Ácidos grasos omega 6: ¿pueden causar enfermedad cardíaca?

Los ácidos grasos omega-6 son un tipo de grasa poliinsaturada que se encuentra en los aceites vegetales, las nueces y las semillas. Cuando se consumen con moderación y en lugar de las grasas saturadas, los ácidos grasos omega-6 pueden ser buenos para el corazón y parecen brindar protección contra las enfermedades cardíacas.

El organismo necesita ácidos grasos (ácidos grasos esenciales) para funcionar correctamente y es capaz de generar la mayoría. Sin embargo, el organismo no puede producir ácido linolénico, un ácido graso esencial que incluye los ácidos grasos omega-6. Una alimentación equilibrada es la mejor fuente de ácidos grasos omega-6 para el organismo.

Los ácidos grasos cumplen distintas funciones en el organismo. Si bien se cree que algunos causan inflamación, otros parecen tener propiedades antiinflamatorias. En los estudios no se ha podido demostrar el aumento del riesgo de sufrir enfermedades cardíacas relacionadas con los ácidos grasos omega-6. De hecho, los resultados de las investigaciones indican que los ácidos grasos omega-6 en realidad podrían reducir el riesgo de enfermedades cardíacas o accidente cerebrovascular.

Hasta que se obtengan más datos al respecto, puedes contribuir a mantener el corazón sano al limitar el consumo de grasas saturadas en tu dieta y optando por alimentos a base de verduras, como aceite de canola o de linaza. Una forma de aumentar la cantidad de omega-6 en tu alimentación es reemplazar la mantequilla por aceite de oliva al cocinar. De lo contrario, puedes optar por consumir nueces del Brasil o nueces comunes como refrigerio. También son ricas en ácidos grasos omega-6.

Last Updated Feb 4, 2022


© 2022 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use