Procedimiento de Maze

Perspectiva general

El laberinto es un procedimiento quirúrgico utilizado para tratar la fibrilación auricular. Un médico crea un patrón de tejido cicatricial (laberinto) en las cavidades superiores del corazón aplicando calor o frío. O bien, el médico usa un bisturí para hacer varias incisiones precisas. Este método es más complejo y lleva más tiempo.

Debido a que el tejido cicatricial no lleva electricidad, el laberinto interfiere en los impulsos eléctricos perdidos que causan la fibrilación auricular.

Por qué se debe hacer

El procedimiento de laberinto se hace para corregir la fibrilación auricular y mejorar la calidad de vida de las personas con esta afección.

El procedimiento de laberinto es el método preferido para el tratamiento de la fibrilación auricular si también necesitas otra cirugía cardíaca; por ejemplo, una revascularización coronaria o una reparación de válvula. En estos casos, el procedimiento de laberinto se lleva a cabo durante una cirugía a corazón abierto. También puede ser el tratamiento preferido para las personas que no responden a otros tratamientos o que experimentan una recurrencia de la fibrilación auricular.

Lo que puedes esperar

Para que se te considere para la técnica quirúrgica del laberinto, tu médico del corazón te hará varias pruebas. Si tienes programada una cirugía, tu equipo de atención médica hablará contigo sobre cómo prepararte y qué llevar al hospital.

Durante el procedimiento

Para el procedimiento de laberinto quirúrgico, se te inducirá el sueño con anestesia general y se te colocará en una máquina de circulación extracorpórea.

Luego, el médico hará una incisión en el pecho y accederá a las cavidades superiores del corazón. Usará energía (como calor, frío o láser) o un bisturí para crear el patrón de líneas. El tejido cicatrizante se forma donde se crean las líneas. Esto interrumpe las señales eléctricas defectuosas.

Mientras estés conectado a la máquina de circulación extracorpórea, el médico también puede realizar otras cirugías cardíacas necesarias, como la reparación de válvulas o la colocación de marcapasos.

Algunos pacientes pueden ser tratados con un procedimiento de ablación con catéteres asistido por robot llamado mini-laberinto (mini-maze).

Resultados

Los procedimientos de laberinto quirúrgico tienen una alta tasa de éxito, un 70 % a 95 % de las personas no presenta fibrilación auricular a largo plazo después del procedimiento. Algunas personas pueden seguir necesitando medicamentos para controlar su ritmo cardíaco irregular después del procedimiento. Si la fibrilación auricular es recurrente, es posible que necesites otra ablación con catéter u otro tratamiento.

Si desarrollas un ritmo cardíaco lento después del procedimiento de laberinto, el médico puede sugerirte la implantación de un marcapasos.

Last Updated May 5, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use