Síndrome de QT largo

Perspectiva general

El síndrome de QT largo es un trastorno de señalización cardíaca que puede hacer que el corazón lata rápido y de manera caótica (arritmias). Un trastorno de señalización cardíaca también se conoce como trastorno de conducción del corazón.

Algunas personas nacen con un ADN modificado que causa el síndrome de QT largo (síndrome de QT largo congénito). El síndrome de QT largo también puede aparecer más tarde en la vida (síndrome de QT largo adquirido) como consecuencia de algunas afecciones médicas, ciertos medicamentos o desequilibrios minerales.

El síndrome de QT largo puede provocar convulsiones o desmayos repentinos. Los jóvenes con el síndrome de QT largo presentan un mayor riesgo de muerte súbita.

El tratamiento para el síndrome de QT largo incluye cambios en el estilo de vida y medicamentos para prevenir latidos cardíacos peligrosos. A veces, se necesita cirugía para implantar un dispositivo para controlar el ritmo cardíaco.

Síntomas

Algunas personas con síndrome de QT largo no presentan ningún síntoma perceptible. Es posible que se descubra la afección cuando se haga un electrocardiograma o una prueba genética por otros motivos.

Los desmayos (síncope) son el síntoma más común del síndrome de QT largo. Es posible que los desmayos causados por el síndrome de QT largo ocurran con poca o ninguna advertencia. Algunas personas primero presentan signos de advertencia de desmayo, entre ellos:

  • Visión borrosa
  • Aturdimiento
  • Latidos cardíacos fuertes (palpitaciones)
  • Debilidad

El desmayo se produce cuando el corazón late temporalmente de forma desorganizada. Puedes desmayarte durante un momento de emoción, enojo, miedo o cuando haces ejercicio. Las cosas que te asustan, por ejemplo, un teléfono o un despertador, pueden hacer que pierdas el conocimiento.

El síndrome de QT largo también puede provocar convulsiones en algunas personas. En ocasiones, los síntomas del síndrome de QT largo pueden ocurrir durante el sueño.

La mayoría de las personas con síntomas del síndrome de QT largo tienen el primer episodio antes de los 40 años. Cuando la afección se presenta al nacer (síndrome de QT largo congénito), los síntomas pueden aparecer durante las primeras semanas a meses de vida o más adelante durante la infancia.

Por lo general, después de un episodio de QT largo, el corazón vuelve a su ritmo normal. Si el ritmo cardíaco no se restablece por sí solo o si no se emplea un desfibrilador externo a tiempo para restablecerlo, podría darse la muerte súbita.

Cuándo debes consultar con un médico

Llama al proveedor de atención médica si te desmayas repentinamente durante la actividad física o en un momento de mucha excitación, o después de haber tomado un medicamento nuevo. Si tienes un padre o madre, hermano o hijo con síndrome de QT largo, es importante que se lo digas al proveedor de atención médica. El síndrome de QT largo puede ser hereditario.

Causas

El síndrome de QT largo es un trastorno del ritmo cardíaco cuya causa son los cambios en el sistema de recarga eléctrica del corazón. No afecta la estructura del corazón.

En un corazón normal, este envía sangre al cuerpo durante cada latido cardíaco. Para bombear la sangre, las cavidades del corazón se comprimen (contraen) y se relajan. Esta acción coordinada es controlada por el sistema eléctrico del corazón. Las señales eléctricas (impulsos) viajan desde la parte superior hasta la parte inferior del corazón. Estas señales le indican al corazón que se contraiga y lata. Después de cada latido cardíaco, el sistema se recarga para prepararse para el próximo.

En el síndrome de QT largo, el sistema eléctrico del corazón tarda más de lo usual en recargarse entre un latido y otro. Este retraso se denomina intervalo QT largo. Se puede observar en un electrocardiograma.

El síndrome de QT largo se suele agrupar en dos categorías principales según la causa.

  • Si naces con la afección, se llama síndrome de QT largo congénito. Algunas formas del síndrome de QT largo son el resultado de un ADN modificado que se trasmite de padres a hijos (hereditario).
  • Si lo causa una afección médica subyacente o un medicamento, se llama síndrome de QT largo adquirido. Este tipo de síndrome de QT largo suele ser reversible cuando se identifica y se trata la causa subyacente.

Causas del síndrome de QT largo congénito

Hasta ahora, se ha vinculado más de una docena de genes al síndrome de QT largo. Los investigadores han identificado cientos de alteraciones dentro de estos genes.

Hay dos formas de síndrome de QT largo congénito:

  • Síndrome de Romano-Ward (forma autosómica dominante). Esta forma más común ocurre en personas que heredan solo una única variante genética de uno de los padres.
  • Síndrome de Jervell y Lange-Nielsen (forma autosómica recesiva). Los episodios de esta forma de síndrome de QT largo poco frecuente suelen ocurrir a muy temprana edad y son más graves. En este síndrome, los niños reciben las variantes genéticas alteradas de ambos padres. Los niños nacen con el síndrome de QT largo y sordera.

Causas del síndrome de QT largo adquirido

Más de 100 medicamentos, muchos de ellos comunes, pueden causar intervalos QT prolongados en personas por lo demás sanas.

Si un medicamento provoca el síndrome de QT largo adquirido, la afección puede denominarse síndrome de QT largo inducido por medicamentos. Los medicamentos que pueden causar el síndrome de QT largo adquirido incluyen los siguientes:

  • Determinados antibióticos, como eritromicina (Eryc, Erythrocin, otros), azitromicina (Zithromax) y otros
  • Determinados medicamentos antimicóticos, utilizados para tratar infecciones por levaduras vaginales
  • Diuréticos que provocan un desequilibrio de electrolitos (bajo nivel de potasio, más comúnmente)
  • Medicamentos para el ritmo cardíaco (antiarrítmicos) que prolongan el intervalo QT
  • Algunos medicamentos antidepresivos y antipsicóticos
  • Algunos medicamentos para evitar las náuseas

Informa siempre a tu proveedor de atención médica sobre todos los medicamentos que tomas, incluso los medicamentos que compras sin receta médica.

Entre las afecciones médicas que pueden causar el síndrome de QT largo adquirido, se incluyen las siguientes:

  • Temperatura corporal inferior a los 95 grados Fahrenheit (37 grados Celsius), una condición denominada hipotermia
  • Bajo nivel de calcio (hipocalcemia)
  • Bajo nivel de magnesio (hipomagnesemia)
  • Bajo nivel de potasio (hipopotasiemia)
  • Tumor no canceroso de la glándula suprarrenal (feocromocitoma)
  • Accidente cerebrovascular o sangrado en el cerebro (intracraneal)
  • Baja actividad de la tiroides (hipotiroidismo)
Aurículas derecha e izquierda y ventrículos derecho e izquierdo

Un corazón normal tiene dos cavidades superiores y dos cavidades inferiores. Las cavidades superiores, las aurículas derecha e izquierda, reciben la sangre entrante. Las cavidades inferiores, los ventrículos derecho e izquierdo más musculares, bombean la sangre desde el corazón hacia fuera. Las válvulas cardíacas, que mantienen el flujo sanguíneo en la dirección adecuada, son puertas en las aberturas de las cavidades.

Factores de riesgo

Es posible que los siguientes factores incrementen el riesgo de tener síndrome de QT largo:

  • Antecedentes de paro cardíaco
  • Tener un padre, hermano o hijo con síndrome de QT largo
  • Usar medicamentos que se sabe que causan intervalos QT prolongados
  • Ser mujer y tomar medicamentos para el corazón
  • Tener vómitos o diarrea excesivos, que provocan desequilibrios hidroelectrolíticos
  • Tener trastornos alimentarios, como la anorexia nerviosa, que causan desequilibrios electrolíticos

Si tienes síndrome de QT largo y estás pensando en quedar embarazada, avisa a tu proveedor de atención médica. El proveedor de atención médica querrá controlarte de cerca durante el embarazo para prevenir cosas que puedan desencadenar un episodio de síndrome de QT largo.

Complicaciones

El tratamiento médico adecuado y los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a prevenir las complicaciones relacionadas con el síndrome de QT largo.

Las complicaciones potenciales de este síndrome incluyen las siguientes:

  • Torsades de pointes (taquicardia ventricular en entorchado). Es un latido cardíaco irregular (arritmia) que puede poner en riesgo la vida. Las dos cavidades inferiores del corazón (ventrículos) laten rápido y de manera descontrolada, por lo que las ondas en el monitor de un electrocardiograma parecen torcidas. El corazón bombea menos sangre. La falta de sangre al cerebro causa un desmayo repentino y, a menudo, sin previo aviso.

    Si el episodio dura mucho tiempo, el desmayo puede ir seguido de una convulsión de cuerpo entero. Si el peligroso ritmo no se corrige por sí solo, se produce una arritmia mortal llamada fibrilación ventricular.

  • Fibrilación ventricular. Esta afección hace que las cavidades inferiores del corazón latan tan rápido que el corazón se estremece y deja de bombear sangre. A menos que se utilice un desfibrilador para que el corazón retome su ritmo normal, la fibrilación ventricular puede producir daño cerebral y muerte súbita.
  • Muerte súbita. El síndrome de QT largo se ha asociado a la muerte súbita en personas jóvenes que parecen saludables. Esta afección podría ser la causa de algunos eventos en niños y adultos jóvenes, como desmayos, ahogos o convulsiones, sin motivo aparente.

Prevención

Los controles médicos regulares y una buena comunicación con el proveedor de atención médica pueden ayudar a prevenir afecciones médicas que conducen a algunos tipos de síndrome de QT largo adquirido. En especial, es importante evitar los medicamentos que pueden afectar el ritmo cardíaco y causar un intervalo QT largo.

Se desconoce cómo se puede prevenir el síndrome de QT largo congénito. Las familias con síndrome de QT largo hereditario podrían considerar la posibilidad de someterse a exámenes de detección genética. Con el tratamiento adecuado, puedes tratar y prevenir los latidos cardíacos peligrosos que pueden conducir a complicaciones del síndrome de QT largo.

Diagnóstico

Para diagnosticar el síndrome de QT largo, un proveedor de atención médica lleva a cabo un examen físico y hace preguntas acerca de tus síntomas y antecedentes médicos y familiares. El proveedor de atención médica usa un estetoscopio para escuchar el corazón. Si el proveedor de atención médica piensa que tienes un ritmo cardíaco irregular, se pueden hacer pruebas para controlarlo.

Pruebas

Se realizan pruebas para confirmar un diagnóstico de síndrome de QT largo o comprobar si hay otras afecciones que puedan alterar el ritmo cardíaco o aumentar el riesgo de tener latidos cardíacos irregulares.

Electrocardiograma

Esta es la prueba más común utilizada para diagnosticar el síndrome de QT largo. Un electrocardiograma es una prueba rápida e indolora que registra las señales eléctricas del corazón. Durante un electrocardiograma, los sensores (electrodos) se adhieren al pecho y a veces a los brazos o las piernas. Un electrocardiograma mide el tiempo y la duración de cada fase eléctrica de los latidos del corazón. Las señales se muestran como ondas en un monitor de computadora o una impresora conectados.

  • El electrocardiograma etiqueta las señales eléctricas del corazón como cinco ondas usando las letras P, Q, R, S y T.
  • Las ondas de la Q a la T muestran la actividad eléctrica en las cavidades inferiores del corazón (ventrículos).
  • El intervalo QT es el espacio entre el inicio de la onda Q y el final de la onda T. El intervalo es el tiempo que tarda el corazón en contraerse y llenarse de sangre antes de volver a latir. Si el intervalo toma más tiempo de lo normal, se denomina intervalo QT prolongado.

Un intervalo QT óptimo depende de la edad, el sexo y el ritmo cardíaco individual.

Si los síntomas de QT largo son poco frecuentes, es posible que no se detecten en un electrocardiograma estándar. Si esto sucede, puede recomendarse el control por electrocardiograma remoto. Hay varios tipos diferentes.

  • Monitor Holter. El proveedor de atención médica puede recomendar este dispositivo portátil de electrocardiograma para controlar el ritmo cardíaco en casa. Se puede usar durante un día o más para registrar la actividad del corazón mientras llevas a cabo actividades diarias.
  • Monitor de eventos. Este dispositivo portátil de electrocardiograma se usa durante un máximo de 30 días o hasta que tengas una arritmia o síntomas. Generalmente, presionas un botón cuando se presentan los síntomas. Algunos dispositivos registran automáticamente cuando se detecta un ritmo cardíaco irregular (arritmia).

Algunos dispositivos personales, como los relojes inteligentes, ofrecen control con electrocardiograma. Pregúntale al proveedor de atención médica si esta opción es válida para ti.

Prueba de esfuerzo

Este tipo de prueba suele consistir en caminar sobre una cinta o pedalear en una bicicleta fija mientras se controla el corazón con un electrocardiograma. Las pruebas de esfuerzo muestran cómo responde el corazón a la actividad física. Si no puedes hacer ejercicio, puedes recibir un medicamento que estimula el corazón de manera similar al ejercicio.

Pruebas genéticas

Existe una prueba genética para detectar el síndrome de QT largo a fin de confirmar el diagnóstico. Consulta con la aseguradora para saber si está cubierto.

Si tu prueba genética del síndrome de QT largo es positiva, es posible que el proveedor de atención médica te recomiende que otros familiares también se hagan la prueba para determinar si heredaron el mismo gen.

Es importante entender que las pruebas genéticas para identificar el síndrome de QT largo no pueden detectar todos los casos hereditarios de este síndrome. Se recomienda que las familias hablen con un consejero genético antes y después de las pruebas.

Gráficos de intervalos QT normales y largos

Un intervalo QT largo es un ritmo cardíaco irregular que se puede detectar con un electrocardiograma. Refleja una alteración en la manera en que las cavidades inferiores del corazón (ventrículos) envían señales. En un intervalo QT largo, el corazón tarda más de lo habitual en recargarse entre latidos.

Tratamiento

El tratamiento del síndrome de QT largo puede incluir cambios en el estilo de vida, medicamentos y cirugía u otros procedimientos.

El objetivo del tratamiento del síndrome de QT largo es prevenir los latidos cardíacos erráticos y la muerte súbita. Tu proveedor de atención médica conversará contigo sobre cuáles son las mejores opciones de tratamiento para ti según tus síntomas y el tipo de síndrome de QT largo que tengas. Es posible que necesites tratamiento, incluso si no tienes síntomas con frecuencia.

Si tienes el síndrome de QT largo por el uso de medicamentos, dejar de tomar el medicamento que causa los síntomas puede ser todo lo que se necesita para tratar la afección. Tu proveedor de atención médica puede decirte cómo hacerlo de forma segura.

Para otros tipos de síndrome de QT largo adquirido, es necesario tratar la afección subyacente. El tratamiento varía, pero puede incluir magnesio u otros líquidos que se administran por vía intravenosa para corregir los desequilibrios electrolíticos.

Medicamentos

Los medicamentos no curarán este síndrome, pero pueden ayudar a proteger contra los posibles cambios en el ritmo cardíaco que ponen en riesgo la vida.

Los medicamentos que se usan para tratar el síndrome de QT largo pueden incluir los siguientes:

  • Betabloqueadores. Estos medicamentos para el corazón son el tratamiento estándar para la mayoría de los pacientes con síndrome de QT largo. Disminuyen la frecuencia cardíaca y hacen menos probables los episodios de este síndrome. Los betabloqueadores que se usan para tratar el síndrome de QT largo incluyen el nadolol (Corgard) y el propranolol (Inderal LA, InnoPran XL).
  • Mexiletina. Tomar este medicamento para el ritmo cardíaco con un betabloqueador podría ayudar a acortar el intervalo QT y disminuir el riesgo de desmayos, convulsiones o muerte súbita.

Toma siempre los medicamentos según lo indicado.

Cirugía u otros procedimientos

Algunas personas con síndrome de QT largo necesitan una cirugía para controlar el ritmo cardíaco. La cirugía u otros procedimientos que se usan para tratar el síndrome de QT largo incluyen los siguientes:

  • Cirugía de denervación simpática cardíaca izquierda (LCSD, por sus siglas in inglés). La cirugía de denervación simpática cardíaca izquierda suele recomendarse únicamente para personas con síndrome de QT largo y problemas de ritmo cardíaco persistentes que no pueden tomar o no toleran los betabloqueadores. No cura el síndrome de QT largo, pero ayuda a reducir el riesgo de muerte súbita. En este procedimiento, los cirujanos extirpan nervios específicos a lo largo del lado izquierdo de la columna vertebral a la altura del pecho. Estos nervios forman parte del sistema nervioso simpático del cuerpo, que ayuda a controlar el ritmo cardíaco.
  • Desfibrilador cardioversor implantable (ICD, por sus siglas en inglés). Un desfibrilador cardioversor implantable es una unidad, similar a un marcapasos, que funciona con baterías y se implanta debajo de la piel cerca de la clavícula. El desfibrilador cardioversor implantable controla continuamente el ritmo cardíaco. Si el dispositivo detecta latidos cardíacos irregulares, envía descargas para restablecer el ritmo cardíaco. Puede detener una arritmia potencialmente mortal.

    La mayoría de las personas con síndrome de QT largo no necesitan un desfibrilador cardioversor implantable. Sin embargo, este desfibrilador se les puede recomendar a algunos atletas para que puedan regresar a los deportes competitivos. La decisión de implantar un desfibrilador cardioversor implantable, especialmente en niños, debe considerarse cuidadosamente. La implantación de este desfibrilador es un procedimiento importante y puede dar lugar a descargas inapropiados y otras complicaciones.

Estilo de vida y remedios caseros

Se pueden recomendar cambios en tu estilo de vida para reducir las posibilidades de que tengas desmayos relacionados con el síndrome de QT largo o una muerte cardíaca súbita.

  • Conoce qué deportes son seguros. Es posible que te mantengas completamente activo en los deportes, incluidos los deportes de competición, después de revisar cuidadosamente los riesgos y beneficios con el proveedor de atención médica. En general, las personas con síndrome de QT largo jamás deben nadar solas. Es probable que las actividades recreativas estén bien siempre y cuando lleves a un compañero por si tienes un episodio de desmayo.
  • Comprueba si hay sonidos que puedan sobresaltarte. Baja el volumen de los timbres de las puertas y otros dispositivos (como los teléfonos) que pueden sobresaltarte, especialmente mientras duermes.
  • Controla las emociones. Estar muy emocionado, enojado o sorprendido puede desencadenar cambios en los latidos del corazón en algunas personas con síndrome de QT largo.
  • Controla tus medicamentos. Evita los medicamentos que puedan causar intervalos de QT largos. Si no estás seguro, pregúntale al proveedor de atención médica. Es una buena idea informar a tu proveedor de atención médica sobre todos los medicamentos y suplementos que tomas, incluso los que compras sin prescripción médica.
  • Hazte exámenes médicos regulares. Si tienes cambios en tus síntomas o afección, el proveedor de atención médica puede actualizar el plan de tratamiento o sugerir tratamientos adicionales.

Estrategias de afrontamiento, y apoyo

La preocupación por los posibles ritmos cardíacos peligrosos asociados con el síndrome de QT largo puede ser estresante para ti y para tu familia. Podría ser útil que tomes medidas para que tus seres queridos entiendan mejor cómo apoyarte y cuidarte durante un episodio de síndrome de QT largo.

  • Cuéntales a otras personas que tienes síndrome de QT largo. Haz que tu familia, amigos, maestros, vecinos y cualquier otra persona que tenga contacto regular contigo conozca tu afección cardíaca y sus síntomas. Lleva una identificación de alerta médica para notificar a otros sobre tu afección.
  • Ten un plan de emergencia. Es posible que tus familiares quieran aprender a hacer reanimación cardiopulmonar (RCP) por si alguna vez necesitas ayuda. Puede ser apropiado tener un desfibrilador externo automático o poder acceder rápidamente a uno.
  • Busca apoyo o asesoramiento. Algunas personas encuentran útil unirse a un grupo de apoyo, donde pueden compartir sus experiencias y sentimientos con otras personas que están familiarizadas con el síndrome de QT largo. También, hablar con un consejero genético puede resultar de ayuda para las familias con síndrome de QT largo hereditario.

Preparación antes de la cita

Si tiene latidos cardíacos fuertes, rápidos o irregulares, programa una cita con el proveedor de atención médica. Es posible que te deriven a un proveedor de atención médica especializado en afecciones cardíacas. Los proveedores de atención médica que ayudan a cuidar a las personas con síndrome de QT largo incluyen los siguientes:

  • Médicos capacitados en el diagnóstico y tratamiento de afecciones cardíacas (cardiólogos)
  • Médicos capacitados en afecciones del ritmo cardíaco (electrofisiólogos)
  • Médicos que se especializan en enfermedades cardíacas genéticas (cardiólogos genéticos)

La siguiente información te ayudará a prepararte para la cita médica y te dirá qué esperar del proveedor de atención médica.

Qué puedes hacer

  • Anota los síntomas que hayas tenido y la duración. No te olvides de los que parecen no estar relacionados con el síndrome de QT largo.
  • Anota la información médica importante, incluso otras afecciones médicas que tengas, además de los nombres y las dosis de cualquier medicamento que tomes. También es importante compartir con el proveedor de atención médica los antecedentes familiares de latidos irregulares (arritmias) o de muerte súbita.
  • Anota las preguntas que quieras asegurarte de hacerle al proveedor de atención médica.

Las preguntas que puedes hacerle al proveedor de atención médica en la primera cita incluyen las siguientes:

  • ¿Cuál puede ser la causa de mis síntomas?
  • ¿Existen otras causas posibles de estos síntomas?
  • ¿Qué pruebas debo hacerme?
  • ¿Debo consultar con un especialista?

Las preguntas que puedes hacer si te remiten a un cardiólogo o a un electrofisiólogo incluyen las siguientes:

  • ¿Tengo síndrome de QT largo? ¿Qué tipo?
  • ¿Cuál es el riesgo de complicaciones a causa de esta afección?
  • ¿Qué enfoque de tratamiento me recomiendas?
  • Si el primer tratamiento no es eficaz, ¿qué recomiendas como siguiente paso?
  • Si recomiendas medicamentos, ¿cuáles son los posibles efectos secundarios?

Estas son algunas preguntas que puedes hacer si el proveedor de atención médica recomienda una cirugía:

  • ¿Qué tipo de procedimiento tiene más probabilidades de ser eficaz en mi caso y por qué?
  • ¿Dónde debo realizarme la cirugía?
  • ¿Deberían remitirme a un centro de excelencia especializado en síndrome de QT largo?
  • ¿Qué debo esperar de la recuperación y la rehabilitación después de la cirugía?

Otras posibles preguntas incluyen las siguientes:

  • ¿Necesitaré exámenes frecuentes y tratamiento para esta afección durante el resto de mi vida?
  • ¿A qué síntomas de emergencia del síndrome de QT largo debería prestarles atención?
  • ¿Qué restricciones de actividades deberé respetar?
  • ¿Los cambios en la dieta podrían ayudarme a controlar esta afección?
  • ¿Qué medicamentos debería evitar?
  • ¿Cuál es mi pronóstico a largo plazo si recibo tratamiento?
  • ¿Será seguro quedar embaraza en el futuro?
  • ¿Cuál es el riesgo de que mis futuros hijos tengan síndrome de QT largo?
  • ¿Cómo puede la consejería genética ayudar a mi familia?

Además de las preguntas que hayas preparado con anticipación, no dudes en hacer otras durante la cita si hay algo que no entiendes.

Qué esperar del médico

El proveedor de atención médica que te atiende por un posible síndrome de QT largo podría hacerte varias preguntas, incluidas las siguientes:

  • ¿Qué síntomas tienes?
  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Los síntomas han empeorado con el tiempo?
  • ¿Las emociones intensas, como la ira, la excitación o la sorpresa, te provocan síntomas?
  • ¿Hacer ejercicio te provoca síntomas?
  • Si te sobresaltas, por ejemplo, cuando suena un timbre o un teléfono, ¿se manifiestan los síntomas?
  • ¿Tus síntomas incluyen sentirte aturdido o mareado?
  • ¿Alguna vez te desmayaste?
  • ¿Alguna vez tuviste una crisis epiléptica?
  • ¿Tienes otras afecciones médicas?
  • ¿Sabes si tienes antecedentes familiares de afecciones cardíacas?
  • ¿Alguno de tus padres, hermanos o hijos falleció de forma imprevista, por ejemplo, por ahogamiento, o falleció de forma repentina sin explicación?
  • ¿Qué medicamentos tomas actualmente, incluidos los de venta sin receta médica, las vitaminas y los suplementos?
  • ¿Alguna vez consumiste drogas ilícitas recreativas? Si es así, ¿cuáles?
  • ¿Consumes cafeína? ¿En qué cantidad?

Qué puedes hacer mientras tanto

Mientras esperas tu cita, consulta a tus familiares para saber si tienes antecedentes familiares de síndrome de QT largo o muerte inexplicable.

Informa al proveedor de atención médica si tienes un familiar de primer grado (padre/madre, hermano o hermana) que haya fallecido por una causa inesperada, como el síndrome de muerte infantil súbita (SIDS, por sus siglas en inglés), ahogamiento u otro accidente. En general, saber todo lo posible sobre el historial médico de tu familia ayuda al proveedor de atención médica a determinar los siguientes pasos para tu diagnóstico y tratamiento.

Last Updated Aug 11, 2022


© 2022 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use