Ecografía abdominal

Perspectiva general

Una ecografía abdominal se realiza para visualizar las estructuras internas del abdomen. Es el método de elección para la detección de un aneurisma de la aorta abdominal, una zona agrandada y debilitada en la aorta abdominal, el vaso sanguíneo principal que suministra sangre a todo el cuerpo. Sin embargo, esta prueba de diagnóstico por imágenes se puede emplear para diagnosticar o descartar muchas otras enfermedades.

Los médicos recomiendan una ecografía abdominal para detectar un aneurisma de la aorta abdominal en los hombres de entre 65 y 75 años de edad que sean fumadores o lo hayan sido anteriormente. Si nunca has fumado, no se recomienda el examen para la detección del aneurisma de la aorta abdominal en los hombres (o mujeres) a menos que el médico sospeche de un aneurisma o si tienes una historia clínica familiar de un aneurisma.

Aneurisma de aorta abdominal

El aneurisma de aorta abdominal se produce cuando la parte inferior de la arteria principal del cuerpo (aorta) se debilita e inflama.

Ilustración de una ecografía abdominal de un aneurisma aórtico abdominal

La zona ampliada en la parte baja de la aorta es un aneurisma aórtico abdominal. Puede verse una ecografía de un aneurisma aórtico abdominal en la esquina superior derecha. La ecografía se suele utilizar para diagnosticar aneurismas aórticos abdominales.

Por qué se debe hacer

Una ecografía abdominal puede ayudar al médico a observar muchos órganos en el abdomen. El médico puede recomendar esta prueba si tienes un problema en cualquiera de las siguientes áreas:

  • Vasos sanguíneos en el abdomen
  • Vesícula biliar
  • Intestinos
  • Riñones
  • Hígado
  • Páncreas
  • Bazo

Una ecografía abdominal puede ayudar al médico a evaluar la causa del dolor o distensión abdominal. Puede ayudar a detectar cálculos renales, enfermedad hepática, tumores y muchas otras enfermedades.

El médico puede recomendarte que te realices una ecografía abdominal si corres el riesgo de sufrir un aneurisma de la aorta abdominal. Se recomienda que los hombres de entre 65 y 75 años que han fumado como mínimo 100 cigarrillos en toda su vida se hagan una ecografía de la aorta abdominal una vez.

No se recomienda hacer un examen de rutina para la detección de aneurismas de la aorta abdominal en mujeres. Asimismo, no queda claro si los hombres que nunca han fumado podrían beneficiarse de una ecografía abdominal para detectar aneurismas de la aorta abdominal.

Riesgos

La ecografía abdominal es un procedimiento seguro que utiliza ondas de sonido de baja potencia. No existe ningún riesgo conocido.

Cómo prepararte

Generalmente, necesitarás evitar los alimentos y las bebidas (ayunar) durante 8 a 12 horas antes de someterte a una ecografía abdominal. Los alimentos y los líquidos en el estómago (y la orina en la vejiga) pueden impedir que el técnico obtenga una imagen clara de las estructuras del abdomen.

Pregúntale al médico si está bien beber agua durante el ayuno y si debes continuar tomando medicamentos.

Lo que puedes esperar

Antes del procedimiento

Antes de una ecografía abdominal, es posible que te pidan que te pongas una bata hospitalaria y que te quites las joyas. Se te pedirá que te recuestes en la camilla boca arriba.

Durante el procedimiento

Las ecografías abdominales suelen llevarse a cabo por un técnico especializado (ecografista). El técnico aplica una pequeña cantidad de gel tibio en el abdomen. El gel funciona junto al dispositivo de la ecografía, llamado transductor, para proporcionar mejores imágenes.

El ecografista presiona el transductor contra la piel del abdomen y lo desplaza de un lugar a otro. El dispositivo envía señales a una computadora, que crea imágenes que muestran cómo circula la sangre a través de las estructuras del abdomen.

Un estudio típico de ecografía demora aproximadamente 30 minutos en completarse. Generalmente, no causa dolor. Sin embargo, puedes sentir un malestar temporal si el técnico presiona en una zona en la que tienes dolor o sensibilidad.

Después del procedimiento

Podrás volver a realizar tus actividades normales inmediatamente después de una ecografía abdominal.

Resultados

Después de una ecografía abdominal, el médico discutirá los resultados contigo más adelante.

Por lo general, si no se encuentra un aneurisma u otros problemas, el médico no recomendará ninguna prueba de detección adicional.

Si se encuentra un aneurisma u otro problema, juntos, tú y tu médico decidirán el plan de tratamiento, el cual puede incluir pruebas de detección, controles (actitud expectante) o cirugías adicionales.

Last Updated Feb 23, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use