Monitores de glucosa en sangre: ¿qué factores afectan su precisión?

Cuando se usan correctamente, estos medidores, que son pequeños dispositivos que miden y muestran el nivel de glucosa en la sangre, suelen ser precisos. Sin embargo, en ocasiones pueden ser incorrectos.

Considera estos factores que afectan a la exactitud del medidor y los pasos para resolver o prevenir el problema:

Factores que afectan a la precisión Soluciones
Problemas con las tiras reactivas Desecha las tiras reactivas dañadas o vencidas. Guarda las tiras en su recipiente sellado; procura que estén alejadas de la humedad. Asegúrate de que las tiras sean las adecuadas para tu medidor de glucosa específico.
Temperaturas extremas Mantén el medidor de glucosa y las tiras reactivas a temperatura ambiente.
El alcohol, la suciedad u otras sustancias en la piel Antes de realizar la medición, lávate con agua y jabón y sécate bien las manos y la zona de la prueba. No uses desinfectante de manos antes de la prueba. Si usas toallitas alcoholadas, espera a que la zona se seque completamente antes del pinchazo.
Problemas del medidor Inserta completamente la tira reactiva en el dispositivo. Cambia las baterías del dispositivo según sea necesario. Cambia el medidor cada 4 o 5 años.
Sangre insuficiente en la tira reactiva Coloca una gota abundante de sangre en la tira reactiva. No añadas más sangre en la tira reactiva después de la primera gota.
Ubicación de la zona de la prueba Si utilizas una zona que no es la yema del dedo y crees que la lectura es incorrecta, vuelve a realizar la prueba con sangre de la yema del dedo. Las muestras de sangre de zonas alternativas no son tan precisas como las muestras de la punta de los dedos cuando el nivel de glucosa en la sangre sube o baja rápidamente.
La cantidad de glóbulos rojos en la sangre Si estás deshidratado o tu recuento de glóbulos rojos es bajo (anemia), es posible que los resultados de la prueba sean menos precisos.

Pruebas de control de calidad del medidor de glucosa en la sangre

Las siguientes pruebas de control de calidad pueden asegurarte de que tu medidor funciona correctamente:

  • Haz la prueba con una solución de control. Sigue tu procedimiento habitual de análisis de sangre, pero usa una solución de control líquida en lugar de sangre. Estas soluciones suelen venir con el medidor y están disponibles en la mayoría de las farmacias. Sigue las instrucciones del paquete.

    Usa soluciones de control líquidas cada vez que abras un nuevo envase de tiras reactivas, y luego de forma ocasional a medida que uses las tiras. Por lo general, también debes utilizar soluciones de control líquidas si se te cae el medidor de glucosa en la sangre o siempre que obtengas resultados inusuales.

  • Compara tu lectura con los resultados de laboratorio. Lleva el medidor cuando visites al proveedor de atención médica o tengas una cita médica para hacerte análisis de laboratorio. Comprueba tu nivel de glucosa en la sangre con el medidor al mismo tiempo que te saquen sangre para los análisis de laboratorio, y asegúrate de utilizar una muestra del dedo, no la sangre de la extracción. Luego, compara la lectura de tu medidor con los resultados de laboratorio. Los resultados que estén dentro del 15 % de la lectura del laboratorio se consideran precisos.

Si tu medidor no funciona correctamente, comunícate con su fabricante y con el de las tiras reactivas.

Last Updated May 18, 2022


© 2022 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use