Procedimiento de Maze

Perspectiva general

El laberinto es un procedimiento quirúrgico que se utiliza para tratar la fibrilación auricular. Un médico crea una secuencia de tejido de cicatriz (el laberinto) en las cavidades superiores del corazón al aplicar calor (energía por radiofrecuencia) o frío (crioablación). O bien, puede usar un bisturí para realizar varias incisiones precisas. Este método es más complejo y lleva más tiempo.

Debido a que este tejido de cicatriz no conduce la electricidad, lo que hace es intervenir los impulsos eléctricos aislados que causan algunos tipos de fibrilación.

Por qué se debe hacer

La cirugía de laberinto se realiza para corregir la fibrilación auricular y mejorar la calidad de vida de las personas con esta enfermedad.

La cirugía de laberinto es el método preferido para el tratamiento de la fibrilación auricular en caso de que también necesites otra cirugía cardíaca, como un bypass de la arteria coronaria o una reparación de la válvula. En esos casos, el procedimiento de laberinto se realiza durante una cirugía a corazón abierto. También puede ser el tratamiento adecuado para las personas que no responden a otros tratamientos o que tengan una recurrencia de la fibrilación auricular.

Lo que puedes esperar

A fin de considerarte para el procedimiento quirúrgico de laberinto, el médico del corazón (cardiólogo) te someterá a varias pruebas. Si tienes programada una cirugía, el equipo de atención hablará contigo sobre cómo prepararte y qué traer al hospital.

Durante el procedimiento

Para el procedimiento quirúrgico de laberinto, te dormirán con anestesia general y te colocarán en una máquina de circulación extracorpórea (bypass de corazón-pulmón).

Luego, el médico te hará una incisión en el pecho y accederá a las cavidades superiores del corazón. El médico utilizará energía como calor, frío (crioterapia) o láser, o un bisturí para crear el patrón de líneas (laberinto). El tejido cicatrizal se forma donde se crean las líneas. Esto interrumpe las señales eléctricas defectuosas.

Mientras que estás en la máquina de circulación extracorpórea, el médico también puede llevar a cabo otras cirugías cardíacas necesarias, como la reparación de válvulas o la colocación de marcapasos.

A algunos pacientes se los puede tratar con un procedimiento de ablación con catéter asistido por robot denominado minilaberinto.

Resultados

Los procedimientos quirúrgicos de Maze tienen una tasa de efectividad elevada. Después del procedimiento, entre el 70 y el 95 % de las personas dejan de padecer fibrilación auricular a largo plazo. Es posible que hasta un 35 % requiera medicamentos para ayudar a controlar el ritmo cardíaco irregular. Si la fibrilación auricular regresa, es posible que necesites otra ablación por catéter u otro tratamiento.

Si manifiestas un ritmo cardíaco lento después del procedimiento de Maze, el médico puede sugerir la colocación de un marcapasos.

Last Updated Feb 23, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use