¿Te preocupa el colesterol? Ponte en movimiento

Ya sea que tengas obesidad o no, hacer ejercicio puede reducir el colesterol malo y aumentar el colesterol bueno. Si tu médico lo aprueba, ejercítate, al menos, 30 minutos por día. Haz una caminata a paso ligero durante la hora de almuerzo. Ve a trabajar en bicicleta. Nada algunos largos en la piscina. Practica tu deporte favorito. Busca un compañero de ejercicios o únete a un grupo para hacer ejercicio a fin de mantenerte motivado. Además, recuerda que cualquier actividad física es buena. Incluso usar las escaleras y no el ascensor puede marcar la diferencia.

Last Updated Jan 24, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use