Ablación de la fibrilación auricular

Perspectiva general

La ablación de la fibrilación auricular es un procedimiento utilizado para tratar el ritmo cardíaco irregular (arritmia) que se inicia en las cavidades superiores del corazón (aurículas). Es un tipo de ablación cardíaca que cicatriza o destruye el tejido del corazón para alterar las señales eléctricas defectuosas que provocan la arritmia.

La ablación de la fibrilación auricular se puede utilizar cuando los medicamentos u otras intervenciones para controlar el ritmo cardíaco irregular no funcionan. En raras ocasiones, es la primera opción de tratamiento para la fibrilación auricular.

Por lo general, el tratamiento para la fibrilación auricular los síntomas, como la fatiga y la falta de aire. Sin un tratamiento, la fibrilación auricular tiende a empeorar a lo largo del tiempo.

Tipos de ablación de la fibrilación auricular

El tipo de ablación de la fibrilación auricular al que te sometas dependerá de la causa del ritmo cardíaco irregular y de si tienes otras enfermedades cardíacas. A continuación mencionamos tres tipos de ablación de la fibrilación auricular:

  • Ablación con catéter. El médico inserta tubos largos y delgados (catéteres) en el corazón y aplica calor o frío extremo. Esto produce pequeñas cicatrices en ciertas partes del músculo cardíaco, lo que altera o elimina las señales eléctricas erráticas en el corazón. También puede que a este procedimiento lo escuches nombrar como «aislamiento de las venas pulmonares», que es un tipo de ablación con catéter.
  • Procedimiento de laberinto. El procedimiento de laberinto es una técnica de ablación que se realiza durante una cirugía a corazón abierto. El médico crea un patrón (laberinto) de tejido cicatricial en las cavidades superiores del corazón, utilizando un bisturí o un dispositivo de ablación. Como sucede con la ablación con catéter, las cicatrices alteran las señales eléctricas aleatorias que causan algunos tipos de arritmia.

    El procedimiento de laberinto puede ser el indicado para ti si la fibrilación auricular no responde a otros tratamientos o si también te vas a someter a alguna otra cirugía cardíaca necesaria, como una cirugía de bypass de la arteria coronaria o una reparación de la válvula cardíaca.

  • Ablación del nodo auriculoventricular. En el caso de la ablación del nodo auriculoventricular, el médico utiliza catéteres para crear cicatrices en la zona del corazón llamada «nodo auriculoventricular». Este es el punto donde se conectan las cavidades superiores (aurículas) y las inferiores (ventrículos). El tejido cicatricial evita que las aurículas envíen impulsos eléctricos defectuosos a los ventrículos.

    La ablación del nodo auriculoventricular puede ser una buena opción para ti si la fibrilación auricular no mejora con otros tratamientos. Después de una ablación del nodo auriculoventricular, es posible que también necesites un marcapasos para que regule el ritmo cardíaco.

Cómo funciona

Cada latido del corazón es provocado por un impulso eléctrico que normalmente se genera en células especializadas de la cavidad superior derecha del corazón (células del nódulo sinusal). Estas señales son defectuosas en las personas que tienen fibrilación auricular, la cual se dispara tan rápidamente que las cavidades superiores del corazón se agitan (fibrilan), en lugar de latir de manera eficiente. Estos desencadenantes de descargas rápidas se llaman «puntos de atracción». Para restaurar un ritmo cardíaco normal, se deben aislar las fuentes de estos puntos de atracción del resto del corazón.

La técnica más frecuente para tratar la fibrilación auricular es la ablación con catéter. Durante este procedimiento, el médico introduce uno o más tubos largos y finos (catéteres) a través de los vasos sanguíneos hacia el corazón. Utiliza un catéter de cartografía para determinar la ubicación de los desencadenantes y, luego, aplica calor o frío extremo con las puntas del catéter para destruir (extirpar) estos puntos. Esto provoca la formación de cicatrices que alteran las señales eléctricas defectuosas y restauran los ritmos cardíacos normales.

El uso de frío extremo para provocar la formación de cicatrices (crioablación) es una técnica más nueva. El médico pasa un catéter desde la ingle hasta el área del corazón donde se origina la arritmia. Luego, lo usa para desplegar e inflar un balón pequeño que congela el área. Como resultado, se obtiene un tejido cicatricial que interrumpe la vía de descargas de las señales defectuosas. Esta técnica lleva menos tiempo que la ablación con calor, y puede tener riesgos y complicaciones similares.

Catéteres colocados en el corazón para la ablación cardíaca

La ablación cardíaca es un procedimiento que cicatriza o destruye el tejido del corazón que permite que las señales eléctricas incorrectas provoquen un ritmo cardíaco anormal. Se introducen catéteres de diagnóstico a través de los vasos sanguíneos hasta el corazón, donde se usan para mapear las señales eléctricas. Los catéteres de ablación transmiten calor o frío para cicatrizar o destruir el tejido. En la ilustración, se muestran catéteres de ablación que se aplican cerca de las venas pulmonares en un tipo de ablación cardíaca llamada «aislamiento de las venas pulmonares».

Por qué se debe hacer

La ablación de la fibrilación auricular se utiliza para reducir los signos y síntomas, y mejorar la calidad de vida. Puede ser una opción para las personas cuyo corazón agitado (fibrilación) no puede corregirse con medicamentos ni otros tratamientos. Incluso, el médico podría recomendar este procedimiento antes de probar con medicamentos si, por ejemplo, deseas corregir el problema sin el riesgo de los efectos secundarios de los medicamentos.

Acerca de la fibrilación auricular

Durante la fibrilación auricular, las dos cavidades superiores (aurículas) del corazón laten de forma caótica e irregular, sin coordinar con las dos cavidades inferiores (ventrículos). Las personas con esta enfermedad cardíaca pueden sentir golpeteos en el pecho (palpitaciones), falta de aire y debilidad. Debido a esta enfermedad, estas personas también corren un riesgo mayor de sufrir un accidente cerebrovascular. La enfermedad muchas veces empeora con el tiempo si no se trata.

Latidos normales

En un ritmo cardíaco normal, un grupo pequeño de células que se encuentran en el nódulo sinusal envía una señal eléctrica. La señal viaja por medio de las aurículas hasta el nódulo atrioventricular (AV) y luego ingresa a los ventrículos, lo que hace que se contraigan y bombeen sangre.

Fibrilación auricular

En un ritmo cardíaco normal, un grupo pequeño de células que se encuentran en el nódulo sinusal envía una señal eléctrica. La señal viaja por medio de las aurículas hasta el nódulo auriculoventricular (AV) y luego ingresa a los ventrículos, lo que hace que se contraigan y bombeen sangre. En la fibrilación auricular, las señales eléctricas se disparan desde varios lugares en las aurículas (típicamente las venas pulmonares), lo que provoca que estas latan caóticamente. El nódulo AV, el marcapasos natural del corazón, no puede impedir que todas estas señales caóticas entren en los ventrículos. La respuesta de los ventrículos a estas señales desordenadas extra es latir más rápido de lo normal.

Aleteo auricular

El aleteo auricular es un tipo de trastorno del ritmo cardíaco en el cual las cavidades superiores del corazón (aurículas) laten demasiado rápido.

Riesgos

Los riesgos de la ablación de la fibrilación auricular varían según si te vas a someter a una ablación con catéter o a una cirugía a corazón abierto, que es menos frecuente. Los riesgos comprenden los siguientes:

  • Sangrado o infección en el lugar de la cirugía o donde se insertó el catéter
  • Daño a los vasos sanguíneos
  • Perforación del corazón
  • Daño a las válvulas cardíacas
  • Daño al sistema eléctrico del corazón, lo que podría empeorar la arritmia y requerir un marcapasos para corregirla
  • Coágulos sanguíneos en las piernas o los pulmones (tromboembolia venosa)
  • Accidente cerebrovascular o ataque cardíaco
  • Estrechamiento de las venas que transportan la sangre entre los pulmones y el corazón (estenosis venosa pulmonar)
  • Muerte en casos excepcionales

Analiza los riesgos y los beneficios de la ablación de la fibrilación auricular con el médico para comprender si es adecuada para ti.

Cómo prepararte

El médico te examinará y te solicitará varios estudios para evaluar tu trastorno cardíaco. Conversará contigo acerca de los riesgos y beneficios del procedimiento de ablación de la fibrilación auricular. Infórmale al médico sobre las alergias o reacciones que hayas tenido a los medicamentos. También dile si estás embarazada o si planeas quedar embarazada.

No podrás comer ni beber la noche previa al procedimiento. Si tomas algún medicamento, pregúntale al médico si puedes continuar tomándolo antes del procedimiento. En algunos casos, se te pedirá que dejes de tomar los medicamentos para el tratamiento de una arritmia cardíaca varios días antes del procedimiento.

Si tienes un dispositivo cardíaco implantado, como un marcapasos o un desfibrilador cardioversor implantable, habla con el médico para saber si debes tomar alguna precaución especial.

Lo que puedes esperar

El método más frecuente de ablación de la fibrilación auricular es la ablación con catéter. Otros tipos incluyen la ablación del nódulo auriculoventricular y el procedimiento de laberinto, que se realiza durante una cirugía a corazón abierto.

Durante la ablación con catéter para la fibrilación auricular

La ablación con catéter para la fibrilación auricular se realiza en un hospital. Antes del procedimiento, el especialista insertará una vía intravenosa en el antebrazo o en la mano, y te darán un sedante que te ayudará a relajarte. En algunos casos, se puede usar anestesia general para que estés en un estado de somnolencia.

Después de que el sedante haga efecto, el médico u otro especialista anestesiará una zona pequeña cerca de la vena de la ingle, el cuello o el hombro. El médico insertará una aguja en la vena y colocará un tubo (vaina) a través de la aguja.

El médico insertará los catéteres por la vaina y los guiará hacia varios lugares dentro del corazón. Es posible que el médico inyecte un tinte en el catéter que lo ayuda a ver los vasos sanguíneos y el corazón mediante imágenes por rayos X. Los catéteres tienen electrodos en las puntas que se usan para enviar impulsos eléctricos al corazón y registrar la actividad eléctrica del corazón. Este proceso en el que se usan imágenes y otras pruebas para determinar qué provoca la arritmia se llama «estudio de electrofisiología».

Luego, el médico usa las puntas del catéter para aplicar calor (ablación por radiofrecuencia) o frío (crioablación) en el área objetivo para destruir tejido y provocar la formación de cicatrices.

El procedimiento tarda normalmente entre tres y seis horas. Los procedimientos más complicados pueden tardar más tiempo.

Durante el procedimiento, es posible que sientas un pequeño malestar cuando se inyecta el tinte en el catéter o cuando se transmite la energía hasta las puntas del catéter. Si sientes cualquier tipo de dolor intenso o tienes dificultad para respirar, comunícaselo al médico.

Después de la ablación con catéter para la fibrilación auricular

Después del procedimiento, te trasladarán a un área de recuperación para descansar tranquilamente entre 4 y 6 horas para evitar el sangrado en el lugar donde se insertó el catéter. Te controlarán continuamente los latidos del corazón y la presión arterial para verificar que no haya complicaciones.

Dependiendo de tu enfermedad, quizás puedas regresar a tu casa el mismo día del procedimiento. Si regresas a tu casa el mismo día, haz planes para que alguien te lleve.

Es posible que te sientas un poco dolorido después del procedimiento, pero el dolor no durará más de una semana. Generalmente, podrás volver a tus actividades habituales unos pocos días después de someterte a una ablación cardíaca con catéter.

Durante la ablación cardíaca, se pasan catéteres a través de una vena para llegar al corazón. Los catéteres pueden insertarse en la ingle, el hombro o el cuello.

Resultados

La ablación de la fibrilación auricular puede reducir los signos y síntomas de tu problema del ritmo cardíaco y mejorar tu calidad de vida. Sin embargo, no está demostrado que reduzca el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, por lo cual el médico puede recomendarte que continúes tomando medicamentos anticoagulantes.

Tu problema del ritmo cardíaco podría volver a aparecer; a veces, se presenta hasta tres años después. La reaparición es más probable en personas de mayor edad y en las que padecen otros trastornos cardíacos, presión arterial alta o antecedentes de fibrilación auricular difícil de tratar.

Es probable que tengas que asistir a una consulta de seguimiento con el médico alrededor de tres meses después de la cirugía. Si la fibrilación auricular vuelve a aparecer, es posible que ahora puedas controlarla con medicamentos. Algunas personas necesitan otro procedimiento de ablación. La Heart Rhythm Society (Sociedad del Ritmo Cardíaco) y el American College of Cardiology (Colegio Estadounidense de Cardiología) recomiendan que se espere, como mínimo, tres meses para la cicatrización antes de repetir el procedimiento.

Incluso después de una ablación exitosa, el médico podría sugerirte que uses un dispositivo continuo de control del ritmo cardíaco, como un grabador de ciclo implantable. Si sigues teniendo problemas del ritmo cardíaco, el médico podría recomendarte un marcapasos permanente.

Last Updated Mar 24, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use