Marcapasos

Perspectiva general

Un marcapasos es un pequeño dispositivo que se coloca debajo de la piel del pecho para ayudar a controlar los latidos del corazón. Se utiliza para hacer que tu corazón lata de manera más regular si tienes un latido irregular (arritmia), particularmente uno lento. La implantación de un marcapasos en el pecho requiere un procedimiento quirúrgico.

Por qué se debe hacer

Los marcapasos se implantan para ayudar a controlar los latidos del corazón. Pueden implantarse temporalmente para tratar los latidos del corazón lentos después de un ataque cardíaco, una cirugía o una sobredosis de medicamentos. O se pueden implantar de forma permanente para corregir los latidos del corazón lentos o irregulares; en algunos casos, se pueden implantar para ayudar a tratar la insuficiencia cardíaca.

Cómo late el corazón

El corazón es una bomba muscular del tamaño de un puño con cuatro cámaras, dos a la izquierda y dos a la derecha. Las cámaras superiores (aurículas derecha e izquierda) y las cámaras inferiores (ventrículos derecho e izquierdo) trabajan con el sistema eléctrico del corazón para mantenerlo latiendo a un ritmo adecuado, generalmente de 60 a 100 latidos por minuto para los adultos en reposo.

El sistema eléctrico del corazón controla los latidos del corazón, comenzando por un grupo de células en la parte superior del corazón (nódulo sinusal) y extendiéndose hasta la parte inferior de modo tal que se contraiga y bombee sangre. El envejecimiento, el daño al músculo cardíaco por un ataque cardíaco, algunos medicamentos y ciertos defectos genéticos pueden causar un ritmo cardíaco anormal.

Qué hace un marcapasos

Un marcapasos electrónico implantado imita la acción de tu sistema eléctrico natural. Un marcapasos consta de dos partes:

  • Generador de pulso. Este pequeño recipiente metálico alberga una batería y el circuito eléctrico que regula la frecuencia de impulsos eléctricos enviados al corazón.
  • Electrodos. De uno a tres cables aislados flexibles se colocan en una cámara o cámaras del corazón y envían los impulsos eléctricos que se ajustan a la frecuencia cardíaca.

Los marcapasos funcionan solo cuando es necesario. Si los latidos de tu corazón son demasiado lentos (bradicardia), el marcapasos envía señales eléctricas al corazón para corregir los latidos.

Además, los marcapasos más nuevos tienen sensores que detectan el movimiento del cuerpo o la frecuencia respiratoria, lo que les indica a los marcapasos que aumenten la frecuencia cardíaca durante el ejercicio, según sea necesario.

Se ha aprobado en Estados Unidos el uso de dos marcapasos más pequeños, sin cables, que se pueden implantar directamente en el corazón. Debido a que no se requieren cables, este dispositivo puede minimizar ciertos riesgos y acelerar la recuperación. Aunque este tipo de marcapasos parece funcionar bien y con seguridad, se necesitan estudios a un plazo más prolongado.

Cámaras y válvulas del corazón

Un corazón normal tiene dos cavidades superiores y dos cavidades inferiores. Las cavidades superiores, las aurículas derecha e izquierda, reciben la sangre. Las cavidades inferiores, los ventrículos derecho e izquierdo más musculares, bombean la sangre del corazón. Las válvulas cardíacas, que mantienen el flujo sanguíneo en la dirección adecuada, son puertas en las aperturas de las cavidades.

El sistema de conducción del corazón

El marcapasos natural del corazón, el nódulo sinusal, produce impulsos eléctricos que estimular el latido del corazón.

Marcapasos

El marcapasos natural de tu corazón, el nódulo sinusal, produce impulsos eléctricos para estimular el latido del corazón. Si estos impulsos se interrumpen, es posible que necesites un marcapasos artificial. Según tu trastorno, es posible que tengas un marcapasos con uno a tres cables flexibles aislados (derivaciones) ubicados en una cámara, o cámaras, del corazón. Estos cables emiten pulsos eléctricos para ajustar tu frecuencia cardíaca.

Riesgos

Las complicaciones de una cirugía para implantar el marcapasos son poco frecuentes, pero podrían incluir lo siguiente:

  • Infección donde se implantó el marcapasos
  • Reacción alérgica al tinte o a la anestesia que se usa durante el procedimiento
  • Hinchazón, hematoma o sangrado en el lugar del generador, especialmente si tomas anticoagulantes
  • Daño en los vasos sanguíneos o nervios cerca del marcapasos
  • Colapso pulmonar

Cómo prepararte

Antes de que tu médico decida si necesitas un marcapasos, te harán varias pruebas para encontrar la causa de tu ritmo cardíaco irregular. Estos pueden comprender los siguientes:

  • Electrocardiograma. En esta prueba no invasiva, se colocan parches sensores con cables, llamados "electrodos", en el pecho y, a veces, en las extremidades para medir los impulsos eléctricos del corazón.
  • Monitoreo Holter. Esta es una versión portátil de un ECG. Es especialmente útil para diagnosticar alteraciones del ritmo que ocurren en momentos impredecibles. Llevas puesto el monitor y este registra información acerca de la actividad eléctrica de tu corazón mientras realizas tus actividades normales durante uno o dos días.

    Algunos dispositivos personales, como los relojes inteligentes, ofrecen monitorización de electrocardiograma. Pregúntale a tu médico si esta es una opción para ti.

  • Ecocardiograma. Esta prueba no invasiva utiliza ondas sonoras inofensivas mediante las cuales tu médico ve la acción de tu corazón. Se te coloca en el pecho un pequeño instrumento llamado transductor. Transmite las ondas sonoras recogidas (ecos) del corazón a una máquina que utiliza los patrones de ondas sonoras para componer imágenes de los latidos del corazón en un monitor.
  • Prueba de esfuerzo. Algunos problemas cardíacos aparecen solo durante el ejercicio. Para una prueba de esfuerzo, se realiza un electrocardiograma antes e inmediatamente después de haber caminado en la cinta o haber montado una bicicleta fija. En algunos casos, se puede realizar un ecocardiograma o un diagnóstico por imágenes de medicina nuclear.

Lo que puedes esperar

Antes del procedimiento

Probablemente estarás despierto durante la cirugía para implantar el marcapasos, la cual suele llevar algunas horas. Se te colocará una vía intravenosa a través de la cual se te podrían administrar medicamentos para ayudarte a relajarte.

La mayoría de los implantes de marcapasos se realizan con anestesia local para adormecer el área de las incisiones. Se limpia el pecho con un jabón especial.

Durante el procedimiento

Se insertan uno o más alambres flexibles y aislados en una vena principal debajo o cerca de la clavícula y se guían hasta el corazón usando imágenes de rayos X. Un extremo de cada alambre se asegura a la posición correcta en el corazón, mientras que el otro extremo se conecta al generador de pulso, que suele implantarse debajo de la piel cerca de la clavícula.

Después del procedimiento

Probablemente permanezcas en el hospital durante un día después de que te hayan implantado un marcapasos. El marcapasos se programará para que se adapte a tus necesidades de electroestimulación. Coordina con alguien para que te lleve a tu casa cuando recibas el alta.

La mayoría de los marcapasos se pueden controlar de manera remota. Tu marcapasos transmite y recibe información entre tu cuerpo y el consultorio del médico, como la frecuencia y el ritmo cardíaco, el funcionamiento del marcapasos y la duración de la batería.

El médico puede recomendarte que evites el ejercicio vigoroso o el levantamiento de objetos pesados durante aproximadamente un mes. Evita ejercer presión sobre el área donde se implantó el marcapasos. Si sientes dolor en esa área, pregúntale al médico si puedes tomar medicamentos de venta libre, como paracetamol (Tylenol u otros) o ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros).

Precauciones especiales

Es poco probable que tu marcapasos deje de funcionar adecuadamente debido a una interferencia eléctrica. A pesar de eso, deberás tomar algunas precauciones:

  • Celulares. Es seguro hablar por teléfono celular, pero debes mantenerlo a una distancia mínima de 6 pulgadas (15 centímetros) del marcapasos. No guardes el teléfono en el bolsillo de la camisa. Cuando hables por teléfono, sostenlo en la oreja opuesta al lado donde se te implantó el marcapasos.
  • Sistemas de seguridad. Pasar por un detector de metales en el aeropuerto no interferirá en tu marcapasos, aunque el metal interior podría activar la alarma. Sin embargo, evita permanecer cerca o apoyarte contra un sistema de detección de metales.

    Para evitar posibles problemas, lleva una tarjeta de identificación donde diga que tienes un marcapasos.

  • Equipos médicos. Asegúrate de que todos tus médicos y dentistas sepan que tienes un marcapasos. Ciertos procedimientos médicos, como la resonancia magnética, las tomografías computarizadas, la radioterapia para el cáncer, la electrocauterización para controlar el sangrado durante una cirugía y la litotricia por ondas de choque para romper cálculos renales grandes o cálculos biliares podrían interferir en el marcapasos.
  • Equipo generador de energía. Mantente por lo menos a 2 pies (61 cm) de equipos de soldar, transformadores de alto voltaje o sistemas con generador de motor. Si trabajas alrededor de dicho equipo, pídele al médico que coordine una prueba en tu lugar de trabajo para determinar si el equipo afecta tu marcapasos.

Entre los dispositivos que son poco probables de interferir en tu marcapasos, se incluyen los hornos de microondas, los televisores y controles remotos, las radios, las tostadoras, las mantas eléctricas, las afeitadoras eléctricas y los taladros eléctricos.

Resultados

Un marcapasos debería mejorar los síntomas causados por los latidos cardíacos lentos, como la fatiga, el mareo y los desmayos.

Tu médico debe revisar tu marcapasos cada tres a seis meses. Dile a tu médico si aumentas de peso, si las piernas o los tobillos se te hinchan, o si te desmayas o te mareas.

La batería de tu marcapasos debería durar entre cinco y 15 años. Cuando la batería se agote, te deberán hacer una cirugía para reemplazarla. El procedimiento para cambiar la batería del marcapasos suele ser más rápido y requiere menos tiempo de recuperación que el procedimiento para implantar el marcapasos.

Debido a que la mayoría de los marcapasos actuales se ajustan automáticamente a la frecuencia cardíaca de acuerdo con el nivel de actividad física, te pueden permitir retomar un estilo de vida más activo.

Marcapasos y asuntos relacionados con el final de la vida

Si tienes un marcapasos y contraes una enfermedad terminal no relacionada con el corazón, como el cáncer, es posible que el marcapasos pueda prolongarte la vida. Los médicos y los investigadores tienen opiniones diferentes sobre desactivar un marcapasos en situaciones terminales.

Habla con el médico si tienes un marcapasos y te preocupa que lo desactiven. Es posible que también desees hablar con tus familiares u otra persona designada para tomar decisiones médicas por ti sobre qué desearías hacer en situaciones de atención de enfermos terminales.

Last Updated Sep 14, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use