Cirugía de reducción del volumen pulmonar

Perspectiva general

La cirugía de reducción del volumen pulmonar se usa para mejorar la respiración en algunas personas con enfisema pulmonar grave, un tipo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Durante la cirugía, se extirpan pequeñas porciones del tejido pulmonar dañado para permitir que el tejido que queda funcione mejor. Después de la cirugía, los pacientes a menudo notan menos dificultad para respirar, tienen una mejor calidad de vida y están en mejores condiciones para hacer ejercicio.

Por qué se debe hacer

Durante la cirugía de reducción del volumen pulmonar, el cirujano de tórax (torácico) extrae pequeñas porciones del tejido pulmonar dañado, entre un 20 a 30 por ciento de cada pulmón, para permitir que el tejido que queda funcione mejor. Como resultado, el diafragma se contrae y se relaja de forma más efectiva y eficiente, para que puedas respirar con mayor facilidad.

Para determinar si te podrías beneficiar de la cirugía de reducción del volumen pulmonar, el médico te puede recomendar lo siguiente:

  • Una evaluación fisiológica y por imágenes exhaustiva, que comprende pruebas de la función cardíaca y pulmonar, pruebas de esfuerzo y una exploración por tomografía computarizada de los pulmones para evaluar la gravedad y la ubicación del enfisema
  • Rehabilitación pulmonar, un programa que capacita a las personas para que se cuiden ellas mismas al aumentar el conocimiento de su función física y sus emociones

Cómo prepararte

Antes de una cirugía de reducción del volumen pulmonar, es posible que te realicen pruebas para comprobar qué tan bien funcionan tu corazón y tus pulmones. También te pueden realizar pruebas de ejercicio y una prueba de diagnóstico por imágenes de los pulmones. Puedes sumarte a la rehabilitación pulmonar, un programa que ayuda a las personas a mejorar sus funciones físicas y emocionales.

Resultados

Estudios han demostrado que la cirugía de reducción del volumen pulmonar mejora la capacidad para hacer ejercicio, la función pulmonar y la calidad de vida de ciertos candidatos cuando se los compara con personas que no fueron tratadas quirúrgicamente.

Es probable que las personas que nacen con una forma de enfisema heredada, llamada «enfisema relacionado con la deficiencia de alfa-1 antitripsina», no se beneficien con una cirugía de reducción del volumen pulmonar. Un trasplante de pulmón puede ser una mejor opción de tratamiento que la cirugía de reducción del volumen pulmonar para estos individuos.

Last Updated Nov 16, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use