Hipoparatiroidismo

Perspectiva general

El hipoparatiroidismo es una afección poco frecuente en la que el cuerpo secreta niveles anormalmente bajos de la hormona paratiroidea. La hormona paratiroidea es fundamental para regular y mantener el equilibrio de los niveles de dos minerales en el cuerpo: calcio y fósforo.

La escasa producción de hormona paratiroidea que produce el hipoparatiroidismo provoca niveles de calcio anormalmente bajos en la sangre y los huesos e incrementa los niveles de fósforo en la sangre.

Este trastorno se trata con suplementos para normalizar los niveles de calcio y fósforo. Según la causa del hipoparatiroidismo, es probable que tengas que tomar suplementos de por vida.

Glándulas paratiroides

Las glándulas paratiroides, que se encuentran detrás de la tiroides, fabrican la hormona paratiroide, que participa en la regulación de los niveles corporales de los minerales calcio y fósforo.

Síntomas

Los signos y síntomas del hipoparatiroidismo pueden comprender:

  • Sensación de hormigueo o ardor (parestesia) en la punta de los dedos de las manos, los dedos de los pies y los labios
  • Dolores musculares o calambres en las piernas, los pies, el abdomen o el rostro
  • Fasciculaciones o espasmos musculares, particularmente alrededor de la boca, pero también en las manos, los brazos y la garganta
  • Fatiga o debilidad
  • Menstruación dolorosa
  • Caída del cabello irregular
  • Piel seca y escamosa
  • Uñas quebradizas
  • Depresión o ansiedad

Cuándo consultar al médico

Si tienes alguno de los signos o síntomas relacionados con el hipoparatiroidismo, consulta con el médico para que te realice una evaluación. Contacta al médico de inmediato si tienes convulsiones o dificultad para respirar, dos factores que pueden ser complicaciones del hipoparatiroidismo.

Causas

El hipoparatiroidismo sucede cuando las glándulas paratiroides no secretan suficiente hormona paratiroidea. Hay cuatro glándulas paratiroides ubicadas en el cuello, detrás de la glándula tiroides.

Algunos de los factores que pueden causar hipoparatiroidismo son:

  • Hipoparatiroidismo posquirúrgico. Esta es la causa más frecuente de hipoparatiroidismo, que se presenta a raíz de un daño accidental o de la extracción de las glándulas paratiroides durante la cirugía. La cirugía puede ser un tratamiento para enfermedades de la glándula tiroides, o para cáncer de garganta o cuello.
  • Enfermedad autoinmunitaria. El sistema inmunitario genera anticuerpos contra los tejidos paratiroideos e intenta rechazarlos como si fueran cuerpos extraños. En el proceso, las glándulas paratiroides suspenden la fabricación de la hormona que producen.
  • Hipoparatiroidismo hereditario. Si tienes este tipo de hipoparatiroidismo, es porque naciste sin glándulas paratiroides o estas no funcionan adecuadamente. Algunos tipos de hipoparatiroidismo hereditario están relacionados con deficiencias de otras glándulas que producen hormonas.
  • Tratamiento exhaustivo para tratar el cáncer mediante radiación en el rostro o cuello. La radiación puede dar lugar a la destrucción de las glándulas paratiroides, así como también el tratamiento con yodo radioactivo para el hipertiroidismo en algunas ocasiones.
  • Niveles bajos de magnesio en la sangre, lo que puede afectar el funcionamiento de las glándulas paratiroides. Se requieren niveles de magnesio normales para una secreción óptima de hormona paratiroidea.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar los riesgos de padecer hipoparatiroidismo comprenden:

  • Una cirugía de cuello reciente, en particular, si involucró la tiroides
  • Antecedentes familiares de hipoparatiroidismo
  • Tener ciertos trastornos autoinmunitarios o endocrinos, como enfermedad de Addison, que provoca que las glándulas suprarrenales produzcan muy poca cantidad de las hormonas que producen

Complicaciones

El hipoparatiroidismo puede dar lugar a diversas complicaciones.

Complicaciones reversibles

Las siguientes complicaciones se deben a niveles de calcio bajos, que, en la mayoría de los casos, es probable que mejoren con tratamiento:

  • Tetania. Estos espasmos similares a calambres en las manos y los dedos se pueden prolongar y pueden ser dolorosos. La tetania también puede provocar molestias musculares y contracciones o espasmos en los músculos del rostro, la garganta o los brazos. Cuando estos espasmos se producen en la garganta, pueden interferir con la respiración y posiblemente crear una emergencia.
  • Parestesias. Se caracterizan por sensaciones raras de hormigueo en los labios, la lengua, los dedos de las manos y los pies.
  • Pérdida del conocimiento con convulsiones (epilepsia mayor).
  • Malformación de los dientes, que afecta el esmalte dental y las raíces.
  • Alteración de la función renal.
  • Arritmias y desmayos, incluso insuficiencia cardíaca.

Complicaciones reversibles

El diagnóstico y tratamiento adecuados pueden prevenir estas complicaciones relacionadas con el hipoparatiroidismo. Pero una vez que ocurren, no mejorarán con calcio y vitamina D:

  • Retraso en el crecimiento (baja estatura)
  • Desarrollo mental lento en los niños
  • Depósitos de calcio en el cerebro, lo que puede causar problemas de equilibrio y convulsiones
  • Cataratas

Prevención

No existen medidas específicas para prevenir el hipoparatiroidismo. Sin embargo, si tienes programada una cirugía de tiroides o de cuello, habla con el cirujano acerca del riesgo de dañar las glándulas paratiroides en el procedimiento.

Si te has sometido a una cirugía de cuello o de tiroides, presta atención a los signos y síntomas que podrían indicar hipoparatiroidismo, como sensación de hormigueo o ardor en los dedos de las manos, los dedos de los pies o los labios, espasmos musculares o calambres. Si ocurren, el médico podría recomendarte un tratamiento inmediato con calcio y vitamina D para minimizar los efectos del trastorno.

Diagnóstico

Si el médico sospecha hipoparatiroidismo, recopilará tu historia clínica y te realizará una exploración física.

Análisis de sangre

Los siguientes resultados de los análisis de sangre podrían indicar hipoparatiroidismo:

  • Un nivel bajo de calcio en sangre
  • Un nivel bajo de hormona paratiroidea
  • Un nivel alto de fósforo en sangre
  • Un nivel bajo de magnesio en sangre

El médico también podría indicar un análisis de orina para determinar si el cuerpo está excretando demasiado calcio.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas y normalizar los niveles de calcio y fósforo en tu cuerpo. El régimen de tratamiento generalmente incluye:

  • Píldoras de carbonato de calcio.Los suplementos orales de calcio pueden aumentar los niveles de calcio en la sangre. Pero, en dosis altas, los suplementos de calcio pueden causar efectos secundarios a nivel gastrointestinal, como estreñimiento, en algunas personas.
  • Vitamina D. Dosis altas de vitamina D, generalmente en la forma de calcitriol, pueden ayudar a tu cuerpo a absorber el calcio y eliminar el fósforo.
  • Hormona paratiroidea (Natpara). Food and Drug Administration (la Administración de Alimentos y Medicamentos) ha aprobado esta inyección que se da una vez por día para el tratamiento de bajo calcio en la sangre causado por el hipoparatiroidismo. Por el posible riesgo de cáncer de hueso (osteosarcoma), por lo menos en estudios con animales, este medicamento solo está disponible a través de un programa limitado a las personas cuyos niveles de calcio no pueden controlarse con suplementos de calcio y vitamina D, y que entienden cuáles son los riesgos.

Dieta

El médico podría recomendarte que consultes con un dietista, que posiblemente te recomiende una dieta que sea:

  • Rica en calcio. Esto comprende productos lácteos, vegetales de hoja verde, brócoli y alimentos con calcio añadido, como algunos jugos de naranja o cereales para el desayuno.
  • Con bajo contenido de fósforo. Esto implica evitar las bebidas gaseosas, que contienen fósforo en forma de ácido fosfórico, y limitar el consumo de carnes, quesos duros y cereales integrales.

Infusión intravenosa

Si necesitas un alivio inmediato de los síntomas, el médico podría recomendarte que te hospitalices para que puedas recibir calcio por infusión intravenosa (i.v.), así como también tabletas de calcio por vía oral. Después del alta hospitalaria, seguirás tomando calcio y vitamina D por vía oral.

Supervisión

El médico analizará tu sangre con frecuencia para controlar los niveles de calcio y fósforo. Inicialmente, es probable que te realicen estos análisis de forma semanal o mensual. Con el tiempo, deberás realizártelos solo dos veces por año.

Dado que el hipoparatiroidismo suele ser un trastorno de larga duración (crónico), el tratamiento suele ser de por vida, al igual que los análisis de sangre regulares para determinar si el calcio en particular se encuentra dentro de los niveles normales. El médico ajustará la dosis de los suplementos de calcio si tus niveles de calcio suben o bajan.

Preparación antes de la cita

Es probable que primero consultes a tu profesional de atención médica primaria. Luego, es posible que te deriven a un médico que se especializa en el tratamiento de trastornos hormonales (endocrinólogo).

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

Cuando programes la consulta, pregunta si hay algo que debas hacer con anticipación, por ejemplo, estar en ayunas para un examen específico. Prepara una lista que comprenda lo siguiente:

  • Tus síntomas, incluso aquellos que parezcan no estar relacionados con el motivo por el que programaste la consulta, así como el momento en que comenzaron a manifestarse
  • La información personal más importante, como los factores de estrés principales o los cambios recientes en tu vida, y tu historia clínica y la de tu familia
  • Todos los medicamentos, vitaminas y otros suplementos que tomes, incluidas las dosis
  • Preguntas para hacerle al médico

Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe, para que te ayude a recordar la información que recibas.

Para el hipoparatiroidismo, algunas preguntas que puedes hacerle a tu médico son:

  • ¿Qué puede estar causando los síntomas?
  • ¿Cuáles son otras causas posibles?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Esta enfermedad suele ser temporal o crónica?
  • ¿Qué tratamientos hay disponibles y cuál me recomiendas?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque principal que sugieres?
  • ¿Cuál es la mejor manera de controlar esta enfermedad con mis otras afecciones?
  • ¿Debo cambiar mi dieta?
  • ¿Hay folletos u otros materiales impresos que pueda llevarme? ¿Qué sitios web recomiendas?

No dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga preguntas, entre ellas:

  • ¿Te sometiste recientemente a una cirugía que haya comprometido el cuello?
  • ¿Recibiste radioterapia en la cabeza o el cuello, o para el tratamiento de problemas de tiroides?
  • ¿Algún miembro de tu familia ha tenido síntomas similares?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, mejore los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, esté empeorando los síntomas?

Last Updated Aug 23, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use