quizás no parezcan estar relacionados con el motivo de la consulta, y cuándo comenzaron.
  • Información personal esencial, como episodios de estrés importantes o cambios recientes en tu vida. A veces, el estrés puede empeorar las reacciones alérgicas o sensibilidades.
  • Todos los medicamentos, las vitaminas o los suplementos que estés tomando y las dosis.
  • Preguntas para hacerle al médico.

Con respecto a la intolerancia al alcohol, las siguientes son algunas preguntas básicas que puedes hacerle al médico:

  • ¿Cuál cree que es la causa de mi reacción a las bebidas alcohólicas?
  • ¿Es probable que alguno de los medicamentos que consumo esté causando o empeorando mi reacción al alcohol?
  • Además de la causa más probable ¿Cuáles son las otras posibles causas de mis síntomas?
  • ¿Qué análisis necesito?
  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles?
  • ¿Es necesario que deje el alcohol?

No dudes en realizar cualquier otra pregunta.

Qué esperar de tu médico

El médico podría preguntarte lo siguiente:

  • ¿Cuándo notaste la reacción a las bebidas alcohólicas?
  • ¿Qué tipo de bebidas(cerveza, vino, bebidas mixtas o algún tipo de licor en particular) desencadenan los síntomas?
  • ¿Qué tan graves son tus síntomas?
  • ¿Cuánto tiempo después de consumir la bebida aparecen los síntomas?
  • ¿Cuánta bebida consumes antes de notar la reacción?
  • ¿Haz probado algún medicamento antialérgico de venta libre, como los antihistamínicos, para tratar la reacción? De ser así, ¿fueron de ayuda?
  • ¿Tienes alergias, por ejemplo, a algún alimento en particular o al polen, al polvo o a alguna otra sustancia presente en el aire?

Qué puedes hacer mientras tanto

Evita consumir las bebidas que parezcan ser la causa de tu reacción alérgica hasta la próxima consulta con el médico.

Si consumes alguna bebida que te produzca una reacción leve, los antihistamínicos de venta libre podrían ayudar a aliviar los síntomas. Sin embargo, si tienes una reacción cutánea grave, pulso débil, vómitos o dificultad para respirar, busca ayuda de emergencia de inmediato, ya que podrías estar sufriendo una reacción anafiláctica.

Last Updated Nov 20, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use