Síndrome de QT largo

Perspectiva general

El síndrome de QT largo es un trastorno del ritmo cardíaco que puede causar latidos rápidos y caóticos. Estos latidos del corazón rápidos podrían provocar desmayos repentinos o convulsiones. En algunos casos, el corazón puede latir en forma errática durante un tiempo largo hasta provocar una muerte súbita.

Puedes tener una mutación genética que aumente el riesgo de nacer con síndrome de QT largo congénito. Además, algunos medicamentos, desequilibrios de las sales y los minerales del cuerpo (anomalías en los electrolitos) y enfermedades pueden provocar síndrome de QT largo adquirido.

El síndrome de QT largo tiene tratamiento. Es posible que tengas que tomar medicamentos para prevenir el ritmo cardíaco errático. En algunos casos, el tratamiento del síndrome de QT largo comprende una cirugía o el implante de un dispositivo.

También tendrás que evitar ciertos medicamentos que podrían desencadenar el síndrome de QT largo. Después del tratamiento, es probable que puedas vivir y desarrollarte incluso con este trastorno. Posiblemente puedas seguir manteniéndote activo con deportes recreativos, e incluso competitivos.

Síntomas

Muchas de las personas que tienen síndrome de QT largo no presentan signos o síntomas. Es posible que solamente te des cuenta de la enfermedad por los siguientes motivos:

  • Resultados de un electrocardiograma (ECG) realizado por una razón no relacionada
  • Antecedentes familiares de síndrome de QT largo
  • Resultados de análisis genéticos

En el caso de aquellas personas que sí presentan signos y síntomas de síndrome de QT largo, los más comunes incluyen los siguientes:

  • Desmayos. Este es el signo más frecuente del síndrome de QT largo. Los desmayos desencadenados por el síndrome de QT largo (síncopes) se dan a causa del latido errático del corazón durante un período limitado. Estos desmayos pueden suceder durante un momento de emoción, enojo, miedo o durante la realización de ejercicios.

    Es posible que pierdas la consciencia inesperadamente, por ejemplo, si te sobresaltas por la llamada de un teléfono. Si el desmayo es normal, primero sentirás una señal de advertencia, como aturdimiento, palpitaciones, latido irregular, debilidad o visión borrosa. Sin embargo, es posible que los desmayos causados por el síndrome de QT largo ocurran con poca advertencia o sin avisar.

  • Convulsiones. Si el corazón continúa latiendo de forma errática, el cerebro no recibirá el oxígeno suficiente y se producirán las convulsiones.
  • Muerte súbita. Por lo general, el corazón vuelve a su ritmo normal. Si esto no sucede por sí solo, o si no se emplea un desfibrilador externo para normalizar el ritmo, puede ocurrir la muerte súbita.

Los signos y síntomas del síndrome de QT largo hereditario o congénito pueden observarse desde el estado fetal, las primeras semanas o meses después del nacimiento, durante la vejez o nunca. La mayoría de las personas que presentan signos o síntomas del síndrome de QT largo tienen el primer episodio a los 40 años.

Los signos y síntomas del síndrome de QT largo pueden ocurrir durante el sueño o al momento de despertar.

Cuándo debes consultar con un médico

Consulta a tu médico si te desmayas de repente durante el ejercicio físico o en un momento de excitación emocional o después de tomar un medicamento nuevo, especialmente si el medicamento prolonga el intervalo QT.

Dado que el síndrome de QT largo puede manifestarse en la familia, también dile al médico que te gustaría hacerte las pruebas necesarias para saber si padeces síndrome de QT largo en caso de que a un familiar de primer grado (padre, madre, hermano o hijo) le hayan diagnosticado síndrome de QT largo.

Causas

El síndrome de QT largo es un trastorno del ritmo cardíaco que puede provocar ritmos irregulares y graves (arritmias).

Normalmente, el corazón hace circular la sangre por todo el cuerpo con cada latido. Para bombear la sangre, las cavidades del corazón se contraen y se relajan. Estas acciones se controlan mediante impulsos eléctricos que viajan por el corazón y generan los latidos. Después de cada latido del corazón, el sistema eléctrico del corazón se recarga solo para prepararse para el siguiente latido.

En el síndrome de QT largo, el músculo cardíaco tarda más de lo normal en recargarse entre un latido y otro. Esa alteración eléctrica, que suele observarse en un electrocardiograma, se llama «intervalo QT largo».

Síndrome de QT prolongado heredado

Hasta el momento se han observado al menos 17 genes asociados con el síndrome de QT prolongado, y se han identificado cientos de mutaciones en estos genes. Las mutaciones en tres de estos genes representan alrededor del 75 por ciento de los casos de síndrome de QT prolongado, mientras que mutaciones en los otros genes menores contribuyen con un pequeño porcentaje de casos de síndrome de QT prolongado.

Alrededor del 20 por ciento de las personas que definitivamente tienen el síndrome de QT prolongado congénito arrojan un resultado negativo en la prueba genética. Por otro lado, en las familias con síndrome de QT prolongado genéticamente establecido, entre el 10 por ciento y el 37 por ciento de los familiares con un resultado positivo en la prueba genética de síndrome de QT prolongado tienen un intervalo QT normal.

Los médicos describen dos formas de síndrome de QT prolongado heredado:

  • Síndrome de Romano-Ward. Esta forma más común ocurre en personas que heredaron solamente una variante genética única de un padre.
  • Síndrome de Jervell y Lange-Nielsen. Esta forma inusual ocurre de manera temprana y es más grave. En este síndrome, los niños heredan variantes genéticas de ambos padres. Tienen síndrome de QT prolongado y son sordos de nacimiento.

Además, los científicos han investigado una posible relación entre el síndrome de muerte infantil súbita (SMIS) y el síndrome de QT prolongado y descubrieron que aproximadamente de cinco a 10 por ciento de los bebés afectados por SMIS tenían un defecto o mutación genética del síndrome de QT prolongado.

Síndrome de QT largo adquirido

El síndrome de QT largo adquirido puede ser provocado por ciertos medicamentos, anomalías electrolíticas, como nivel bajo de potasio (hipocaliemia), o enfermedades. Más de 100 medicamentos, muchos de ellos comunes, pueden prolongar el intervalo de QT en personas sanas y causar una forma de síndrome de QT largo adquirido conocida como síndrome de QT largo inducido por medicamentos.

Entre los medicamentos que pueden prolongar el intervalo de QT y afectar el ritmo cardíaco se incluyen los siguientes:

  • Ciertos antibióticos
  • Ciertos medicamentos antidepresivos y antipsicóticos
  • Algunos antihistamínicos
  • Diuréticos
  • Medicamentos usados para mantener ritmos cardíacos normales (medicamentos antiarrítmicos)
  • Algunos medicamentos para evitar las náuseas

Es posible que las personas con síndrome de QT largo inducido por medicamentos también tengan algunos defectos genéticos imperceptibles en el corazón. Estos defectos aumentan las probabilidades de sufrir alteraciones en el ritmo cardíaco provocadas por ciertos medicamentos.

Cavidades y válvulas del corazón

Un corazón normal tiene dos cámaras superiores y dos cámaras inferiores. Las cámaras superiores, la aurícula derecha e izquierda, reciben la sangre. Las cámaras inferiores, los ventrículos derecho e izquierdo más musculares, bombean la sangre del corazón. Las válvulas cardíacas, que mantienen el flujo sanguíneo en la dirección adecuada, son puertas en las aperturas de las cámaras.

Un intervalo QT prolongado y normal

Un intervalo QT prolongado hace referencia a una anomalía en un electrocardiograma. Esta anomalía refleja una alteración en la manera en la que las cavidades inferiores del corazón (ventrículos) conducen electricidad.

Factores de riesgo

Las personas que pueden correr un mayor riesgo de tener síndrome de QT largo heredado o adquirido son:

  • Niños, adolescentes y adultos jóvenes que sufren desmayos sin causa aparente, situaciones cercanas al ahogamiento u otros accidentes sin razones conocidas, convulsiones sin motivo sabido o antecedentes de paro cardíaco
  • Familiares de niños, adolescentes o adultos jóvenes que sufren desmayos sin causa aparente, situaciones cercanas al ahogamiento u otros accidentes sin razones conocidas, convulsiones sin motivo sabido o antecedentes de paro cardíaco
  • Familiares de primer grado de personas que padecen síndrome de QT largo diagnosticado
  • Personas que toman medicamentos que se sabe que producen intervalo QT largo
  • Personas que manifiestan niveles bajos de potasio, magnesio o calcio en sangre, como las personas que tienen el trastorno de la alimentación denominado «anorexia nerviosa»

Muchas veces, el síndrome de QT largo heredado no se diagnostica o se diagnostica mal como un trastorno convulsivo, como la epilepsia. Sin embargo, el síndrome de QT largo podría ser responsable de algunas muertes sin causa aparente en niños y en adultos jóvenes. Por ejemplo, el ahogamiento sin causa aparente de una persona joven podría ser el primer indicio de un síndrome de QT largo hereditario en una familia.

Complicaciones

La mayoría de las veces, los intervalos QT prolongados en las personas que tienen el síndrome de QT largo nunca causan problemas. Sin embargo, el estrés físico o emocional podría «hacer tropezar» a un corazón propenso a intervalos QT prolongados. Esto puede ocasionar que el ritmo cardíaco se descontrole y se desencadenen ritmos cardíacos irregulares (arritmias) que pueden poner en riesgo la vida, tales como:

  • Torsade de pointes (taquicardia ventricular en entorchado). En este tipo de arritmia, las dos cavidades inferiores del corazón (ventrículos) laten de manera rápida y caótica, por lo que las ondas del monitor del electrocardiograma parecen torcidas. El corazón bombea menos sangre, por eso llega menos sangre al cerebro y se produce la pérdida de conocimiento repentina y, por lo general, sin ningún síntoma previo.

    Si un episodio de taquicardia ventricular en entorchado es corto (dura menos de un minuto), el corazón puede corregirlo solo unos segundos después, y recuperas el conocimiento por tu cuenta. Sin embargo, si el episodio de taquicardia ventricular en entorchado dura más, puede tener como resultado un desmayo repentino, seguido de una convulsión de todo el cuerpo. Si este ritmo peligroso no se corrige solo, se produce una arritmia potencialmente mortal llamada «fibrilación ventricular».

  • Fibrilación ventricular. En este trastorno, los ventrículos laten tan rápido que el corazón se estremece y deja de bombear sangre. A menos que se le aplique un choque al corazón para que vuelva al ritmo normal mediante un dispositivo llamado «desfibrilador», la fibrilación ventricular puede ocasionar daño cerebral y muerte súbita.

    Hoy se sabe que el síndrome de QT largo podría explicar algunos casos de muerte súbita en personas jóvenes quienes, al parecer, eran saludables.

Prevención

Si tienes síndrome de QT largo hereditario, ten cuidado sobre qué medicamentos tomas. Algunos medicamentos (entre ellos, ciertos depresores del apetito, descongestionantes y antibióticos comunes) pueden provocar ritmos cardíacos peligrosos. Pregúntale al médico qué medicamentos puedes tomar y cuáles no. Las drogas ilegales, como la cocaína y las anfetaminas, representan un riesgo grave para las personas con síndrome de QT largo.

Además, busca atención médica de inmediato para las enfermedades que podrían provocar niveles bajos de potasio, especialmente si tienes muchos vómitos y diarrea. Estas enfermedades podrían provocar un episodio de síndrome de QT largo. El médico te puede aconsejar que no tomes medicamentos como diuréticos, que bajan los niveles de potasio en la sangre.

Es posible que algunas personas (en especial los adultos mayores con síndrome de QT largo que no han tenido signos ni síntomas del trastorno en décadas) no necesiten ningún tratamiento más que tomar medidas preventivas.

Diagnóstico

Para diagnosticar el síndrome de QT largo, el médico evaluará tus síntomas, revisará tu historia clínica y tus antecedentes familiares, y llevará a cabo una exploración física. Si el médico piensa que tienes síndrome de QT largo, podrías tener que hacerte varias pruebas para confirmar el diagnóstico. Algunos de ellos son:

  • Electrocardiograma. Durante un electrocardiograma, los médicos te colocan sensores (electrodos) en el pecho que pueden detectar la actividad eléctrica del corazón. Un electrocardiograma mide el tiempo y la duración de cada fase eléctrica de los latidos del corazón.

    Podrías hacerte esta prueba en reposo o durante una prueba de esfuerzo, en la cual los médicos controlan tu actividad cardíaca mientras te ejercitas en una cinta o en una bicicleta fija. El médico también puede recomendarte que los integrantes de tu familia se hagan un electrocardiograma.

  • Monitor Holter. Este dispositivo de electrocardiograma puede usarse durante un día o más para registrar la actividad del corazón mientras realizas tus tareas cotidianas.
  • Monitor de episodios. Este dispositivo portátil de electrocardiograma se conecta al cuerpo para controlar la actividad cardíaca durante unas semanas o algunos meses. Cuando tienes síntomas, presionas un botón. De esta manera, el médico controla tu ritmo cardíaco en el momento en que se manifiestan los síntomas.

En algunas personas que se sospecha que tienen síndrome de QT largo, el electrocardiograma no muestra un intervalo QT prolongado de forma anormal. Es probable que necesites someterte a otros análisis, por ejemplo:

  • Prueba de esfuerzo sin ejercicio físico (farmacológica). Esta es una prueba de electrocardiograma que se realiza mientras te administran un medicamento, como epinefrina (adrenalina), que estimula el corazón de un modo similar al ejercicio físico. Después los médicos controlan los efectos que tiene el medicamento en la manera en que se recarga el corazón.

    Esta prueba puede ayudar a los médicos en el diagnóstico de personas que se sospecha que tienen síndrome de QT largo y en la determinación de los genes que están relacionados con la enfermedad. También puede utilizarse para el diagnóstico en personas que padecen síndrome de QT largo y que tienen un gen asociado a esa enfermedad, pero presentan un intervalo QT normal (tiempo de recarga) en reposo.

  • Análisis genéticos. Hay un análisis genético para la detección del síndrome de QT largo disponible, y algunos seguros médicos privados y estatales lo cubren. En general, los análisis genéticos para la detección del síndrome de QT largo permiten hallar la causa genética de alrededor de 3 de cada 4 casos de síndrome de QT largo hereditario. Sin embargo, los análisis genéticos no pueden detectar todos los casos de síndrome de QT largo.

    Si la causa genética del síndrome de QT largo se descubre a través de un análisis genético con un resultado positivo, el médico puede recomendarte que tus familiares también se realicen el análisis para determinar si heredaron la misma mutación genética.

  • Segunda opinión. En el caso de que el médico te diagnostique síndrome de QT largo, podrías querer que te den una segunda opinión antes de proceder con el tratamiento. En ocasiones, las personas pueden recibir un diagnóstico de síndrome de QT largo incorrecto cuando la enfermedad, en verdad, no está presente.

Tratamiento

El tratamiento del síndrome de QT largo hereditario comprende algunas medidas preventivas simples. También puede comprender medicamentos, así como la cirugía de desnervación de los nervios simpáticos cardíacos izquierdos o el implante de dispositivos médicos, como el desfibrilador cardioversor implantable, o ambos.

El objetivo del tratamiento es prevenir que el corazón que tiene QT largo tenga latidos incontrolados o evitar la muerte súbita. Tu médico conversará contigo acerca de cuáles son las opciones de tratamiento adecuadas para tu enfermedad sobre la base de tus síntomas, el tipo de síndrome de QT largo que padeces y el riesgo que tienes de desmayarte o de tener un paro cardíaco repentino.

En el caso del síndrome de QT largo adquirido, el tratamiento de la causa del trastorno puede eliminar la enfermedad. Los médicos además tratarán los trastornos del ritmo cardíaco (arritmias) según sea necesario.

Si te diagnostican el síndrome de QT largo adquirido debido a determinados medicamentos, es posible que el médico te recomiende que suspendas aquellos que causan el trastorno y que los cambies por otros. Algunas personas podrían necesitar un tratamiento adicional.

Medicamentos

Los medicamentos que se utilizan para tratar el síndrome de QT largo son los siguientes:

  • Betabloqueantes. Estos medicamentos para el corazón comprenden el nadolol (Corgard) y el propranolol (Inderal LA, Innopran XL). Reducen la frecuencia cardíaca y disminuyen la probabilidad de tener el ritmo cardíaco relacionado con el síndrome de QT largo. Los betabloqueantes mitigan la forma en la que el corazón reacciona a la adrenalina.
  • Mexiletina. El hecho de tomar este medicamento antiarrítmico en combinación con betabloqueantes puede ayudar a reducir el intervalo QT y la probabilidad de tener desmayos, convulsiones o una muerte súbita a raíz del síndrome de QT largo.

    Este medicamento se suele utilizar para tratar el tercer subtipo más frecuente de síndrome de QT largo hereditario: LQT3. Sin embargo, también se puede utilizar para tratar los dos subtipos más frecuentes: LQT1 y LQT2.

  • Espironolactona y potasio. Para determinados tipos de síndrome de QT largo, la espironolactona (Aldactone), medicamento que se utiliza para ayudar a que el cuerpo retenga potasio, los suplementos de potasio o una combinación de ambos, podrían mejorar el sistema de recarga del corazón.
  • Aceite de pescado. En general, las pruebas actuales no apoyan el uso de aceite de pescado saludable para el corazón (ácido graso omega-3) como suplemento ni el consumo de pescados que contienen un nivel alto de ácidos grasos omega-3 para disminuir el riesgo de tener problemas cardíacos o morir a causa de ritmos cardíacos anormales. Sin embargo, si tienes síndrome de QT largo hereditario, el aceite de pescado puede ser un medicamento alternativo complementario razonable en combinación con otros tratamientos. Consulta con el médico antes de comenzar a tomar aceite de pescado o cualquier otro tipo de suplemento o medicamento.

El médico podría recomendarte que realices un tratamiento para el síndrome de QT largo incluso si no tienes signos o síntomas frecuentes del trastorno.

Si necesitas tratamiento, toma los medicamentos que te recete el médico, de acuerdo con sus indicaciones. Si bien los medicamentos no curan el trastorno, proporcionan cierta protección contra las alteraciones potencialmente mortales del ritmo cardíaco. Podrías necesitar tomar un medicamento de por vida, como un betabloqueante.

Procedimientos quirúrgicos

Según el trastorno, tu médico podría considerar otros tratamientos para ti, tales como:

  • Cirugía de desnervación de los nervios simpáticos cardíacos izquierdos. En este procedimiento, los cirujanos extraen nervios específicos a lo largo del lado izquierdo de la columna vertebral en el tórax. Esos nervios forman parte del sistema nervioso simpático del organismo, que ayuda a regular el ritmo cardíaco. La cirugía reduce, de forma significativa, el riesgo de muerte súbita.

    Por lo general, esta cirugía se reserva para personas que corren un alto riesgo de sufrir muerte súbita y están recibiendo choques adecuados del desfibrilador cardioversor implantable, para personas que continuamente se desmayan o tienen convulsiones mientras toman sus medicamentos, o para personas que no toleran los medicamentos debido a los efectos secundarios.

  • Desfibrilador cardioversor implantable. Este dispositivo, que se implanta debajo de la piel del tórax, puede detener una arritmia potencialmente mortal. El desfibrilador cardioversor implantable controla de forma continua los latidos del corazón. Si detecta un ritmo cardíaco anormal, emite choques eléctricos para que el corazón vuelva a tener un ritmo normal.

    La colocación de un desfibrilador cardioversor implantable es un procedimiento importante y puede provocar choques inadecuados y otras complicaciones. Por lo tanto, la decisión de colocar un desfibrilador cardioversor implantable, en especial en el caso de los niños, debe analizarse cuidadosamente.

    La mayoría de las personas con síndrome de QT largo hereditario no necesitan un desfibrilador cardioversor implantable. Es importante destacar que no se debe colocar un desfibrilador cardioversor implantable solamente por el trágico hecho de que un familiar haya tenido una muerte súbita desencadenada por el síndrome de QT largo.

Estilo de vida y remedios caseros

Una vez que te hayan diagnosticado síndrome de QT largo, puedes tomar varias medidas para evitar consecuencias graves, entre ellas:

  • No hagas esfuerzos excesivos. Tal vez no sea necesario que dejes de practicar deportes si tienes síndrome de QT largo. El médico podría permitirte hacer actividades recreativas, siempre y cuando estés acompañado por si sufres un desmayo. En general, las personas con síndrome de QT largo jamás deben nadar solas.

    El ejercicio extenuante puede ser peligroso y no se recomienda para ciertas personas con síndrome de QT largo. Sin embargo, otras personas pueden tener un menor riesgo de complicaciones y pueden practicar ejercicios extenuantes, incluso deportes competitivos. Habla con detenimiento sobre este tema con el médico.

  • Infórmate sobre los síntomas. Tienes que tomar plena conciencia de los síntomas que pueden advertirte sobre los ritmos irregulares del corazón y la disminución del flujo sanguíneo al cerebro, como la sensación de que puedes desmayarte.
  • Informa a los demás. Informa a familiares, amistades, vecinos, profesores o alguna persona de tu entorno sobre el trastorno cardíaco que padeces. Lleva una identificación de alerta médica para informar a los profesionales de salud acerca de tu enfermedad.
  • Cuenta con planes para actuar en caso de un episodio cardíaco de urgencia. Puede ser conveniente que tus familiares aprendan cómo hacer reanimación cardiopulmonar (RCP), para que puedan brindarte reanimación de inmediato si alguna vez la necesitas. En determinadas situaciones, también podría ser adecuado tener rápido acceso a un desfibrilador externo automático.

    Sin embargo, si el síndrome de QT largo hereditario se evalúo y se trató cuidadosamente, en general, es poco probable que alguna vez necesites RCP o un desfibrilador externo automático.

  • En la medida de lo posible, controla las situaciones perturbadoras. Por la noche, baja el volumen del timbre y silencia el teléfono fijo y el celular.
  • Visita al médico. El cardiólogo posiblemente te recomiende que hagas consultas de seguimiento regulares. Informa al médico si tienes síntomas del síndrome de QT largo o si observas un cambio en la enfermedad. Tu médico puede hacer modificaciones en el plan de tratamiento o sugerirte otros tratamientos.

Al parecer, las relaciones sexuales no aumentan el riesgo del síndrome de QT largo. El embarazo y el parto no se asocian con un aumento en el riesgo de síntomas en mujeres con síndrome de QT largo.

De todos modos, si tienes síndrome de QT largo hereditario, el médico querrá controlarte de cerca, tanto durante el embarazo como después de este. Las mujeres con síndrome de QT largo, en especial un tipo llamado «LQT2», tienen un riesgo mayor durante el período después del parto y necesitan un seguimiento estricto.

Estrategias de afrontamiento, y apoyo

El síndrome de QT largo puede ser un trastorno preocupante debido a los posibles resultados graves. Por supuesto, la preocupación por un ritmo cardíaco potencialmente mortal puede ser estresante para ti y tu familia.

A las familias con síndrome de QT largo hereditario les puede ser útil hablar con un cardiólogo con pericia en este síndrome, un asesor en genética y un terapeuta, así como con otras familias que tengan la afección.

Preparación antes de la cita

Si presentas signos y síntomas del síndrome de QT largo, comunícate con el médico. Después de realizarte un examen inicial, es probable que el médico te derive a un médico capacitado en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades cardíacas (cardiólogo), a un médico especializado en trastornos del ritmo cardíaco (electrofisiólogo) o a un cardiólogo que se especialice en enfermedades cardíacas genéticas que pueden predisponer a las personas a sufrir muerte súbita (cardiólogo genético).

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta y a saber qué esperar del médico.

Qué puedes hacer

  • Anota los signos o síntomas que hayas tenido y la duración.
  • Anota tu información médica más importante, incluso otras enfermedades y los nombres de todos los medicamentos que tomes. También será importante compartir con tu médico los antecedentes familiares de enfermedad del corazón o de muerte súbita.
  • Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe a la consulta. La persona que te acompañe puede ayudarte a recordar lo que dice el médico.
  • Anota las preguntas que quieras asegurarte de hacerle al médico.

Las preguntas que puedes hacerle al médico en la consulta inicial son las siguientes:

  • ¿Qué puede estar provocando mis signos y síntomas?
  • ¿Existen otras causas posibles de estos signos y síntomas?
  • ¿Qué pruebas se necesitan?
  • ¿Debo consultar con un especialista?

Las preguntas que puedes hacer si te derivan a un cardiólogo o a un electrofisiólogo son las siguientes:

  • ¿Tengo síndrome de QT largo? ¿De qué tipo?
  • ¿Cuál es el riego de que tenga complicaciones a causa de esta enfermedad?
  • ¿Qué enfoque de tratamiento me recomiendas?
  • Si el primer tratamiento no funciona, ¿qué me recomendarás después?
  • En caso de que me recomiendes medicamentos, ¿cuáles son los posibles efectos secundarios?

Las preguntas para hacerle al médico si te recomienda una cirugía pueden ser las siguientes:

  • ¿Qué tipo de procedimiento tiene mayor probabilidad de ser efectivo en mi caso y por qué?
  • ¿Dónde debería someterme a la cirugía?
  • ¿Deberían derivarme a un centro de excelencia para el tratamiento del síndrome de QT largo?
  • ¿Qué debo esperar de mi recuperación y de mi rehabilitación después de la cirugía?

Estas son algunas preguntas adicionales:

  • ¿Necesitaré exámenes frecuentes y tratamiento para esta enfermedad durante el resto de mi vida?
  • ¿A qué signos y síntomas de emergencia del síndrome de QT largo debería prestarles atención?
  • ¿Debería avisarles a mis amigos, a mis docentes y a mis compañeros de trabajo que tengo esta enfermedad?
  • ¿Qué restricciones de actividades deberé respetar?
  • ¿Algún cambio en mi dieta podría ayudarme a controlar esta enfermedad?
  • ¿Qué medicamentos debería evitar?
  • ¿Cuál es mi pronóstico a largo plazo si recibo tratamiento?
  • ¿Será seguro quedar embaraza en el futuro?
  • ¿Cuál es el riego de que mis futuros hijos tengan este defecto?
  • ¿Debería consultar con un asesor en genética?

Además de las preguntas que hayas preparado con anticipación, no dudes en hacer otras durante la consulta si hay algo que no entiendes.

Qué esperar del médico

El médico que te atiende por un posible síndrome de QT largo podría hacerte algunas preguntas, como las siguientes:

  • ¿Qué síntomas tienes?
  • ¿Cuándo comenzaste a tener los síntomas?
  • ¿Los síntomas han empeorado con el tiempo?
  • ¿Las emociones fuertes, como la excitación, el enojo o la sorpresa, provocan tus síntomas?
  • ¿El ejercicio causa tus síntomas?
  • Si te sobresaltas, por ejemplo, cuando suena un timbre o un teléfono, ¿se desencadenan los síntomas?
  • ¿Los síntomas comprenden sentirse aturdido o mareado?
  • ¿Alguna vez te desmayaste?
  • ¿Alguna vez tuviste una convulsión?
  • ¿Los síntomas comprenden una sensación de agitación en el pecho?
  • ¿Sabes si se te entrecorta la respiración mientras duermes?
  • ¿Te han diagnosticado alguna otra enfermedad?
  • ¿Sabes si tienes antecedentes familiares de enfermedades cardíacas?
  • ¿Algún pariente de primer grado (padres, hermanos o hijos) falleció de forma repentina, por ejemplo, ahogado, o falleció de repente sin explicación?
  • ¿Qué medicamentos estás tomando actualmente, incluso los de venta libre y recetados, vitaminas y suplementos?
  • ¿Alguna vez has utilizado drogas recreativas? Si es así, ¿cuáles?
  • ¿Cuál es tu dieta diaria habitual?
  • ¿Consumes cafeína? ¿Cuánto?
  • ¿Tienes hijos? ¿Tienes previsto algún embarazo en el futuro?

Qué puedes hacer mientras tanto

Mientras esperas tu consulta, pregúntales a tus familiares si a algún pariente de primer grado (hijos, hermanos, padres), de segundo grado (tías, tíos, abuelos), de tercer grado (tías abuelas, tíos abuelos, primos) o a algún otro pariente conocido le diagnosticaron enfermedades cardíacas o si fallecieron de forma repentina.

El hecho de que algún familiar tuyo de primer grado haya fallecido por una causa inesperada, como síndrome de muerte súbita del lactante, por ahogamiento o mientras conducía, es un indicio importante para tu médico. En general, tener la mayor cantidad posible de información sobre los antecedentes médicos de tu familia ayudará al médico a definir las próximas medidas que tomará para tu diagnóstico y tratamiento.

Una organización de apoyo sin fines de lucro denominada «Sudden Arrhythmia Death Syndromes Foundation» (Fundación de Síndromes de Muerte Súbita y Arritmia) puede ayudarte a prepararte y a conocer tus antecedentes familiares en lo que respecta al posible diagnóstico del síndrome de QT largo.

Si el ejercicio empeora los síntomas, evita realizarlo hasta que visites al médico.

Last Updated Sep 21, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use