Sangrado vaginal

Definición

Un sangrado vaginal anormal es cualquier sangrado vaginal no relacionado con la menstruación normal. Este tipo de sangrado puede incluir un manchado leve entre períodos, a menudo observado en el papel higiénico después de limpiarte, o períodos de sangrado sumamente abundante en los cuales empapas una compresa o un tampón cada una a dos horas durante dos o más horas.

El sangrado vaginal normal, o menstruación, ocurre cada 21 a 35 días cuando la mucosa del útero se desprende, marcando el inicio de un nuevo ciclo reproductivo. Un período menstrual puede durar solo unos días o hasta una semana. El flujo puede ser abundante o leve y aun así considerarse normal. Los ciclos menstruales tienden a ser más prolongados en las adolescentes y las mujeres que se aproximan a la menopausia, y el flujo menstrual también puede ser más abundante a esas edades.

Causas

El sangrado vaginal anormal puede estar relacionado con un problema en tu sistema reproductivo (una enfermedad ginecológica) o con otros problemas médicos o ciertos medicamentos. Si has llegado a la menopausia (que se define como 12 meses consecutivos aproximadamente sin período menstrual), el sangrado vaginal posterior puede ser una causa de preocupación y debe evaluarse.

Entre las posibles causas del sangrado vaginal anormal se encuentran las siguientes:

Tipos de cáncer y afecciones precancerosas

  • Cáncer de cuello uterino
  • Cáncer de endometrio (cáncer de útero)
  • Hiperplasia endometrial
  • Cáncer de ovario
  • Sarcoma uterino
  • Cáncer de vagina

Factores del sistema endocrino

  • Hipertiroidismo (tiroides hiperactiva)
  • Hipotiroidismo (tiroides hipoactiva)
  • Síndrome de ovario poliquístico
  • Suspender el uso de píldoras anticonceptivas o cambiarlas, o la terapia hormonal para la menopausia (sangrado por privación)

Factores de fecundidad y reproducción

  • Embarazo ectópico
  • Niveles hormonales fluctuantes
  • Aborto espontáneo (antes de la semana 20 de embarazo)
  • Embarazo
  • Ciclos de ovulación aleatorios
  • Relaciones sexuales
  • Perimenopausia (el tiempo de transición antes de la menopausia)
  • Atrofia vaginal (síndrome genitourinario de menopausia) 

Infecciones

  • Cervicitis
  • Chlamydia trachomatis
  • Endometritis
  • Gonorrea
  • Enfermedad inflamatoria pélvica
  • Vaginitis por Ureaplasma
  • Vaginitis

Afecciones

  • Celiaquía
  • Enfermedad sistémica grave, como la enfermedad hepática o renal
  • Trombocitopenia
  • Enfermedad de von Willebrand (y otros trastornos de la coagulación de la sangre)

Medicamentos y dispositivos

  • Tampón olvidado (retenido)
  • Dispositivo intrauterino (DIU)
  • Suspender el uso de píldoras anticonceptivas o cambiarlas, o la terapia hormonal para la menopausia (sangrado por privación)
  • Efecto secundario del tamoxifeno

Crecimientos no cancerosos y otras afecciones del útero

  • Adenomiosis
  • Pólipos en el cuello uterino: crecimientos no cancerosos (benignos) en el cuello del útero
  • Fibromas uterinos
  • Pólipos uterinos (pólipos endometriales)

Traumatismo

  • Un traumatismo contundente o una lesión penetrante en la vagina o el cuello del útero
  • Abuso sexual

Cuándo consultar al doctor

Si estás embarazada, consulta inmediatamente al médico si observas sangrado vaginal.

En términos generales, cada vez que presentes un sangrado vaginal imprevisto, debes consultar al médico. La edad y las circunstancias determinarán si el sangrado vaginal es normal o no.

Consulta con tu médico en los siguientes casos:

  • Las mujeres posmenopáusicas que no reciben terapia hormonal deben consultar al médico si presentan sangrado vaginal.
  • Las mujeres posmenopáusicas que reciben terapia hormonal cíclica pueden presentar un poco de sangrado vaginal. Un régimen de terapia hormonal cíclica (estrógeno por vía oral combinado con progestina por vía oral durante 10 o 12 días por mes) puede provocar un sangrado similar al período (sangrado por privación) durante algunos días del mes. Consulta con tu médico si presentas sangrado que no es el sangrado por deprivación previsto.
  • Las mujeres posmenopáusicas que reciben terapia hormonal (una combinación de estrógeno y progestina en dosis baja una vez por día) pueden presentar un sangrado leve e irregular durante los primeros meses del tratamiento. Si el sangrado continúa durante más tiempo o si comienzas a presentar un sangrado abundante, consulta con tu médico.
  • El sangrado vaginal de niñas que no presenten otros signos de pubertad y que tengan menos de 8 años debe investigarse.

Las situaciones que se describen a continuación son posiblemente normales, pero habla con el médico si te preocupa algo en particular:

  • Las niñas recién nacidas pueden presentar un poco de sangrado vaginal durante el primer mes de vida. Si el sangrado es excesivo y de mayor duración, se debe investigar.
  • Las adolescentes que recién comienzan a menstruar pueden tener ciclos irregulares durante los primeros años. Además, muchas niñas y mujeres presentan un sangrado leve durante algunos días antes de menstruar.
  • Las mujeres que comienzan a tomar píldoras anticonceptivas pueden presentar un sangrado leve ocasional durante los primeros meses.
  • Las mujeres que se acercan al período de la menopausia (perimenopausia) pueden tener períodos de sangrado sumamente abundantes o irregulares. Consulta con tu médico sobre los posibles tratamientos para minimizar los síntomas.

Last Updated Aug 1, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use