Mucosectomía endoscópica

Perspectiva general

La mucosectomía endoscópica gastrointestinal es un procedimiento para extirpar tejidos precancerosos, el cáncer en etapa temprana u otros tejidos anormales (lesiones) del tubo digestivo.

La mucosectomía endoscópica se realiza con un tubo largo y angosto, equipado con una luz, una cámara de video y otros instrumentos. Durante una mucosectomía endoscópica del tubo digestivo superior, el tubo (endoscopio) se pasa por la garganta para llegar hasta una anormalidad en el esófago, el estómago o la parte superior del intestino delgado (duodeno).

Para quitar las lesiones del colon, se guía el tubo por el ano.

Si bien la mucosectomía endoscópica es, principalmente, un procedimiento de tratamiento, también se usa para recolectar tejidos para diagnóstico. Si hay cáncer, la mucosectomía endoscópica puede ayudar a determinar si el cáncer ha invadido tejidos por debajo del revestimiento del tubo digestivo.

Por qué se debe hacer

La mucosectomía endoscópica es una alternativa menos invasiva que la cirugía para extirpar tejidos anormales del revestimiento del tracto digestivo. Estos tejidos pueden ser:

  • Cáncer en su fase inicial
  • Lesiones precancerosas, que pueden volverse cancerosas

En general, la mucosectomía endoscópica es realizada por un especialista en trastornos del tracto digestivo (gastroenterólogo) con experiencia en esta técnica.

Riesgos

Algunos de los riesgos de la mucosectomía endoscópica son los siguientes:

  • Sangrado Esta complicación, que es la más común, a menudo puede detectarse y corregirse durante el procedimiento.
  • Estrechamiento del esófago. Extraer la lesión que rodea al esófago implica un riesgo de cicatrices que estrecha el esófago, una afección que puede producir dificultad para tragar y que requiere tratamiento adicional.
  • Perforación. Existe un leve riesgo de perforación a través de la pared del tubo digestivo, dependiendo del tamaño y de la ubicación de la lesión que se haya extraído.

Llama a tu médico u obtén atención de emergencia si presentas los siguientes signos o síntomas después de someterte a una mucosectomía endoscópica:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Vómitos
  • Heces negras
  • Sangre roja brillante en las heces
  • Dolor abdominal o en el pecho
  • Falta de aire
  • Desmayo

Cómo prepararte

Antes de someterte a una mucosectomía endoscópica, se te solicitará la siguiente información:

  • Todos los medicamentos con receta médica, medicamentos de venta libre y suplementos alimentarios que tomes, especialmente los medicamentos para la diabetes y anticoagulantes, incluida la aspirina, y sus dosis
  • Alergias a medicamentos
  • Todas las afecciones médicas, que incluyen enfermedad cardíaca, enfermedad pulmonar, diabetes y trastornos de coagulación de la sangre

El médico puede pedirte que dejes de tomar algunos medicamentos temporalmente antes del procedimiento, como los que afectan la coagulación de la sangre o los que interfieren con los sedantes.

Recibirás instrucciones por escrito acerca de qué debes hacer el día antes del procedimiento. Estas instrucciones pueden variar en función de la ubicación de la lesión o de las lesiones que se extraigan. En general, es probable que las instrucciones comprendan lo siguiente:

  • Ayuno. Se te indicará cuándo debes comenzar el ayuno. Es posible que no puedas comer, beber, masticar chicle ni fumar después de la medianoche antes del procedimiento. Puede que te pidan seguir una dieta de líquidos transparentes el día anterior al procedimiento.
  • Limpieza del colon. Si el procedimiento involucra el colon, es probable que debas usar un laxante líquido o un kit para enema de venta libre para vaciar los intestinos y limpiar el colon.

Además, firmarás un documento de consentimiento informado en el que le das permiso al médico para que realice el procedimiento una vez que se te hayan explicado los riesgos y beneficios. Antes de firmar el formulario, consulta con el médico acerca de cualquier duda que tengas en relación con el procedimiento.

Organización de viajes

Es probable que te vayas a casa el mismo día de la mucosectomía endoscópica. Sin embargo, debido a la sedación utilizada durante el procedimiento, necesitarás que alguien te lleve a casa.

Lo que puedes esperar

Existen varias versiones de la mucosectomía endoscópica. Consulta a tu gastroenterólogo sobre cómo se realizará el procedimiento en tu caso. Un enfoque común incluye los siguientes pasos:

  • Introducir el endoscopio y guiar su extremo hacia el área en cuestión
  • Inyectar un líquido debajo de la lesión para crear una especie de barrera entre la lesión y el tejido sano que se encuentra por debajo
  • Levantar la lesión, posiblemente mediante succión suave
  • Cortar la lesión para separarla del tejido sano que la rodea
  • Extraer el tejido anormal del cuerpo
  • Marcar el área con tinta (tatuaje) para que se pueda volver a encontrar en futuros exámenes endoscópicos

Durante el procedimiento

Durante la mucosectomía endoscópica, puedes esperar que ocurra lo siguiente:

  • Tu rol. Te pedirán que te coloques una bata antes del procedimiento. Durante el procedimiento, te recostarás de costado sobre una mesa acolchonada.
  • Anestésico local. Si el endoscopio se introduce por la garganta, es posible que rocíen tu garganta o que te pidan que hagas gárgaras con una solución para adormecer el área y que la inserción del endoscopio resulte más cómoda.
  • Sedación. Te sedarán durante el procedimiento. Con una sedación moderada que te hará sentir relajado y somnoliento, es posible que sientas un leve movimiento o presión durante el procedimiento, pero no deberías sentir dolor. O es posible que te apliquen un sedante fuerte. Habla con tu gastroenterólogo acerca de cuál es la opción adecuada para ti.
  • Control. El personal de enfermería u otros profesionales controlarán tu frecuencia cardíaca, presión arterial, nivel de oxígeno en sangre y comodidad mientras el médico realiza el procedimiento.

Después del procedimiento

Permanecerás en la sala de recuperación hasta que haya pasado casi todo el efecto del sedante. Recibirás indicaciones por escrito acerca de cuándo podrás comenzar a comer y beber y cuándo podrás reanudar tus actividades normales.

Pueden aparecer efectos secundarios relativamente leves dentro de las 24 horas posteriores a la intervención, entre ellos:

  • Reacciones al sedante. Es posible que continúes sintiéndote somnoliento y que tengas náuseas y vómitos.
  • Dolor de garganta. Si se ha guiado el endoscopio a través del esófago, es posible que te duela la garganta.
  • Gases o cólicos. Si se bombeó aire dentro del aparato digestivo para que sea más accesible, es posible que tengas gases, hinchazón o cólicos después del procedimiento.

También recibirás indicaciones por escrito acerca de cuándo llamar al médico u obtener atención de emergencia después del procedimiento. Los siguientes signos o síntomas podrían indicar una complicación grave de la mucosectomía endoscópica:

  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Vómitos
  • Heces negras
  • Sangre roja brillante en las heces
  • Dolor abdominal o en el pecho
  • Falta de aire
  • Desmayo

Resultados

Probablemente tengas una consulta de seguimiento con el gastroenterólogo para analizar los resultados de la mucosectomía endoscópica y los análisis realizados en las muestras de la lesión. Algunas preguntas que puedes hacerle a tu médico son:

  • ¿Pudieron extraer todos los tejidos anormales?
  • ¿Cuáles fueron los resultados de los análisis? ¿Alguno de los tejidos era canceroso?
  • ¿Debo ver a un especialista en cáncer (oncólogo)?
  • Si los tejidos son cancerosos ¿necesito tratamientos adicionales?
  • ¿Cómo controlarán mi enfermedad?

Exámenes de seguimiento

En general, se realiza un examen de seguimiento de tres a 12 meses después del procedimiento para garantizar que se haya extraído toda la lesión. A partir de los resultados, el médico te aconsejará acerca de otros exámenes.

El examen probablemente incluirá una inspección visual con un endoscopio. Es posible que el médico marque el área de la lesión extraída con tinta (tatuaje) de modo que, al realizar la endoscopia de seguimiento, pueda asegurarse de que la lesión se haya extraído por completo.

Last Updated Jan 9, 2021


Content from Mayo Clinic ©1998-2021 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use