Video: Melanoma: melanoma en etapa temprana y avanzado

El melanoma se puede diagnosticar cuando una irregularidad de la piel, que se creía que era un lunar, se vuelve cancerosa. La gravedad del cáncer se basa principalmente en el grosor del tumor.

Los melanomas generalmente se clasifican en dos categorías. El primer grupo incluye tipos de cáncer que no se han diseminado más allá del área que bordea la irregularidad de la piel. La extirpación quirúrgica amplia del tumor se usa generalmente para estos tipos de cáncer y suele ser efectiva. El tumor y un área grande de la piel normal circundante están delineados por un borde elíptico y luego se extirpan. Aquí, hay tejido normal visible que rodea el tumor.

La segunda categoría amplia de melanomas es la que avanza más allá del crecimiento visible del cáncer. El crecimiento más profundo en la piel puede permitir que las células cancerosas ingresen a los vasos linfáticos pequeños. Allí pueden viajar a lugares más lejanos del cuerpo.

Las células cancerosas comúnmente migran a un ganglio linfático drenante. Las células del melanoma pueden residir sin ser detectadas en el tejido inmunitario durante algún tiempo. Si el melanoma escapa a las defensas del sistema inmunitario, puede viajar a otras partes del cuerpo. Aquí, se muestra un ejemplo de la propagación del tumor al pulmón.

Last Updated Mar 16, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use