Sigmoidoscopia flexible

Perspectiva general

Una sigmoidoscopia flexible es un examen que se realiza para evaluar la parte inferior del intestino grueso (colon). Durante la realización de una sigmoidoscopia flexible, un tubo delgado y flexible (sigmoidoscopio) se inserta en el recto.

Una pequeña cámara de video que se encuentra en la punta del tubo permite al médico ver el interior del recto, el colon sigmoides y la mayor parte del colon descendente, justo debajo de los últimos 2 pies (unos 50 centímetros) del intestino grueso. Si es necesario, se pueden tomar muestras (biopsias) de tejido a través del visor durante un examen de sigmoidoscopia flexible.

La sigmoidoscopia flexible no le permite al médico observar todo el colon. En consecuencia, la sigmoidoscopia flexible por sí sola no puede detectar el cáncer o pequeños grupos de células que podrían convertirse en cáncer (pólipos) más adentro del colon.

Estudio de sigmoidoscopía flexible

Durante un estudio de sigmoidoscopía flexible, el médico inserta un sigmoidoscopio en el recto para identificar la presencia de anormalidades en la parte inferior del colon.

Por qué se debe hacer

El médico puede recomendar que te realices una sigmoidoscopia flexible para:

  • Investigar los signos y síntomas intestinales. Una sigmoidoscopia flexible puede ayudar al médico a analizar posibles causas de dolor abdominal, sangrado rectal, cambios en los hábitos intestinales, diarrea crónica y otros problemas intestinales.
  • Hacer un examen para detección de cáncer de colon. Si eres mayor de 50 años y no tienes factores de riesgo de cáncer de colon más que la edad —lo que significa que tienes un riesgo promedio—, el médico puede recomendarte una sigmoidoscopia flexible cada cinco años para detectar cáncer de colon.

    La sigmoidoscopia es una opción para la detección del cáncer de colon, pero hay otras opciones que permiten a tu médico ver todo su colon, como la colonoscopia. Consulta con tu médico sobre las opciones que tienes.

    Ocasionalmente se puede preferir la sigmoidoscopia a la colonoscopia porque la preparación para la sigmoidoscopia y el examen en sí pueden llevar menos tiempo. Además, a menudo no se requiere un anestésico. El riesgo de daño directo, como un desgarro en el colon o la pared del recto (perforación), es menor con la sigmoidoscopia que con la colonoscopia.

Riesgos

La sigmoidoscopia flexible presenta pocos riesgos. Algunas de las complicaciones poco frecuentes de la sigmoidoscopia flexible son las siguientes:

  • Sangrado en el lugar donde se tomó una muestra de tejido
  • Perforación

Cómo prepararte

Antes de un estudio de sigmoidoscopia flexible, deberás vaciar el colon. Cualquier residuo que haya en el colon puede dificultar la visualización de dicho órgano y del recto durante el examen.

Para vaciar el colon, sigue con atención las indicaciones del médico. Es posible que te pidan lo siguiente:

  • Sigue una dieta especial el día anterior al examen. El médico puede pedirte que no comas el día antes del examen. Las bebidas pueden limitarse a líquidos transparentes (agua sola, consomé, gaseosas), además de té y café sin leche ni crema. También es posible que te pida que no comas ni bebas nada después de la medianoche previa al examen.
  • Toma un laxante la noche anterior al examen. Si el médico te pide que tomes un laxante, este puede ser en forma de píldora o líquido.
  • Usa un kit para enema. Deberás usar un kit para enema de venta libre para vaciar el colon; por lo general, unas horas antes del examen. Es posible que te pidan que te apliques dos enemas.
  • Realiza ajustes en los medicamentos. Recuérdale al médico los medicamentos que tomas al menos una semana antes del estudio, especialmente si tienes diabetes, si tomas medicamentos o suplementos que contienen hierro, o si tomas aspirina u otro tipo de anticoagulante. Posiblemente debas ajustar las dosis o dejar de tomar los medicamentos de forma transitoria.

Lo que puedes esperar

Durante el examen

Con una bata puesta, deberás recostarte de costado en una camilla de exploración, generalmente con las rodillas flexionadas hacia el abdomen. El médico introducirá un sigmoidoscopio en el recto.

El sigmoidoscopio posee una luz y un tubo que le permite al médico colocar aire en el interior del colon. El aire expande el colon, lo que proporciona una mejor visión de su revestimiento. Cuando se mueve el sigmoidoscopio o se introduce aire, podrías sentir un dolor abdominal como cólico o la necesidad de defecar.

El sigmoidoscopio también posee una pequeña cámara de video en la punta. La cámara envía imágenes a un monitor externo para que el médico pueda estudiar el interior del colon. El médico también puede introducir instrumentos a través del visor para tomar muestras de tejido.

Un estudio de sigmoidoscopia flexible habitualmente demora alrededor de 15 minutos. Puede demorar un poco más si se toman muestras. En general, no se requieren sedantes ni analgésicos. Si se detecta un pólipo, posiblemente el médico recomiende una colonoscopia completa para observar el colon entero, ya que podría haber otros pólipos más arriba en el colon.

Después del examen

Después del examen, puedes sentir un leve malestar abdominal. Es posible que sientas distensión abdominal o tengas gases durante unas horas, mientras descargas el aire del colon. Caminar puede ayudarte a aliviar cualquier malestar. Deberías poder retomar tu alimentación y tus actividades habituales inmediatamente.

También puedes observar una pequeña cantidad de sangre en tu primera deposición después del examen, que por lo general no es causa de alarma. Consulta con el médico si continúas eliminando sangre o coágulos de sangre, o si tienes dolor abdominal persistente o fiebre de 100 ºF (37.8 ºC) o más.

Resultados

El médico revisará los resultados de la sigmoidoscopia flexible y los compartirá contigo.

  • Resultado negativo. Los resultados de una sigmoidoscopia flexible se considera negativa si el médico no encuentra anomalías en el colon. Si tienes riesgo promedio de tener cáncer de colon (es decir, no presentas ningún factor de riesgo de cáncer de colon además de la edad), el médico podría recomendar que esperes cinco años antes de repetir el examen.
  • Resultado positivo. Los resultados de una sigmoidoscopia flexible se considera positiva si el médico encuentra pólipos o tejido anormal en el colon. Según los resultados, tal vez debas hacerte análisis adicionales, como una colonoscopia, para poder examinar todas las anomalías con más detalle, realizarles una biopsia o extraerlas. Durante una colonoscopia, el médico también puede revisar todo el colon para detectar anomalías.

La cantidad del colon y del recto que se puede ver durante una sigmoidoscopia flexible depende de la anatomía del colon y de la preparación satisfactoria del colon. Si el médico no está conforme con la calidad de la visión a través del visor, es posible que recomiende repetir la sigmoidoscopia flexible u otro examen de detección.

Last Updated May 6, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2021 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use