Prueba de tiempo de protrombina

Perspectiva general

El tiempo de protrombina, a veces denominado prueba de tiempo de protrombina, es una prueba para evaluar la coagulación de la sangre.

La protrombina es una proteína producida por el hígado. Es uno de los muchos factores en la sangre que la ayudan a coagular adecuadamente.

Por qué se debe hacer

En la mayoría de los casos, el tiempo de protrombina se controla si estás tomando warfarina, un medicamento anticoagulante. En esta situación, el tiempo de protrombina se expresa como un cociente internacional normalizado (INR, por sus siglas en inglés).

El médico puede recomendarte un examen del tiempo de protrombina antes de la cirugía si existe alguna preocupación acerca de la capacidad de coagulación de la sangre.

El examen del tiempo de protrombina también se puede realizar para evaluar tu enfermedad hepática. Es uno de los tantos exámenes que se utiliza para analizar a las personas que esperan trasplantes hepáticos. Ese examen de detección (conocido como modelo para la enfermedad hepática terminal) es un sistema de puntuación para evaluar la gravedad de las enfermedades hepáticas crónicas.

Si el médico sospecha que tienes otros problemas de salud, como problemas hepáticos o un trastorno de sangrado, es posible que necesites otros análisis para confirmar tu afección.

Riesgos

Una prueba de tiempo de protrombina es similar a cualquier otro análisis de sangre. Es posible que experimentes dolor o hematomas menores en el lugar del brazo donde se extrae la sangre.

Lo que puedes esperar

Durante la prueba

La obtención de la muestra de sangre para el examen del tiempo de protrombina suele llevar unos minutos, como cualquier otro análisis de sangre.

Después de la prueba

La sangre se podría enviar a un laboratorio para su análisis. Si el análisis de laboratorio se realiza en el lugar, los resultados podrían estar listos en algunas horas. Si el médico envía la sangre a un laboratorio externo, podría tomar varios días recibir los resultados.

En algunas clínicas de anticoagulación, el personal de enfermería te toma una muestra de sangre mediante la punción de un dedo, y te entrega los resultados del análisis en minutos, mientras aún estás en la sala de exámenes.

Análisis domésticos

Los kits de análisis de uso doméstico están disponibles para las personas que tienen que tomar anticoagulantes durante largos períodos y que han sido capacitadas para tomar muestras de sangre y analizarlas.

Resultados

Los resultados de la prueba de tiempo de protrombina se pueden presentar de dos maneras.

En segundos

El tiempo promedio para que la sangre se coagule oscila entre 10 y 13 segundos. Un número superior significa que la sangre demora más tiempo en coagularse. Un número inferior significa que la sangre se coagula más rápido de lo normal.

Como índice internacional normalizado

Este índice, que permite comparar más fácilmente los resultados de distintos laboratorios, se usa si tomas medicamentos anticoagulantes.

Para las personas saludables, un índice internacional normalizado de 1,1 o menor se considera normal. Una gama de índice internacional normalizado entre 2,0 y 3,0 suele ser eficaz para personas que toman warfarina para trastornos como la fibrilación auricular o un coágulo sanguíneo en la pierna o el pulmón. En ciertas situaciones, como cuando tienes una válvula cardíaca mecánica, es posible que necesites un índice internacional normalizado ligeramente más alto.

Si el índice es más alto que la gama recomendada, significa que tu sangre coagula más lento que lo deseado; por el contrario, si el índice es más bajo, tu sangre coagula más rápido.

Significado de tus resultados

Coagulación demasiado lenta.

La coagulación sanguínea demasiado lenta puede deberse a lo siguiente:

  • Medicamentos anticoagulantes.
  • Problemas hepáticos.
  • Niveles inadecuados de las proteínas que hacen que la sangre coagule.
  • Insuficiencia de la vitamina K.
  • Otras sustancias de la sangre que obstaculizan el trabajo de los factores de coagulación.

Coagulación demasiado rápida.

La coagulación sanguínea demasiado rápida puede deberse a lo siguiente:

  • Suplementos que contienen vitamina K.
  • Ingesta alta de alimentos que contienen vitamina K, como hígado, brócoli, garbanzos, té verde, col rizada, hojas de nabo y productos que contienen soya.
  • Medicamentos que contienen estrógeno, como píldoras anticonceptivas y terapia de reemplazo hormonal.

Last Updated Dec 8, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2021 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use