Presión diferencial: ¿un indicador de la salud del corazón?

Las lecturas de presión arterial aparecen en dos números.

  • La cifra superior representa la presión máxima que ejerce el corazón cuando late (presión sistólica).
  • La cifra inferior representa la cantidad de presión en las arterias entre un latido y otro (presión diastólica).

La cifra superior (sistólica) menos la inferior (diastólica) representa la presión diferencial. Por ejemplo, si la presión arterial al descansar es 120/80 milímetros de mercurio (mm Hg), la presión diferencial es 40, lo que se considera una presión diferencial saludable. Por lo general, una presión diferencial mayor a 40 mm Hg se considera poco saludable.

Es posible que medir la presión diferencial ayude al proveedor de atención médica a predecir el riesgo de tener un evento cardíaco, incluidos los ataques cardíacos o los accidentes cerebrovasculares. Una presión diferencial mayor que 60 se considera un factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares, especialmente en los adultos mayores.

La rigidez de la arteria más grande del cuerpo (aorta) es la causa principal del aumento en la presión diferencial en adultos mayores. La hipertensión arterial o la formación de depósitos de grasa en las paredes de las arterias (ateroesclerosis) puede hacer que las arterias se vuelvan rígidas. Mientras más elevada sea la presión diferencial, se cree que más rígidos y dañados estarán los vasos sanguíneos.

Tratar la hipertensión arterial suele reducir la presión diferencial. Mantener un estilo de vida saludable también es importante. Las estrategias para cuidar el corazón incluyen hacer ejercicio de forma regular, no fumar, limitar el consumo de alcohol y reducir la cantidad de sal en tu alimentación.

Last Updated Mar 1, 2022


© 2022 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use