Cirugía mínimamente invasiva

Perspectiva general

En una cirugía mínimamente invasiva, los médicos aplican una gran variedad de técnicas para realizar operaciones que produzcan menos daños en el cuerpo que una cirugía abierta. En general, la cirugía mínimamente invasiva está relacionada con menos dolor, una estadía más corta en el hospital y menos complicaciones.

La laparoscopía (una cirugía que se realiza a través de una o más incisiones pequeñas con tubos pequeños, y cámaras e instrumentos quirúrgicos diminutos) fue uno de los primeros tipos de cirugía mínimamente invasiva. Otro tipo de cirugía mínimamente invasiva es la cirugía robótica. Proporciona una visión 3D amplificada del área de la cirugía y ayuda al cirujano a operar con precisión, flexibilidad y control.

Las innovaciones continuas en la cirugía mínimamente invasiva proporcionan beneficios para los pacientes que sufren una gran variedad de enfermedades. Si necesitas cirugía y piensas que puedes ser un candidato para este enfoque, consulta con tu médico.

Tipos de cirugía mínimamente invasiva

Los cirujanos realizan muchas cirugías mínimamente invasivas, incluidas las siguientes:

  • Adrenalectomía, para eliminar una o ambas glándulas suprarrenales
  • Cirugía antirreflujo, a veces llamada "reparación de una hernia de hiato", para aliviar la enfermedad por reflujo gastroesofágico
  • Cirugía del cáncer, por ejemplo, para destruir un tumor
  • Colectomía para extirpar partes de un colon enfermo
  • Cirugía de colon y recto
  • Cirugía de oído, nariz y garganta
  • Cirugía endovascular, para tratar o reparar un aneurisma
  • Cirugía de vesícula (colecistectomía), para eliminar los cálculos biliares que provocan dolor
  • Cirugía gastroenterológica, incluido el bypass gástrico
  • Cirugía ginecológica
  • Cirugía cardíaca
  • Trasplante de riñón
  • Nefrectomía (extracción de riñón)
  • Neurocirugía
  • Cirugía ortopédica
  • Esplenectomía, para extraer el bazo
  • Cirugía torácica, como una cirugía toracoscópica asistida por video
  • Cirugía urológica

Por qué se debe hacer

La cirugía mínimamente invasiva surgió en la década de los ochenta como una técnica segura y efectiva para satisfacer las necesidades quirúrgicas de muchos pacientes. En los últimos 20 años, muchos cirujanos comenzaron a preferir este tipo de cirugía a la cirugía tradicional (abierta), que requiere incisiones más grandes y, generalmente, una estadía más prolongada en el hospital.

Desde entonces, el uso de la cirugía mínimamente invasiva se expandió en gran medida en muchas especialidades quirúrgicas, incluso en la cirugía de colon y de pulmón. Consulta con tu médico si serías un buen candidato para este enfoque quirúrgico.

Riesgos

En la cirugía mínimamente invasiva se realizan incisiones quirúrgicas pequeñas y, generalmente, son menos riesgosas que una cirugía tradicional. Sin embargo, incluso en una cirugía mínimamente invasiva, existen riesgos de complicaciones con la anestesia, sangrado e infección.

Last Updated Dec 14, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use