Cáncer de próstata en estadio 4

Perspectiva general

El cáncer de próstata en estadio 4 es un cáncer que se origina en la próstata y se propaga a los ganglios linfáticos cercanos o a otras partes del cuerpo.

El cáncer de próstata en estadio 4 es un diagnóstico poco frecuente. La mayoría de los casos de cáncer de próstata se diagnostican en un estadio más precoz, cuando el cáncer está limitado a la próstata.

Los tratamientos pueden retrasar o encoger un cáncer de próstata avanzado, pero, para la mayoría de los hombres, el cáncer de próstata en estadio 4 no tiene cura. Aun así, los tratamientos pueden prolongar tu vida y reducir los signos y síntomas del cáncer.

Síntomas

Los signos y síntomas del cáncer de próstata en estadio 4 pueden comprender los siguientes:

  • Dolor al orinar
  • Disminución en la fuerza del flujo de la orina
  • Sangre en el semen
  • Dolor de huesos
  • Hinchazón en las piernas
  • Fatiga

Cuándo debes consultar con un médico

Pide una consulta con el médico si tienes síntomas o signos persistentes que te preocupen.

Causas

Los médicos no están seguros acerca de qué provoca el cáncer de próstata en estadio 4.

El cáncer de próstata en estadio 4 se produce cuando las células del cáncer de próstata salen de esta y se propagan a los ganglios linfáticos u otras partes del cuerpo.

Las células cancerosas de la próstata que se expanden más allá de la próstata generalmente se desplazan hacia:

  • Ganglios linfáticos
  • Los huesos
  • Hígado

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar los riesgos de cáncer de próstata en estadio 4 comprenden los siguientes:

  • Antecedentes familiares de cáncer de próstata. Los hombres con determinadas mutaciones genéticas heredadas que aumentan el riesgo de cáncer de próstata tienen un mayor riesgo de padecer tipos de cáncer de próstata más agresivos.
  • Raza afroamericana. Los hombres afroamericanos tienen un riesgo más alto de padecer un cáncer de próstata agresivo.

Diagnóstico

Si el médico cree que puedes tener cáncer de próstata, las pruebas y los procedimientos pueden comprender los siguientes:

  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. Las pruebas de diagnóstico por imágenes pueden ayudar al médico a determinar el tamaño y la extensión del cáncer de próstata. Las pruebas pueden consistir en ecografía, resonancia magnética, tomografía computarizada, tomografía por emisión de positrones y gammagrafía ósea.

    Los tipos de pruebas por imágenes que debes realizarte dependen de tu situación, por ejemplo, si estás experimentando signos y síntomas.

  • Biopsia. Para confirmar el diagnóstico de cáncer de próstata, el médico puede recomendar un procedimiento de biopsia para extraer una muestra de células sospechosas y realizar un análisis de laboratorio. En el laboratorio, los médicos pueden examinar las células y determinar si son cancerosas.

Tratamiento

Los tratamientos para el cáncer de próstata en estadio 4 pueden frenar el crecimiento del cáncer y prolongar la vida. Pero el cáncer de próstata en estadio 4 a menudo no puede curarse.

Terapia hormonal

La terapia hormonal es un tratamiento para hacer que el organismo deje de producir la hormona masculina testosterona o para bloquear los efectos de la testosterona sobre el cáncer. Las células del cáncer de próstata dependen de la testosterona para su crecimiento. Suspender el suministro de hormonas puede hacer que el cáncer se reduzca o crezca más lentamente.

En los hombres con cáncer de próstata en estadio 4, la terapia hormonal suele utilizarse sola, pero puede combinarse con quimioterapia y puede usarse después de la radioterapia o, en casos poco frecuentes, después de la cirugía. La terapia hormonal puede continuar mientras el tratamiento siga funcionando.

Las opciones de terapia hormonal comprenden:

  • Medicamentos que le impiden al cuerpo producir testosterona. Los medicamentos conocidos como «agonistas y antagonistas de la hormona liberadora de hormona luteinizante» impiden que los testículos reciban mensajes para producir testosterona. Los medicamentos que se suelen utilizar en este tipo de terapia hormonal son leuprorelina (Eligard, Lupron Depot, otros), goserelina (Zoladex), triptorelina (Trelstar), histrelina (Vantas) y degarelix (Firmagon).
  • Cirugía para extirpar los testículos (orquiectomía). Extirpar los testículos reduce los niveles de testosterona en el organismo. La eficacia de la orquiectomía en la reducción de los niveles de testosterona es similar a la de los medicamentos de terapia hormonal, pero la orquiectomía puede hacerlo de manera más rápida.
  • Medicamentos que impiden que la testosterona llegue a las células cancerosas. Los medicamentos conocidos como «antiandrógenos» impiden que la testosterona llegue a las células cancerosas. Algunos ejemplos son la bicalutamida (Casodex), la flutamida y la nilutamida (Nilandron). Estos medicamentos se pueden administrar junto con o antes de un agonista de la hormona liberadora de la hormona luteinizante.

    Los medicamentos apalutamida (Erleada) y enzalutamida (Xtandi) funcionan de manera distinta que otros medicamentos antiandrógenos y pueden ser una opción si otros tratamientos de terapia hormonal ya no son eficaces.

  • Otros medicamentos. Otros medicamentos que funcionan de un modo diferente que otras terapias hormonales para controlar la testosterona en el cuerpo pueden ser una opción. Algunos ejemplos comprenden abiraterona (Yonsa, Zytiga) y el medicamento antifúngico ketoconazol, la hormona femenina estrógeno y los medicamentos esteroides.

Los efectos secundarios de la terapia hormonal pueden comprender disfunción eréctil, sofocos, pérdida de masa ósea, deseo sexual reducido, agrandamiento de los senos y aumento de peso.

Los tipos de cáncer de próstata más avanzados, tarde o temprano, se adaptarán a la terapia hormonal y comenzarán a crecer a pesar del tratamiento (cáncer de próstata resistente a la castración). Cuando esto ocurre, el médico puede recomendar cambiar a una combinación diferente de medicamentos de terapia hormonal para ver si el cáncer responde.

Radioterapia

La radioterapia utiliza haces de energía de alta potencia, como rayos X y protones, para destruir las células cancerosas. Para la radioterapia contra el cáncer de próstata en estadio 4, se utiliza una máquina grande que se desplaza alrededor del cuerpo y dirige haces de energía al área que rodea al cáncer (radioterapia de haces externos).

Para los hombres que presentan tumores de próstata grandes o un cáncer que se haya expandido a los ganglios linfáticos cercanos (cáncer de próstata localmente avanzado), la radioterapia se puede combinar con terapia hormonal. También se puede utilizar luego de la cirugía para matar toda célula cancerosa que haya quedado.

En los hombres que presentan cáncer que se ha expandido hacia otras partes del cuerpo, la radioterapia se utiliza para aliviar el dolor u otros síntomas.

Cirugía

En general, la cirugía no se usa para tratar el cáncer de próstata en estadio 4, pero se podría recomendar en determinadas situaciones. Para los hombres con cáncer de próstata en estadio 4, la cirugía se limita, por lo general, a los hombres que tienen signos y síntomas que se podrían aliviar con la cirugía, como dificultad para orinar.

La cirugía puede consistir en lo siguiente:

  • Prostatectomía radical. El médico puede recomendar una cirugía para extirpar la próstata y todo cáncer que se haya formado localmente fuera de la próstata. La cirugía puede ser una opción si el cáncer de próstata está localmente avanzado y no se ha expandido a otras partes del cuerpo.
  • Extirpación de los ganglios linfáticos. El médico puede recomendar la extirpación de varios ganglios linfáticos cercanos a la próstata (disección de los ganglios linfáticos pélvicos) para examinar si tienen células cancerosas.

La cirugía puede provocar infección, sangrado, incontinencia, disfunción eréctil y daños al recto.

Tratamientos contra el cáncer que se ha expandido a otras partes del cuerpo

Si el cáncer se expandió fuera de la próstata a otras partes del cuerpo, el médico puede recomendar lo siguiente:

  • Quimioterapia. La quimioterapia puede retrasar el crecimiento de células cancerosas, aliviar los signos y síntomas del cáncer y prolongar la vida de hombres que padecen cáncer de próstata avanzado.
  • Entrenar el sistema inmunitario para que reconozca células cancerosas. La inmunoterapia utiliza el sistema inmunitario para matar células cancerosas. El Sipuleucel-T (Provenge), una forma de inmunoterapia, se desarrolló mediante ingeniería genética para lograr que las células inmunitarias luchen contra el cáncer de próstata.
  • Medicamentos para fortalecer los huesos. Los medicamentos que se utilizan para tratar la disminución de la densidad del tejido óseo (osteoporosis) pueden ser útiles para prevenir fracturas de huesos en los hombres que tienen cáncer de próstata que se ha expandido a los huesos.
  • Infusiones de un medicamento radioactivo. Los hombres que padecen cáncer de próstata que se ha expandido a los huesos pueden considerar un tratamiento mediante el cual se coloca una sustancia radioactiva en una vena. Estroncio 89 (Metastron), samario 153 (Quadramet) y radio 223 (Xofigo) son medicamentos que apuntan a las células cancerosas de rápido crecimiento en los huesos y pueden ayudar a aliviar el dolor de los huesos.
  • Radioterapia. La radioterapia de haces externos puede ayudar a controlar el dolor de los huesos en los hombres que padecen cáncer que se ha expandido a los huesos.
  • Terapia con medicamentos dirigidos. Los medicamentos dirigidos atacan vulnerabilidades específicas dentro de las células cancerosas. Es posible que el médico haga analizar muestras del cáncer que tienes en el laboratorio para comprobar si la terapia dirigida puede ser útil para ti.
  • Analgésicos y tratamientos. Existen medicamentos y tratamientos disponibles si sientes dolor a causa del cáncer. El tipo de tratamiento contra el dolor adecuado para ti dependerá de tu situación particular y de tus preferencias.

Cuidados de apoyo (paliativos)

Los cuidados paliativos se tratan de atención médica especializada que se concentra en brindar alivio del dolor y de otros síntomas de una enfermedad seria. Los especialistas en cuidados paliativos trabajan contigo, con tu familia y con tus otros médicos para brindar un apoyo adicional que complementa tu atención en curso. Los cuidados paliativos pueden realizarse mientras el paciente se somete a otros tratamientos agresivos, como cirugía, quimioterapia o radioterapia.

Cuando los cuidados paliativos se utilizan junto con todos los otros tratamientos correspondientes, las personas con cáncer pueden sentirse mejor y vivir más.

Los cuidados paliativos son proporcionados por un equipo de médicos, enfermeras y otros profesionales capacitados especialmente. Los equipos de cuidados paliativos tienen como objetivo mejorar la calidad de vida de las personas con cáncer y sus familiares. Esta forma de atención se ofrece junto con los tratamientos curativos o de otro tipo que puedas estar recibiendo.

Medicina alternativa

No se ha comprobado que ningún tratamiento de medicina alternativa cure el cáncer de próstata en estadio 4. Sin embargo, la medicina complementaria y la alternativa pueden ayudarte a afrontar los síntomas del cáncer.

El cáncer de próstata con frecuencia se expande a los huesos, lo que provoca dolor en los huesos. El médico puede ofrecerte tratamientos y medicamentos para controlar el dolor. Sin embargo, es posible que descubras que las terapias complementarias pueden ayudar a aliviar el dolor cuando se utilizan junto con los tratamientos recomendados por el médico.

Los tratamientos de medicina complementaria y alternativa que pueden reducir el dolor provocado por el cáncer comprenden los siguientes:

  • Acupuntura
  • Acupresión
  • Hipnosis
  • Masajes
  • Técnicas de relajación

Si el dolor no se puede controlar de manera adecuada, habla con el médico sobre tus opciones.

Estrategias de afrontamiento, y apoyo

Enterarte de que tienes cáncer de próstata en estadio 4 puede ser impactante y devastador. Con el paso del tiempo, cada hombre encuentra su propio modo de enfrentar las emociones que atraviesa, y tú también encontrarás lo que funciona para ti. Hasta ese entonces, lo siguiente puede resultarte útil:

  • Obtén información suficiente para tomar decisiones sobre tu atención médica. Pregúntale al médico acerca de tu cáncer de próstata, incluso sobre las opciones de tratamiento y, si así lo deseas, tu pronóstico. A medida que más conozcas sobre el cáncer de próstata avanzado, más confianza tendrás para tomar decisiones acerca del tratamiento.
  • Mantén la compañía de tus familiares y amigos. Mantenerte cerca de las personas con las que tienes una relación más estrecha te ayudará a lidiar con el cáncer de próstata en estadio 4. Los familiares y amigos pueden brindarte el apoyo práctico que necesitarás, como ayudarte a cuidar tu hogar o a tus mascotas si te encuentras en el hospital. Pueden ser un apoyo emocional cuando te sientas abrumado por el cáncer.
  • Busca a alguien con quien hablar. Busca a una persona que sepa escuchar y que esté dispuesta a escucharte hablar sobre tus esperanzas y temores. Puede ser un familiar o un amigo. También podrían resultar útiles el interés y comprensión de un terapeuta, asistente social médico, miembro de la iglesia o grupo de apoyo para personas con cáncer.

    Pídele al médico que te brinde información acerca de los grupos de apoyo de tu zona. O bien puedes buscar en tu directorio telefónico, biblioteca u organización de lucha contra el cáncer, como el Instituto Nacional del Cáncer o la Sociedad Americana contra el Cáncer.

  • Busca una conexión con algo superior a ti. Tener una fe fuerte o creer en una fuerza superior ayuda a muchas personas a enfrentar el cáncer.

Preparación antes de la cita

Solicita una consulta con tu médico de atención primaria o con tu médico de cabecera si tienes signos y síntomas que te estén preocupando. Si el médico determina que tienes cáncer de próstata avanzado, es probable que te derive a un médico especializado en el tratamiento del cáncer (oncólogo).

Como las consultas pueden ser breves y suele haber mucho por hablar, es aconsejable ir bien preparado. La siguiente información te ayudará a prepararte y a saber qué esperar del médico.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa a la consulta. Cuando programes la consulta, asegúrate de preguntar si hay algo que debas hacer con anticipación, como restringir tu dieta.
  • Anota los síntomas que experimentes, incluidos aquellos que quizás no parezcan relacionados con el motivo de la consulta.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas o los suplementos que tomes.
  • Considera pedirle a un familiar o a un amigo de confianza que te acompañe. En ocasiones, puede ser difícil recordar toda la información que se proporciona durante una consulta. La persona que te acompañe puede recordar algún detalle que hayas pasado por alto u olvidado.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

Tu tiempo con el médico es limitado; por eso preparar una lista de preguntas te puede ayudar a aprovechar al máximo el tiempo juntos. Organiza tus preguntas de la más a la menos importante en caso de que se acabe el tiempo. En cuanto al cáncer de próstata, algunas preguntas básicas para hacerle al médico son:

  • ¿Qué podría estar provocando mis síntomas o mi enfermedad?
  • ¿Cuáles serían otras causas posibles de mis síntomas o mi enfermedad?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme?
  • ¿Cuáles serían las mejores medidas para tomar?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque principal que me indica?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cómo puedo controlarlos de la mejor manera?
  • ¿Debo respetar alguna restricción?
  • ¿Debería consultar con un especialista? ¿Cuánto costará? ¿Lo cubrirá mi seguro?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?
  • ¿Qué determinará si debo programar una visita de seguimiento?

Además de las preguntas que preparaste para hacerle al médico, no dudes en hacer cualquier otra pregunta que se te ocurra.

Qué esperar de tu médico

Es probable que el médico te haga varias preguntas. Prepararte para responderlas puede darte tiempo luego para tratar otros puntos que quieras abordar. El médico podría hacerte estas preguntas:

  • ¿Cuándo comenzaste a tener los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, mejore los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore los síntomas?

Last Updated Jun 20, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use