Video: un ataque de asma

Si no tienes síntomas de asma, tus vías respiratorias se encuentran despejadas. El aire puede entrar y salir fácilmente de los pulmones.

En cambio, cuando comienza un ataque de asma, los músculos lisos que rodean los bronquios pueden contraerse. Las vías aéreas de los pulmones pueden inflamarse e hincharse.

Esto dificulta que el aire pase a través de la abertura. La membrana mucosa que recubre los bronquios comienza a producir una mucosidad espesa que se acumula y bloquea aún más las vías respiratorias.

Esta vía respiratoria obstruida puede provocar un sonido sibilante y dificultar la respiración, ambos signos y síntomas son característicos de un ataque de asma.

Last Updated Nov 20, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use