Insuficiencia cardíaca y sexo: ¿es seguro?

Si tienes insuficiencia cardíaca, sabes que la actividad física puede hacer que te sientas fatigado o sin aliento. Si te falta el aire cuando haces ejercicio, podrías preguntarte si es seguro tener relaciones sexuales.

El sexo suele ser una forma moderada de ejercicio, ya que generalmente está dentro del mismo nivel de actividad que subir dos o tres tramos de escaleras. Por lo tanto, no es raro que las personas con insuficiencia cardíaca se preocupen de que tener relaciones sexuales pueda dañar aún más el corazón, especialmente después de una cirugía o un procedimiento. Además, los medicamentos para la insuficiencia cardíaca pueden disminuir el impulso sexual o causar efectos secundarios sexuales desagradables. Se calcula que entre el 60 % y el 87 % de las personas que tienen insuficiencia cardíaca afirman que tienen problemas sexuales.

Sin embargo, permanecer sexualmente activo es importante para mantener una calidad de vida saludable y para mantenerse en contacto con tu pareja. ¿Cómo puedes lograrlo con insuficiencia cardíaca? Cumple con tu plan de rehabilitación cardíaca. La American Heart Association (Asociación Americana del Corazón) dice que la rehabilitación cardíaca y el ejercicio pueden reducir el riesgo de complicaciones relacionadas con el sexo en aquellos con insuficiencia cardíaca. Las investigaciones sugieren que participar en un programa de ejercicio ayuda a aumentar los niveles de oxígeno y reduce la frecuencia cardíaca durante la actividad sexual, gracias a lo cual es más segura y placentera.

Ten en cuenta que las relaciones sexuales pueden no ser seguras para la etapa y el tipo de insuficiencia cardíaca que tienes, pero no hay problema con besarse y tocarse. Por ejemplo, se considera que tienes un alto riesgo de sufrir complicaciones durante la actividad sexual si tienes insuficiencia cardíaca de clase IV según la New York Heart Association (Asociación del Corazón de Nueva York) o si te sometiste a una cirugía cardíaca en las últimas dos semanas.

Así que evita las relaciones sexuales hasta que tu médico te diga que estás estable. Empieza por besos y caricias. Toma todos los medicamentos como te lo indiquen y no dejes de tomar ningún medicamento por miedo a los efectos secundarios sexuales. Tampoco pruebes con hierbas o suplementos de venta libre para aumentar tu deseo sexual. Si tienes alguna dificultad sexual, no tengas vergüenza de hablar con tu cardiólogo o con otro médico. La American Heart Association (Asociación Americana del Corazón) y la European Society of Cardiology (Sociedad Europea de Cardiología) quieren que todas las personas con la enfermedad sean examinadas para detectar problemas sexuales y que se les ofrezca asesoramiento como parte de su rehabilitación. Algunas pruebas sugieren que cinco horas de terapia sexual pueden ayudarte a retomar la actividad sexual más rápidamente después de una complicación cardíaca.

Last Updated Jan 24, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use