Trasplante de corazón

Perspectiva general

Un trasplante de corazón es una operación en la que un corazón enfermo y que está fallando se reemplaza por el corazón más saludable de un donante. El trasplante de corazón es un tratamiento que, generalmente, se reserva para las personas que han probado con medicamentos u otras cirugías, pero que sus enfermedades no han mejorado lo suficiente.

Si bien el trasplante de corazón es una operación importante, tus posibilidades de supervivencia son buenas con una atención médica de seguimiento adecuada.

Cuando te enfrentes a una decisión con respecto a someterte a un trasplante de corazón, conoce qué debes esperar del proceso de trasplante de corazón, la cirugía, los posibles riesgos y la atención médica de seguimiento.

Por qué se debe hacer

Los trasplantes de corazón se realizan cuando no funcionaron otros tratamientos para problemas cardíacos y se produce insuficiencia cardíaca. En adultos, la insuficiencia cardíaca se puede producir por diversas enfermedades, entre las que se encuentran las siguientes:

  • Debilitamiento del músculo cardíaco (cardiomiopatía)
  • Enfermedad de las arterias coronarias
  • Enfermedad de las válvulas cardíacas
  • Un problema cardíaco de nacimiento (defecto cardíaco congénito)
  • Ritmos cardíacos anormales recurrentes peligrosos (arritmias ventriculares) no controlados por otros tratamientos
  • Amiloidosis
  • Falla de un trasplante del corazón anterior

En niños, la insuficiencia cardíaca se produce generalmente por un defecto cardíaco congénito o por una cardiomiopatía.

Se puede realizar el trasplante de otro órgano al mismo tiempo que el trasplante de corazón (trasplante multiorgánico) en personas con determinadas enfermedades en centros médicos seleccionados.

Los trasplantes multiorgánicos comprenden lo siguiente:

  • Trasplante de corazón y de riñón. Este procedimiento puede ser una opción para algunas personas con insuficiencia renal además de insuficiencia cardíaca.
  • Trasplante de corazón y de hígado. Este procedimiento puede ser una opción para algunas personas con determinadas enfermedades del hígado y del corazón.
  • Trasplante de corazón y de pulmón. En raras ocasiones, los médicos pueden recomendar este procedimiento a algunas personas con enfermedades graves de los pulmones y del corazón si las enfermedades no se pueden tratar únicamente con un trasplante de corazón o un trasplante de pulmón.

Factores que pueden afectar tu elegibilidad para un trasplante de corazón

Un trasplante de corazón no es el tratamiento adecuado para todos. Hay ciertos factores que podrían indicar que no eres un buen candidato para un trasplante de corazón. Si bien un centro de trasplante considera cada caso individualmente, un trasplante de corazón podría no ser adecuado en tu caso si:

  • Eres una persona de edad avanzada, lo cual podría interferir con tu capacidad para recuperarte de la cirugía de trasplante
  • Padeces otra enfermedad que podría acortar tu vida, independientemente de que recibas un corazón de un donante, como una enfermedad renal, hepática o pulmonar grave
  • Tienes una infección activa
  • Tienes una historia clínica personal reciente de cáncer
  • No puedes ni estás dispuesto a adoptar los cambios de estilo de vida necesarios para mantener tu corazón trasplantado sano, como no beber alcohol ni fumar

Dispositivos de asistencia ventricular

Para algunas personas que no pueden realizarse un trasplante de corazón, otra opción puede ser un dispositivo de asistencia ventricular (VAD). Un dispositivo de asistencia ventricular es una bomba mecánica que se implanta en el tórax y que ayuda al corazón a bombear desde las cámaras inferiores del corazón (los ventrículos) hacia el resto del cuerpo.

Los dispositivos de asistencia ventricular se utilizan frecuentemente como tratamiento temporal para las personas que esperan un trasplante de corazón. Estos dispositivos se emplean cada vez más como tratamiento a largo plazo para personas que padecen insuficiencia cardíaca, pero que no son elegibles para un trasplante de corazón. Si un dispositivo de asistencia ventricular no es de ayuda en tu caso, los médicos a veces pueden considerar un corazón artificial total, un dispositivo que reemplaza los ventrículos del corazón, como tratamiento alternativo a corto plazo mientras esperas un trasplante de corazón.

Dispositivo de asistencia para el ventrículo izquierdo

Se te implanta un dispositivo de asistencia ventricular izquierda (DAVI) en el pecho. Ayuda a bombear la sangre del ventrículo izquierdo del corazón al resto del cuerpo. La unidad de control y el paquete de baterías se llevan fuera del cuerpo y se conectan al DAVI a través de un puerto en la piel.

Riesgos

Complicaciones de la cirugía

La cirugía de trasplante de corazón requiere una cirugía a corazón abierto, que presenta el riesgo de una variedad de complicaciones, entre ellas:

  • Sangrado
  • Infección
  • Coágulos sanguíneos
  • Ataque cardíaco
  • Accidente cerebrovascular
  • Muerte

Riesgos de someterte a un trasplante de corazón

Aunque recibir el corazón de un donante puede salvarte la vida, someterse a un trasplante de corazón presenta muchos riesgos. Los riesgos comprenden los siguientes:

  • Rechazo del corazón donado. Uno de los riesgos más importantes después de un trasplante de corazón es que tu cuerpo rechace el corazón donado.

    El sistema inmunitario considerará que el corazón del donante es un objeto extraño que no debería estar en tu cuerpo. El sistema inmunitario intentará atacar el corazón donado. Aunque a todas las personas que reciben un trasplante de corazón se les administran inmunosupresores —medicamentos que reducen la actividad del sistema inmunitario—, aproximadamente el 10 por ciento de los beneficiarios del trasplante de corazón siguen manifestando signos de rechazo que requieren tratamiento durante el primer año desde el trasplante. A menudo, esto se trata con medicamentos de manera eficaz.

    Por lo general, el rechazo se produce sin síntomas y solo requiere un ajuste en los medicamentos. Sin embargo, si omites dosis de los medicamentos, el rechazo puede ser intenso y muy grave. Es importante que sigas las instrucciones según las indicaciones de los médicos.

    Para determinar si tu cuerpo rechaza el corazón nuevo, te someterás a biopsias frecuentes del corazón para analizar el tejido cardíaco durante el primer año desde el trasplante. Después del primer año, la cantidad de biopsias disminuye de manera significativa.

  • Problemas con las arterias coronarias. Después de tu trasplante, es probable que las paredes de las arterias del corazón (arterias coronarias) se vuelvan gruesas y endurezcan, lo cual puede provocar una vasculopatía del aloinjerto cardíaco. Esto puede dificultar la circulación de sangre por el corazón y causar ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca, ritmo cardíaco anormal (arritmia) o muerte súbita cardíaca.

    Tu médico puede recomendarte análisis anuales después del trasplante para detectar signos de una vasculopatía del aloinjerto cardíaco en las arterias coronarias.

  • Efectos secundarios de los medicamentos. Los inmunosupresores que deberás tomar a diario por el resto de tu vida pueden causar daño renal y otros problemas. Otras complicaciones de estos medicamentos pueden comprender presión arterial alta, colesterol alto, diabetes y una afección caracterizada por el adelgazamiento y la debilidad de los huesos (osteoporosis).
  • Cáncer. Los inmunosupresores también pueden aumentar el riesgo de cáncer. Al tomar estos medicamentos, aumenta en gran medida el riesgo de cáncer de piel, linfoma no hodgkiniano y otros tumores sólidos. Los controles regulares son necesarios para detectar la presencia de cáncer.
  • Infección. Los inmunosupresores disminuyen tu capacidad de luchar contra las infecciones. Algunos beneficiarios del trasplante de corazón pueden contraer una infección que requiere la internación en el hospital durante el primer año después del trasplante. El riesgo de infección disminuye con el paso del tiempo, a medida que se reduce la cantidad del medicamento inmunosupresor.

Cómo prepararte

Los preparativos para un trasplante de corazón a menudo comienzan con mucha antelación a la cirugía. Puedes comenzar a prepararte para un trasplante de corazón semanas, meses o años antes de recibir el corazón de un donante, según el tiempo de espera para el trasplante.

Tomar las primeras medidas

Si el médico te recomienda considerar un trasplante de corazón, es probable que te deriven a un centro de trasplante de corazón para una evaluación. También puedes elegir un centro de trasplante por tu cuenta. Consulta con tu proveedor de seguro médico para verificar qué centros de trasplante están cubiertos por tu plan de seguro médico.

Al evaluar un centro de trasplante de corazón, considera la cantidad de trasplantes de corazón que un centro realiza cada año y las tasas de supervivencia de los receptores de trasplantes. Puedes comparar las estadísticas de los centros de trasplante en Internet a través de la base de datos que mantiene el Registro Científico de Receptores de Trasplantes (Scientific Registry of Transplant Recipients).

También considera los servicios adicionales que puede proporcionar un centro de trasplante. Muchos centros pueden coordinar grupos de apoyo, ayudarte con la organización de viajes, ayudarte a encontrar alojamiento local para tu período de recuperación o enviarte a organizaciones que puedan ayudarte con estas cuestiones.

Una vez que decidas dónde se realizará tu trasplante de corazón, deberás someterte a una evaluación para comprobar si eres elegible para un trasplante. Durante una evaluación, tus médicos y el equipo de trasplante realizarán una exploración física, solicitarán varias pruebas y evaluarán tu salud mental y emocional. En la evaluación, se comprobará si:

  • Tienes una enfermedad cardíaca que podría curarse con un trasplante
  • Podrías beneficiarte de otras opciones de tratamiento menos agresivas
  • Estás lo suficientemente sano como para someterte a una cirugía y tomar los medicamentos para después del trasplante
  • Aceptas dejar de fumar, si lo haces
  • Estás dispuesto y eres capaz de seguir el programa médico indicado por el equipo de trasplante
  • Puedes manejar emocionalmente la espera del corazón de un donante
  • Cuentas con una red de apoyo de amigos y familiares que te ayudarán durante estos momentos estresantes

Tu equipo de trasplante también analizará contigo los beneficios y riesgos, y qué debes esperar antes, durante y después de un trasplante.

Espera por un órgano de un donante

Si el equipo del trasplante determina que eres un candidato para recibir un trasplante de corazón, el centro de trasplante te registrará en una lista de espera. En cualquier momento dado, existen aproximadamente 3000 personas en los EE. UU. que están esperando un trasplante de corazón. Lamentablemente, no hay corazones suficientes para cada individuo que lo necesita, y algunas personas mueren mientas esperan un trasplante.

Mientras estás en la lista de espera, tu equipo médico supervisará de cerca tu afección y modificará tu tratamiento si es necesario. Es posible que el equipo del trasplante retire de manera temporal tu nombre de la lista de espera si contraes una enfermedad importante, como una infección grave o un accidente cerebrovascular, que hace que no puedas recibir un trasplante momentáneamente mientras te recuperas.

Los médicos pueden recomendarte que participes en un Programa de Rehabilitación Cardíaca mientras esperas el corazón de un donante. La rehabilitación cardíaca es un programa de ejercicio y educación diseñado para ayudarte a mejorar tu salud antes de un trasplante de corazón y después de este.

Si la terapia médica no es de ayuda para los órganos vitales mientras esperas el corazón de un donante, los médicos pueden recomendarte el implante de un dispositivo que ayude al corazón mientras esperas el órgano de un donante, como por ejemplo un dispositivo de asistencia ventricular. También se dice que estos dispositivos son un puente al trasplante ya que estabilizan la afección hasta que se consigue el corazón de un donante.

Cuando aparece el corazón de un donante, el sistema de compatibilidad entre donante y receptor tiene en cuenta diversos factores para determinar una compatibilidad, como los siguientes:

  • Emergencia médica de los posibles receptores
  • Tipo de sangre (A, B, AB o O)
  • Anticuerpos que el receptor pueda haber generado
  • Talla del donante
  • Tiempo en la lista de espera

Inmediatamente antes de la cirugía de trasplante

Un trasplante de corazón generalmente debe realizarse en un plazo de cuatro horas de la extracción del órgano del donante para que pueda utilizarse. Por lo tanto, los corazones se ofrecen primero a un centro de trasplante cercano y luego a otros centros ubicados a determinadas distancias del hospital del donante.

Deberás permanecer en contacto directo con el equipo de trasplante e informales si tienes algún cambio en tu salud. Asegúrate de que el centro de trasplante tenga tus números de teléfono para que puedan contactarte en cualquier momento. El centro de trasplante debe poder comunicarse contigo las 24 horas del día.

Cuanto te notifiquen que un posible órgano está disponible, tú y el equipo de trasplante tendrán una cantidad limitada de tiempo para pensar si aceptan la donación o no. Deberás trasladarte al hospital donde se realizará el trasplante de inmediato luego de que te hayan notificado acerca de la posible donación. Generalmente, tienes que estar listo para llegar al hospital dentro de las tres horas.

En la medida en que sea posible, debes planificar el viaje con anticipación. Algunos centros de trasplantes de corazón brindan transporte aéreo privado u organizan otro tipo de traslado. Ten una valija preparada con todo lo que necesitarás para la estancia hospitalaria, así como también un suministro de tus medicamentos para 24 horas.

Una vez que llegues al hospital, los médicos y el equipo de trasplante realizarán una evaluación final para determinar si el corazón del donante es adecuado para ti y si estás listo para la cirugía. Si los médicos y el equipo de trasplante deciden que el corazón del donante no es adecuado para ti o la cirugía no es adecuada para ti, no podrás someterte al trasplante.

Lo que puedes esperar

Durante el procedimiento

La cirugía de trasplante de corazón es una cirugía a corazón abierto que tarda varias horas. Si has tenido otras cirugías de corazón, la cirugía es más complicada y tardará más. Te darán medicamentos que te harán dormir (anestesia general) antes del procedimiento. Los cirujanos te conectarán a una máquina de circulación extracorporal para mantener la sangre rica en oxígeno circulando por todo el cuerpo.

En este procedimiento, el cirujano realizará una incisión en el tórax. El cirujano separará el hueso que se encuentra en el tórax y abrirá la caja torácica para poder operar el corazón.

Luego tu cirujano extrae el corazón enfermo y cose el corazón del donante donde corresponde. El cirujano conecta los vasos sanguíneos principales al corazón del donante. El corazón nuevo a menudo comienza a latir cuando el flujo sanguíneo se restablece. A veces se necesita una descarga eléctrica para que el corazón del donante lata correctamente.

Te administrarán medicamentos que te ayudarán a calmar el dolor después de la cirugía. También tendrás un respirador que te ayudará a respirar y unos tubos colocados en el pecho drenarán los líquidos de los pulmones y el corazón. Después de la cirugía, también recibirás líquidos y medicamentos por vía intravenosa.

Después del procedimiento

Luego de que te hayas sometido a la cirugía para colocar el corazón del donante, te quedarás en la unidad de cuidados intensivos (UCI). Por lo general, te trasladarán a una habitación de hospital normal después de unos días en la unidad de cuidados intensivos y te quedarás en el hospital durante una semana o dos. La cantidad de tiempo que debas estar en la unidad de cuidados intensivos y en el hospital puede variar.

Una vez que te hayan dado el alta del hospital, tu equipo de trasplante te supervisará de cerca en tu centro de trasplante para pacientes ambulatorios. Debido a la frecuencia y la intensidad de la supervisión, muchas personas se alojan cerca del centro de trasplante durante los primeros tres meses. Después, las consultas de seguimiento son menos frecuentes, y es más fácil ir a las consultas de seguimiento y regresar.

También te controlarán otros signos o síntomas de rechazo, como dificultad para respirar, fiebre, fatiga, aumento de peso u orina insuficiente. Es importante que le informes al equipo de trasplante si notas algún signo o síntoma de rechazo o infección.

Luego del trasplante de corazón, tendrás varias consultas de seguimiento en el centro de trasplante. Te realizarán pruebas de manera regular, como análisis de sangre, ecocardiogramas, electrocardiogramas y biopsias del corazón.

Para determinar si tu cuerpo rechaza el corazón nuevo, te harán biopsias frecuentes del corazón los primeros meses después del trasplante, cuando el rechazo es más probable. La frecuencia de las biopsias necesarias disminuye con el paso del tiempo.

Durante una biopsia del corazón, un médico inserta una estructura tubular dentro de una vena en el cuello o la ingle, y lo coloca en dirección al corazón. Un médico introduce un dispositivo para tomar biopsias por la estructura tubular para extraer una pequeña muestra de tejido cardíaco que se examina en un laboratorio.

Necesitarás hacer varios ajustes a largo plazo después de haberte sometido a un trasplante de corazón. Algunos de estos pueden ser:

  • Tomar inmunosupresores. Estos medicamentos suprimen la actividad del sistema inmunitario para evitar que ataque el corazón donado. Debido a que el sistema inmunitario probablemente nunca acepte por completo el órgano nuevo, deberás tomar algunos de estos medicamentos por el resto de tu vida.

    Los medicamentos inmunosupresores pueden provocar efectos secundarios evidentes. Por ejemplo, cuando tomas medicamentos después del trasplante, como corticosteroides, tu rostro puede ponerse redondo e hinchado, y puedes aumentar de peso, tener acné o vello facial, o experimentar problemas estomacales. Algunos efectos secundarios de los medicamentos inmunosupresores pueden ser más evidentes cuando comienzas a tomarlos, pero puede disminuir su gravedad con el paso del tiempo.

    Dado que los inmunosupresores hacen que tu organismo sea más vulnerable a las infecciones, tu médico también puede recetar medicamentos antibacterianos, antivirales y antifúngicos.

    Algunos inmunosupresores también podrían agravar afecciones o aumentar el riesgo de padecerlas, como presión arterial alta, colesterol alto, cáncer, osteoporosis o diabetes.

    Con el paso del tiempo, a medida que disminuye el riesgo de rechazo, pueden reducirse las dosis y la cantidad de medicamentos contra el rechazo, pero necesitarás algunos medicamentos inmunosupresores indefinidamente.

  • Administrar medicamentos, terapias y un plan de atención de por vida. Después de un trasplante de corazón, es importante tomar todos los medicamentos según lo indicado por tu médico y seguir un plan de atención de por vida.

    El médico puede darte instrucciones específicas con respecto a las pautas de estilo de vida, como usar protector solar, no consumir tabaco, hacer ejercicio, tener una dieta saludable y procurar disminuir el riesgo de infección en la vida cotidiana.

    Sigue todas las instrucciones de tu médico, visítalo regularmente para citas médicas de seguimiento e infórmale si tienes signos o síntomas de complicaciones.

    Para no olvidarte de tomar tus medicamentos, es una buena idea establecer una rutina diaria para hacerlo. Lleva siempre contigo una lista de todos tus medicamentos en caso de que necesites atención médica de urgencia y, cada vez que te receten un nuevo medicamento, infórmales a los médicos qué estás tomando.

  • Rehabilitación cardíaca. Los programas de rehabilitación cardíaca incorporan ejercicios e información para ayudarte a mejorar tu salud y recuperarte después de un trasplante de corazón. El personal capacitado en rehabilitación cardíaca puede ayudarte a adaptarte a los cambios de estilo de vida después de tu trasplante, por ejemplo, incorporando el ejercicio regular y una dieta saludable para el corazón.

    Tu equipo del trasplante también puede sugerir que comiences con un programa de rehabilitación cardíaca antes del trasplante para mejorar tu salud.

  • Apoyo emocional. Las nuevas terapias médicas y el estrés de tener un trasplante de corazón pueden hacerte sentir abrumado. Muchas personas que se han sometido a un trasplante de corazón se sienten así.

    Si te sientes estresado o abrumado, habla con el médico. Los centros de trasplante a menudo cuentan con grupos de apoyo y otros recursos que te ayudarán a vivir con tu afección.

Ilustración de un procedimiento de trasplante de corazón

En un procedimiento de trasplante de corazón, un cirujano extrae el corazón enfermo y cose en su lugar el corazón del donante. Luego conecta los principales vasos sanguíneos al corazón del donante.

Ilustración de biopsia cardíaca

En una biopsia de corazón, un médico inserta una sonda en una vena del cuello o de la ingle y la guía hacia el corazón. Un médico pasa un dispositivo de biopsia a través de una sonda para extraer una pequeña muestra de tejido cardíaco para analizar en un laboratorio.

Resultados

La mayoría de las personas que se han sometido a un trasplante de corazón disfrutan de una vida de alta calidad. Según tu enfermedad, es posible que puedas volver a realizar la mayoría de tus actividades cotidianas, como volver a trabajar, practicar tus pasatiempos y deportes, y hacer ejercicios. Consulta con el médico qué actividades son adecuadas para ti.

Algunas mujeres que se han sometido a un trasplante de corazón pueden quedar embarazadas. Sin embargo, consulta con tu médico si estás pensando en tener hijos luego del trasplante. Es posible que sean necesarios ajustes en tus medicamentos antes de quedar embarazada debido a que algunos medicamentos pueden provocar complicaciones en el embarazo.

Los índices de supervivencia de los receptores de un trasplante de corazón se basan en diversos factores. Un informe del 2014 realizado por la Organ Procurement and Transplantation Network (Red de Obtención y Trasplante de Órganos) y el Scientific Registry of Transplant Recipients (Registro Científico de Receptores de Trasplantes) determinó que el índice total de supervivencia en los EE. UU. es aproximadamente el 88 por ciento luego de un año y aproximadamente el 75 por ciento luego de cinco años.

¿Qué sucede si el nuevo corazón no funciona?

Los trasplantes de corazón no son exitosos para todas las personas. El nuevo corazón puede fallar debido a un rechazo del órgano o a causa del desarrollo de una enfermedad de las válvulas cardíacas o una enfermedad de las arterias coronarias. Si esto ocurre, el médico puede recomendarte ajustar tus medicamentos o, en casos más graves, otro trasplante de corazón.

En algunos casos, las opciones de tratamiento adicional son limitadas y puedes elegir suspender el tratamiento. En las conversaciones que tienes con el equipo de trasplante de corazón, el médico y tus familiares, se deben abordar tus expectativas y preferencias con respecto a los tratamientos, la atención médica de urgencia y la atención de enfermos terminales.

Last Updated Jul 11, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use