Cómo avanzar hacia tus objetivos

No avanzar hacia un objetivo de aprendizaje de una nueva habilidad puede ser frustrante. Le puede suceder a todas las personas. Puedes tener la mejor de las intenciones y estar motivado en un principio. Sin embargo, la vida puede interponerse. Pueden pasar uno o dos años, y es posible que no hayas avanzado mucho. Entonces, ¿qué puedes hacer?

Aquí te brindamos algunas sugerencias para que avances hacia tus objetivos; se pueden aplicar en objetivos de aprendizaje de diversas habilidades.

  1. Comprométete de verdad a mejorar tu habilidad. Es posible que debas tomar una decisión consciente para dedicarle una cierta cantidad de tiempo a la materia (por ejemplo, un año) antes de comprometerte a largo plazo. Por lo general, no existen atajos ni soluciones mágicas.
  2. Cuando se aprende una habilidad nueva —por ejemplo, un idioma, un instrumento musical, un deporte (como golf o tenis) o una habilidad culinaria (como cocinar)— puede ser difícil aprenderla solo. Un entrenador, un mentor o un consejero puede ser fundamental para maximizar tu talento.
  3. El Dr. K. Anders Ericsson, un psicólogo de la Florida State University (Universidad Estatal de Florida), popularizó el concepto de práctica deliberada. La práctica deliberada implica salir de la zona de confort y trabajar con un entrenador o mentor que pueda darte retroalimentación en tiempo real.
  4. Ten presente la regla de las 10.000 horas. Esta regla, tal como la describe Malcolm Gladwell en el libro titulado Fuera de serie. Por qué unas personas tienen éxito y otras no (Outliers: The Story of Success) establece que si puedes comprometerte a practicar a conciencia durante 10.000 horas, ganarás pericia en esa habilidad. No te convertirás en un experto, pero es probable que mejores. Sin embargo, practicar esta cantidad de horas puede requerir un compromiso de varios años que muchas personas no están dispuestas a hacer.
  5. Es posible que necesites tener patrones de práctica consistentes que puedas seguir sin importar los desafíos y los problemas a los que la vida te enfrente. Un ejemplo es la regla de las cinco horas, que implica comprometerse con una actividad específica durante cinco horas a la semana y tener metas claras para progresar. Comprometerte a dedicarle una hora por día a la habilidad puede ser una buena pauta general.
  6. También es importante identificar un objetivo específico. Un recital de piano próximo, un espectáculo de danza o un concurso de cocina pueden ser ocasiones que te motiven para mejorar.

Por lo tanto, necesitarás comprometerte, practicar, tener un entrenador o mentor, y tener objetivos específicos para aprender habilidades y avanzar hacia tus objetivos.

Last Updated Jun 13, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use